Los códigos, un lastre para la usabilidad de las aplicaciones

Cuando nos referimos a los códigos dentro de las aplicaciones empresariales, hablamos de las cadenas de caracteres alfanuméricos que tienen como objetivo servir de índice para los distintos registros del sistema. En general estos códigos aportan poca o ninguna información al usuario, son de escasa legibilidad y tienden a aumentar el ruido en las interfaces gráficas ya de por si saturadas.

Durante muchos se han usado como forma rápida de acceder a un determinado registro o de rellenar un formulario. Con las nuevas mejoras de usabilidad en las aplicaciones todo este tipo de códigos e índices que no aportan valor al usuario debería ocultarse  en la interfaz de usuario. El problema es que existe una inercia tanto de los fabricantes, poco dispuestos a repensar su producto, como de los usuarios, acostumbrados a utilizar este tipo atajos, que dificultan la evolución del software.

Los cuadros de busca rápida, por ejemplo, son elementos que facilitan enormemente la búsqueda de registros o el completar formularios. En la medida en que este tipo de elementos sean utilizados de forma preferente por los desarrolladorse , estaremos haciendo las aplicaciones mucho más manejables y facilitaremos la vida a los usuarios.

Hay una cosa que esta clara, la principal mejora de las aplicaciones de software en los ultimos años ha sido más debida a la optimización de las interfaces de usuarios y el diseño gráfico que a la lógica subyacente. En este campo las aplicaciones empresariales han ido a la zaga y es de esperar que los fabricantes que mejor sepan captar y defender esta tendencia sean los que acaben dominando el mercado en un futuro no muy lejano.

avatar

Golive

Un profesional de marketing y las nuevas tecnologías, tratando de sobrevivir en un mercado siempre cambiante. Apasionado del software y de la tecnología y aficiionado al arte digital. Estoy convencido de que hay mucho margen de mejora para lograr aplicaciones más amigables para la empresa. Jorge Losilla