Realidad virtual en la empresa III: Realidad virtual no inmersiva

rv3_cabecera

 

En este último artículo de trilogía, nos centraremos en el último tipo de realidad virtual de los mencionados, la realidad virtual no inmersiva. Este tipo de realidad virtual, al contrario que la inmersiva, no introduce al usuario integralmente en esta realidad paralela, si no que hace que el monitor de su ordenador sea la ventana hacia ella. No obstante, el usuario puede interactuar con ella y modificarla a voluntad. Un ejemplo claro se encuentra en el mundo de los videojuegos, donde el usuario interactúa con una realidad paralela mediante su ordenador o videoconsola.

Los dispositivos empleados para este tipo de realidad virtual son, por lo general, ordenadores de cierta potencia que permiten crear estas realidades y hacer que el usuario pueda modificarlas a su antojo mediante los periféricos comunes (teclado, ratón, etc.)

Asimismo, existen otro tipo de dispositivos que también crean y manipulan esta realidad virtual. Entre ellos se encuentran los escáneres en 3D, que permiten escanear figuras tridimensionales y llevarlas digitalmente a un universo tanto tridimensional como bidimensional, permitiendo al usuario interactuar con ellas a su voluntad.

Estos dispositivos son interesantes a la hora de tareas de diseño ya que aumenta el potencial existente del diseño digital junto con las tabletas gráficas y las pantallas táctiles yendo un paso más allá, pudiendo trabajar encima de objetos reales digitalizados.

Campos como la medicina también se ven beneficiados, dado que los profesionales pueden visualizar el problema y solucionarlo de una manera más rápida y minimizar errores o complicaciones al paciente.

Otro dispositivo interesante son las impresoras 3D, que realizan la función inversa que los anteriores, generando objetos tridimensionales a partir de planos bidimensionales o figuras tridimensionales creadas digitalmente. Es fácil encontrar ejemplos prácticos dentro de los departamentos de I+D de las empresas automovilísticas, que usando esta tecnología ahorran una gran cantidad de tiempo y dinero en la creación de prototipos.

A fin de cuentas, este tipo de realidad virtual se lleva usando en las empresas desde hace bastante tiempo, siendo utilizada sobre todo por diseñadores y mediante el análisis por imagen (p.ej. TAC). Podríamos decir que es un viejo conocido, aunque a día de hoy, mucho más potente y accesible.

avatar

Golive

Un profesional de marketing y las nuevas tecnologías, tratando de sobrevivir en un mercado siempre cambiante. Apasionado del software y de la tecnología y aficiionado al arte digital. Estoy convencido de que hay mucho margen de mejora para lograr aplicaciones más amigables para la empresa. Jorge Losilla