Pequeños actos que hacen más productivo tu día

Existen pequeños actos que pueden hacer más efectiva nuestra jornada laboral, son acciones que parecen evidentes, pero ignoramos en muchas ocasiones.

Gestionar bien el tiempo es una tarea difícil que puede generar estrés, por lo que hay que comenzar poco a poco.

En ocasiones es normal verse abrumado por el volumen de trabajo, encontrarse algo perdido y no saber por donde comenzar para poder sacar adelante las tareas que tenemos pendientes.

Una buena gestión del tiempo es principal para conseguir ser más productivo, pero hay otros aspectos que te harán llegar con éxito a tus metas. Te proponemos algunas ideas que puedes llevar a cabo fácilmente y así mejorar tu rendimiento.

Para comenzar bien tu jornada es importante desayunar siempre, ya que es la comida de la que obtendremos toda la energía que empleamos a lo largo de la mañana, pero que no nos robe demasiado tiempo, ya que la puntualidad es otro aspecto a tener en cuenta. Llegar con prisas a nuestro puesto supone comenzar el día en un estado de estrés que afecta al desempeño durante la jornada.

Una vez has llegado a tu puesto de trabajo deberías tomarte unos minutos para reflexionar y enfocar los objetivos del día, tomar conciencia de las responsabilidades y ponerte cómodo para afrontarlos.

El lugar donde trabajas debería estar ordenado y organizado, tómate un momento para ponerlo todo de manera que puedas controlarlo mejor, así te será más fácil centrarte y priorizar temas que tengan más urgencia.

Comprobar tu agenda o calendario de planificación debería ser lo prioritario, para observar y ponerte en situación de cómo están tus objetivos y tareas, así evitarás olvidos, retrasos y problemas organizativos.

Ser multitarea es un aspecto destacable y en ocasiones muy útil, pero cuando tienes grandes volúmenes de trabajo o una larga lista de tareas a realizar es mejor hacer sólo una a la vez, centrando así toda la atención y dedicación en un objetivo, lo que te evitará posibles despistes.

Si es posible, muévete de tu sitio de trabajo de vez en cuando, por ejemplo, cada dos horas ve a tomar un poco de agua, es importante tomar un pequeño descanso, esto te mantendrá activo ya que aprovechas para desconectar la mente al mismo tiempo que mejoras tu circulación.

Existen multitud de acciones para tratar de ser más productivo, algunas más efectivas para unas personas que para otras, lo importante es tratar de seguir una dinámica a largo plazo y tratar de tener una rutina establecida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *