Los pilares de la transformación digital

pilares_de_la_transformacion_digital

En un artículo anterior profundizamos en el concepto de transformación digital. Una de las conclusiones más importantes era que ese fenómeno, más allá de suponer un sólo paradigma, es un paraguas bajo el que se agrupan un número variado de tecnologías que han alcanzado un profundo grado de madurez y que van a permitir a las empresas transformar de forma radical la forma en que se hacen los negocios, culminando así la revolución económica que lleva varias décadas en marcha y que supone la digitalización.

En este artículo por tanto vamos a delinear de forma un poco más detallada los pilares tecnológicos que sobre los que se asienta la transformación digital para comprender un poco mejor su alcance. Los pilares que exponemos a continuación no tienen el mismo impacto en todas las industrias y sectores de negocio, al tener cada una su propia naturaleza el grado de aplicación de cada una de estas tecnologías varía profundamente.

  • La universalización de los principios web: Este principio va mucho más allá de tener una página web con nuestra dirección de contacto y un pequeño catálogo de productos. Consiste más bien en la universalización y aplicación de los principios y protocolos en los que se asienta la www, tales como el http, servicios web, json,  para almacenar, acceder y compartir información, lo que hace a los sistemas mucho más permeables, accesibles y sobre todo más fácilmente integrables.

También incluye el uso de las aplicaciones web allá donde sea posible, corriendo sobre un navegador y basadas en un modelo cliente/servidor. Esto permite un acceso universal y masivo a las aplicaciones de negocio, sin importar el sistema operativo y sin necesidad de pre instalar nada. Sin duda, a nuestro juicio éste es el principio más importante sobre el que se asienta la transformación digital ya que es la argamasa que permite integrar el resto de tecnologías de una forma asequible y dinámica.

Todos hemos podido comprobar la transformación a nivel global que han supuesto los buscadores web, las páginas de videos tipo youtube, las redes sociales, google maps e incluso las páginas de citas tipo meetic.com. Ahora se trata de llevar esta transformación a cada empresa y negocio, con unos modelos de comunicación e intercambio de información mucho más abiertos.

  • Movilidad: Los dispositivos móviles han supuesto junto con la web la segunda gran revolución tecnológica en las dos últimas décadas. En principio este impacto ha sido mucho mayor en los mercados de consumo que en el de la empresa, pero lentamente estamos viendo cómo las soluciones de movilidad están comenzando a integrarse con las distintas aplicaciones de negocio de la empresa. A mediados de 2015 un estudio apuntaba que alrededor de un 20% de las empresas ya contaba con aplicaciones de negocio para dispositivos móviles.

Hasta ahora el acceso a las aplicaciones de negocios se hallaba siempre limitado a los terminales de escritorio en los que previamente estaban instalando los ERP, CRM y otras aplicaciones de negocio. Con la llegada de las aplicaciones web y los móviles con capacidades de navegación web, esto cambió en cierta manera, aunque dadas las características de los dispositivos, principalmente tamaño de pantalla y resolución, estas capacidades eran muy limitadas. No fue hasta la llegada de las apps y su adaptación a la empresa cuando los dispositivos móviles fueron una opción a tener en cuenta en los entornos de desarrollo empresarial.

No obstante tal vez  su principal potencial no es ser un punto de acceso más al sistema, sino su capacidad para alimentar de datos el sistema, ya no sólo a través de formularios, sino también con lecturas automáticas de geolocalización y demás. Lo cual entronca perfectamente con nuestro siguiente punto:

  • Redes M2M: La recogida de datos de máquinas para su integración en las aplicaciones de negocio viene realizándose desde hace décadas, el principal problema es que hasta hace poco dependía de costosas integraciones automáticas o de recogidas de datos manuales. Con la reducción de precios y el tamaño de los dispositivos, la universalización de las redes de comunicación y sobre todo la estandarización de los protocolos de comunicación y el know how surgido alrededor de todas estas tecnologías integradas ha permitido alcanzar un punto en el que vamos a asistir a una generalización de las redes M2M aplicadas en ámbitos en los que hasta ahora estaban totalmente vedadas.

 

  • Desarrollo del concepto colaborativo país: Durante los últimos años gracias en parte al surgimiento de las redes sociales, hemos descubierto una faceta del software con la que seguramente no contaba los pioneros en este campo, su capacidad para fomentar, facilitar y permitir la colaboración entre equipos de trabajo.

La mayoría de las aplicaciones empresariales multiusuario tienen muy poco desarrollada esta faceta, y las capacidades de colaboración e interacción entre usuarios son más bien limitadas. Incluso muchas veces en software como el de gestión de proyectos, cuya función es facilitar la coordinación y colaboración en torno a un proyecto, tienen unas capacidades pobres comparados con cualquier red social.

Pero el concepto de colaboración, va mucho más allá, está llamado a realizar una profunda transformación de la forma en la que todos trabajamos.

Estos cuatros puntos son sin duda los aspectos más destacables sobre los que se asentará la transformación digital para la mayoría de empresas de nuestro país, aunque dependiendo de la naturaleza de sus mercados y su modelo de negocio puede haber otros muchos.

avatar

Golive

Un profesional de marketing y las nuevas tecnologías, tratando de sobrevivir en un mercado siempre cambiante. Apasionado del software y de la tecnología y aficiionado al arte digital. Estoy convencido de que hay mucho margen de mejora para lograr aplicaciones más amigables para la empresa. Jorge Losilla