Los caminos de la innovación(X): las dos caras de la innovación

Si algo hemos aprendido de esta crisis, es que la economía española necesita ser más competitiva y para lograrlo es necesario  innovar más.  Este es el nuevo credo, un mantra repetido día a día, desde la mañana hasta la noche, en diarios digitales, medios especializados, especialista mediáticos e incluso espectadores extranjeros.  Si se innovará una decima parte de lo que escribe sobre innovación (yo incluido), España sería un país puntero. Una comparación que me gustar hacer es la de España con Corea del Sur, hace 40 años, España era un país más avanzado que Corea.  A día de hoy los coreanos nos han adelantado en casi todo salvo en kilometros de AVE, coches oficiales y eventos turísticos de interés general. ¿Cómo ha sido posible? Con sacrificio, esfuerzos e innovación.

Esta claro cual es el destino al que tenemos que llegar, la cuestión es como podemos innovar. Con la innovación pasa como con la geolocalización, para poder llegar a un punto destino no nos vale seguir siempre los mismo pasos. Dependiendo de donde hayamos partido tendremos que optar por una ruta o por otra.

La innovación no es solamente tecnología puntera e investigación experimental

Los mayores frenos para la innovación están en nuestra propia mente. Casi siempre asociamos la innovación con la alta tecnología, los smartphones con reconcimiento facial, los coches que aparcan sólos, realmente la innovación con base tecnológica es sólo la punta del Iceberg. Algunas de las innovaciones más importantes como el dinero o la contabilidad, sobre las que se sustenta nuestro sistema económico se basan en conceptos sencillos que hacía mucho tiempo estaban disponibles. El sistema de contabilidad por partida doble, se desarrollo en el renacimiento en Europa, aunque en realidad no existe ninguna razón técnica (tal vez si conceptual) que hubiera impedido desarrollarlo a los sumerios en los albores de la civilización.

Por lo general las mejores aplicaciones de una tecnología, como puede ser internet, inventada por los militares norteamericanos en los años 60, han aparecido 40 años más tarde, cuando la tecnología al alcanzado un punto de madurez y resulta mucho más accesible a empresas o particulares que decidan explotarla. Facebook se monto en 4 semanas en la habitación de un colegio mayor, muchos proyectos de internet emprendidos por Google, Microsoft, Telefonica y un largo etc.. han costado millones y no han llegado a ningún lado.

Solo por citar el ejemplo de Google, en los ultimos meses han cerrado gran cantidad de servicios como Buzz o Google Wave, que comenzaron con un gran empuje y millones de euros de inversión y que finalmente no han acabado en ningún sitio, mientras otras iniciativas análogas como Twitter han cosechado un éxito tremendo.

Tened cuidado la innovación esta ahí fuera.

avatar

Jorge Losilla

Un profesional de marketing y las nuevas tecnologías, tratando de sobrevivir en un mercado siempre cambiante. Apasionado del software y de la tecnología y aficiionado al arte digital. Estoy convencido de que hay mucho margen de mejora para lograr aplicaciones más amigables para la empresa. Jorge Losilla