El ERP del futuro: Orientación a roles de usuario

¿Pueden evolucionar mucho más las soluciones ERP? Sin duda, pero a  nuestro juicio la evolución, no se dará tanto en el plano funcional y lógico, ya que la actividad de las empresas no ha sufrido grandes variaciones durante los ultimos 200 años. Las necesidades humanas se mantienen invariables y las empresas se dedican a atender este tipo de necesidades. Puede que sus procesos sean cada vez más complejos y refinados, pero en la medida en la que esta tendencia es más acentuada cobra más sentido el desarrollo de sistemas propios, ya que los ERP son soluciones estándar y su principal vitud es que nos evita tener que realizar desarrollos para problemas que ya han sido solucionados por otros.  En la medida en la que nuestro problema o procesos a soportar sean más «únicos» más difícil será  que nuestras necesidades puedan ser cubiertas por una solución estándar sin grandes níveles de desarrollos. Como dice el refrán, quien mucho abarca, poco aprieta.

Pero existe un terreno en el como hemos ido repitiendo en otros artículos, las soluciones ERP siguen en pañales en el campo de la usabilidad. Lo que en definitiva queremos decir es que sin realizar grandes cambios en la lógica de negocio de las aplicaciones, los usuarios podrían ser mucho más productivos con las mismas herramientas. Los avances en movilidad, dispositivos táctiles abren todo un mundo de posibilidades a la hora mejorar la interacción entre el software y las personas. Durante los años 80 y 90 las aplicaciones dependían única y exlcusivamente de la entrada de datos y comandos vía teclado, lo que limitaba enormente la capacidad de interacción. Las pantallas simplemente eran capaces de ofrecernos caracteres, sin imágenes, ni gráficos ni elementos visuales que permitieran interpretar la información ofrecida de una manera mucho más visual.

No estamos aprovechando totalmente la tecnología disponible

Los entornos gráficos que comenzaron a popularizarse con las primeras versiones de Windows nos descubrieron una informática mucho más fácil de manejar, pero para sacar el máximo partido esta tecnología hacía falta desarrollar una nueva rama del conocimiento  más relacionada con el diseño, el análisis de procesos y el arte que la programación y es el del diseño de las interfaces de usuario. Como bien nos ha demostrado el ejemplo de Apple, no solamente es importante las cosas que se pueden hacer con el software sino cuan facilmente pueden hacerse.

Este lleva aparejado el añadir nuevas fases al proceso de desarrollo de software que hacen más complejo el desarrollo de productos. Una vez que contamos con una solución capaz de dar respuesta funcional a las necesidades planteadas, es necesario pararse a pensar como será la interacción con esa aplicación. Para lograr la excelencia en este campo es necesario que el usuario tenga que hacer el mínimo esfuerzo para dar ordenes al software que el aprovechamiento de los resultados que ofrece le programa sea a su vez lo más sencillo posible. Necesitamos repensar totalmente la arquitectura del front-face, es decir todo lo que es visible al cliente.

El primer paso interfaces más creativas:

Un ERP al final, viene a ser un conjunto de decenas o cientos de programas agrupados en unidades funcionales a saber: Ventas, Transporte, Financiero y Fabricación. Casi todos esos programas comparten unas pocas interfaces o pantallas bastante parecidas orientadas a la consulta, modificación de datos y tratamientos de listados de datos. Esta nos es ni de lejos la solución más idónea y creemos que es la consecuencia de la comodidad de los propios fabricantes, que una vez ya establecidos en un mercado con grandes barreras de entrada. Personalmente he tenido la suerte de trabajar con muchos tipos de software: diseño gráfico, video, CRM, ERP, diseño 3D y un largo etc…, algunos de los programas los conozco bastante en profundidad. Lo suficiente para saber hasta que punto los fabricantes de soluciones ERP han sido tan poco imaginativos a la hora de ofrecer soluciones que mejoren la productividada de los usuarios.

Por sólo citar un ejemplo el software de Adobe de postproducción de video y creación de gráficos en movimiento: After Effects tiene alguna solución que vendría como anillo para muchas suites ERP. Cuando tenemos que seleccionar varios elementos de una lista , ¿quien no se cansa de hacer click en los checkbox? Pues bien, en la solución de Adobe, una vez que hacemos click en un checkbox podemos arrastarar a los siguientes sin soltar el ratón. Este es solo un ejemplo de las muchas opciones creativas que podemos encontrar para hacer la vida más fácil a los usurios.

Es común que en muchas suites sea muy dificil distinguir una pantalla de un módulo de finanzas de una del módulo de inventario, a  menos que nos pongamos a leer el encabezado. Esto no debería de ser así, un usuario medio tendría que ser capaz de saber de manera innmediata, que prorgrama esta abierto. Para mejorar este aspecto sería interesante que los desarrolladores desarrollaran más tipos de interfaces dependiendo de las tareas que se van a realizar, simplificando la interacción al máximo.

Un nuevo paradigma para las soluciones ERP: interfaces basadas en roles de usuario

La división de la funcionalidad de un ERP por módulos correspondientes con las principales funciones de la empresa es un comienzo muy bueno, pero se queda lejos de ser suficiente. El problema que encontramos en la mayoría de las empresas  es que muchas personas desempeñas roles horizontales, que les hacen interactuar con distintos módulos del ERP. Para respuesta a esta nueva problemática los fabricantes tendrían que ser capaces de ofrecer soluciones que permitieran una configuración basada en roles,  con interfaces adaptadas a este diseño, oculantado todas las opciones no relevantes para el usuario, tanto a nivel de iconos, como de pantallas, registros y programas. El objetivo es que el usuario pueda disponer de interfaces totalmente adaptadas a su responsabildad, con elementos interactivos optimizados para las tareas que realiza y totalmente abstraida de la arquitectura funcional del ERP basada en módulos, que para el usuario es en definitiva, totalmente irrelevante.

zp8497586rq
avatar

Golive

Un profesional de marketing y las nuevas tecnologías, tratando de sobrevivir en un mercado siempre cambiante. Apasionado del software y de la tecnología y aficiionado al arte digital. Estoy convencido de que hay mucho margen de mejora para lograr aplicaciones más amigables para la empresa. Jorge Losilla