Descubriendodo el valor de la información

el_valor_de_la_informacion

Cada día las empresas producen mayores volúmenes de datos, fruto de los procesos de digitalización de las últimas décadas. Por imperativo legal las empresas ya están obligadas a guardar grandes cantidades de información, como ventas, albaranes, facturas, recibos, etc. Pero este sólo es un porcentaje de toda la información que se almacena en una empresa, datos de clientes, cotizaciones, presupuestos, gastos de viajes, presupuestos, proyecciones, informes, etc.

En muchos casos esta información se halla integrada en los principales sistemas de gestión, en otras ocasiones se halla en sistemas que son usados de forma parcial por algunos departamentos de la empresa y en muchos casos en los ordenadores personales de cada uno de los empleados. Además de eso hoy en día existen innumerables repositorios tanto públicos y gratuitos como privados y de acceso bajo pago, que permiten complementar y combinar las fuentes de datos para así poder lograr una visión más clara de la realidad de nuestra empresa y nuestro entorno y cómo se produce la interacción entre ambos.

Siempre se ha dicho que la información es poder, pero para poder convertir en información la cantidad ingente de datos que disponemos en las empresas se necesitan nuevas tecnologías y metodologías que nos permitan separar el grano de la paja.

Los métodos de análisis convencionales simplemente nos sirven para comprobar hipótesis definidas a priori, a las que posteriormente aplicamos una comprobación para ver si son ciertas o inciertas. Pero cuando queremos navegar entre los datos para encontrar cosas que desconocemos como tendencias, correlaciones o fenómenos que ni tan siquiera concebimos.

Uno de los enfoques utilizados es el aportado por las soluciones de Big Data,  es la búsqueda sistemática de correlaciones sin intentar contrastar ninguna hipótesis a priori. Una vez encontradas las correlaciones, se pueden establecer las hipótesis para contrastar. Este es sin duda el mejor procedimiento conocido para tratar con volúmenes ingentes de datos, algo que está probablemente fuera del alcance de la mayoría de las empresas.

Los nuevos paquetes de visualización de datos, nos permiten enfoques a medio camino entre una y otra técnica. Mediante un procedimiento conocido como el “data discovery” o descubrimiento de la información de valor que se esconde detrás de los datos, podemos descubrir más fácilmente las tendencias, las interrelaciones para que luego podamos modelar nuestras hipótesis.

Esto se logra aprovechando la mejor capacidad de nuestra cognición para aprehender conceptos mediante la visualización de elementos gráficos frente a la lectura de números y textos. De hecho algunos estudios en el campo de la percepción indican que el cerebro procesa 3 veces más rápido las imágenes que la información escrita.

A mayor cantidad de datos, menor cantidad de información disponible, ya que nuestra atención es limitada y sólo puede enfocarse en unos pocos elementos, cuando nuestra mente se ve abrumada por grandes volúmenes de información nuestra atención tiende a dispersarse.

Las soluciones de Data Discovery  nos permiten navegar fácilmente por estructuras de datos representadas gráficamente  nos permiten hacernos un idea más clara de las relaciones que hay entre los distintos conceptos, a nivel de proporciones, importancia y evolución a lo largo del tiempo. Este tipo de sistemas nos permiten visualizar de manera más rápida la evolución de nuestra empresa en muchos aspectos.

En cierta manera la exploración de datos se parece mucho a exploración del terreno que realizaban los cazadores primitivos, uno tiene que guiarse por sus instintos e intuiciones y explorar más cuando veamos algo que nos llame nuestra atención. En un mundo en el que hemos automatizado y sometido a algoritmos toda actividad imaginable, tal vez el olfato y el instinto vuelvan a convertirse en decisivos.

avatar

Jorge Losilla

Un profesional de marketing y las nuevas tecnologías, tratando de sobrevivir en un mercado siempre cambiante. Apasionado del software y de la tecnología y aficiionado al arte digital. Estoy convencido de que hay mucho margen de mejora para lograr aplicaciones más amigables para la empresa. Jorge Losilla