¿Debo contratar una asesoría externa para comprar un ERP?

Asesoría externa en la compra de ERP

Elegir un ERP no es moco de pavo

El proceso de adquisición de un ERP es tan complejo que muchas veces las empresas contratan a profesionales o consultoras especializadas en asesorar y conducir este tipo de procesos. Además de la falta de experiencia en o de capacidad técnica para valorar en puridad los aspectos técnicos y funcionales de las distintas propuestas, la cantidad de horas que requiere por parte del equipo puede  suponer un importante aliciente a la hora contratar ayuda externa.

No olvidemos que los integrantes del equipo encargado de la selección, suelen desempeñar otro tipo de roles adicionales en la empresa en la que trabajan. Esto puede crear auténticos problemas dependiendo de la estructura de la empresa y el papel que desempeñen los distintos miembros del equipo en las distintas aéreas de la empresa.

Con todo, si decidimos optar por una consultora externa para comenzar un proceso de selección, lo más importante, aparte de la capacidad técnica y de gestión, es garantizarse contar una empresa totalmente neutral, tanto en el plano tecnológico, como en el económico y humano. En la práctica es muy difícil.

El mercado de implantadores de software para empresas no es tan grande, especialmente en un país como España y menos todavía para el mercado del ERP en concreto. En ciudades pequeñas y medias casi todo el mundo se conoce. Por eso, si tiene que buscar ayuda de un tercero, no es descabellado acudir a consultoras de otras ciudades ya que es mucho más difícil que tenga una opinión sesgada por cuestiones personales.

El sesgo de la experiencia previa

Aun cuando la empresa contratada sea totalmente honesta y no tenga ningún tipo de vinculación con las empresas que optan a participar en el proyecto, existen otro tipo de sesgos involuntarios que casi siempre nos pasan inadvertidos.

El más claro de todos es el de las experiencias previas. Es muy difícil, sino dificilísmo encontrar a una persona que conozca en profundidad dos soluciones ERP, ya no tres, ni cuatro ni cinco. Casi todo el mundo tiende a dar por buena o mala la solución que ha usado sin haber tenido la oportunidad de compararla en perspectiva con el resto de herramientas disponibles en el mercado. El haber utilizado una parte de las herramientas o haber trabajado con un alguna empresa introduce un sesgo positivo o negativo sobre el resto de herramientas o consultoras no evaluadas. Una experiencia personal puede ser muy valiosa como fuente de información. Pero no deja de ser una visión parcial de lo que es una solución o una empresa.

En resumen son dos los principales aspectos que debemos de tener en cuenta a la hora contratar ayudar externa para nuestro proceso: experiencia contrastada y neutralidad contrastable.

avatar

Golive

Un profesional de marketing y las nuevas tecnologías, tratando de sobrevivir en un mercado siempre cambiante. Apasionado del software y de la tecnología y aficiionado al arte digital. Estoy convencido de que hay mucho margen de mejora para lograr aplicaciones más amigables para la empresa. Jorge Losilla