¿Cuales son los beneficios de un proyecto TIC para la empresa? El ROI en proyectos TIC(I)

La dificultad de cuantificar el beneficio futuro

Si hay una gran incógnita en los proyectos IT, es la de su retorno de inversión. Al contrario que en una inversión a plazo fijo, en la que sabemos a ciencia cierta cuánto dinero ponemos y cuanto nos devolverán. En los proyectos tecnológicos no suele estar claro ni lo primero, ni mucho menos lo segundo. Existen una gran cantidad de potenciales beneficios asociados a una mejora en los sistemas de información en la empresa que son incuantificables, por otro lado en proyectos tan complejos es imposible preveerlo todo, continuamente están surgiendo nuevas necesidades y algunas de las iniciativas planificadas pueden llegar a ser descartadas.

Tal es la situación, que la mayoría de los proyectos empresariales en este ambito no cuentan con un estudio de estas características, sino  que simplemente surgen del convencimiento de que existe mucho margen para la mejora, aunque sea incuantificable, o la evidencia de que la situación es manifiestamente mejorable.  En cualquier caso siempre es interesante tener un esquema básico de los principales beneficios que podemos esperar de cada nuevo proyecto.

Los beneficios potenciales

Estos pueden ser definidos como la capacidad para hacer algo que antes no podíamos hacer. El sistema puede dotar a la empresa de ciertas capacidades pero ha de ser el equipo el que sepa hacer uso de ellas.

Con un CRM o un sistema de inteligencia de negocios podemos ser capaces de detectar patrones de consumo de nuestros clientes que nos permitan desarrollar nuevos productos  que mejoren la rentabilidad de nuestra empresa o asegurar su continuidad en el medio plazo. Pero ¿cómo podemos tener todo esto en cuenta  la hora de medir el potencial retorno de inversión de un nuevo proyecto TIC ? En realidad es imposible, si queremos presentar un  cálculo del retorno de inversión  o plan de amortización al uso, como el que sea hace cuando se adquieren otros bienes de equipo.

No olvidemos que aunque los números puedan parecer ser lo único que cuenta en el mundo de la empresa, con nuestro pensamiento sólo podemos captar una fracción de la realidad, de esa porción sólo una parte la podemos expresar mediante el lenguaje y de esa parte sólo una parte puede ser representada matemáticamente.

Los beneficios potenciales tienen una doble vertiente, por un lado podrían permitir a la empresa adquirir ventajas competitivas y por otro lado podrían convertirse en ventajas competitivas para nuestros competidores (valga la redundancia).

Por lo tanto cualquier estudio sobre el retorno de la inversión de un proyecto TIC (me atrevería a decir que de cualquier proyecto ) es necesario reflejar también los beneficios potenciales, de carácter cualitativo y no cuantificable pero que en muchos casos suelen ser cruciales.

Las mejoras explícitas

Son cambios en nuestra operativa actual que nos permitirían realizar de manera más eficiente o rápida, algunas de las operaciones que estamos realizando. Por ejemplo la incorporación de un sistema EDI, permite ahorrar una cantidad importante de trabajo administrativo a la hora de realizar movimientos con proveedores y clientes.  Por su naturaleza más tangible, las ganancias que pueden reportar este tipo de mejoras son mucho más fáciles de cuantificar aunque no siempre se haga.

Como curiosidad conozco el caso de alguna empresa con presencia en varias paises que tras realizar un estudio concienzudo de sus costes operativos decidió no mecanizar algunas operaciones en determinados paises ya que el bajo coste de la mano no justificaba el montante de la inversión. Invirtiendo algo de tiempo esta empresa no sólo ahorró una buena cantidad de dinero que pudo dedicar a inversiones más productivas, sino que además evitó que su propio equipo andara enfrascado en proyectos que robaran tiempo de otras actividades estratégicas.

avatar

Golive

Un profesional de marketing y las nuevas tecnologías, tratando de sobrevivir en un mercado siempre cambiante. Apasionado del software y de la tecnología y aficiionado al arte digital. Estoy convencido de que hay mucho margen de mejora para lograr aplicaciones más amigables para la empresa. Jorge Losilla