Archivo de la etiqueta: TIC en la empresa

Integración entre soluciones empresariales

La integración entre sistemas de software siempre ha sido un tema complejo. Hasta el punto que a veces es más difícil integrar dos aplicaciones que desarrollar una aplicación.  De hecho la principal idea que sustenta aplicaciones integradas de gestión o ERP, es la complejidad de integrar múltiples sistemas, frente a tener toda la funcionalidad integrada en un sólo paquete.

Las razones son varias, un mismo sistema generalmente tiene en la gran mayoría de los casos, unas necesidades de plataforma tecnológica y software de terceros mucho más sencillas y coherentes. Es por definición menos complejo de mantener, gestionar, aprender y evolucionar. Por eso durante los últimos 30 años, la industria del software corporativo ha tendido hacia suites ERP que intentaban cubrir al máximo número posible de necesidades de una empresa. Aunque como todo siempre ha habido excepciones.

Por un lado han proliferado las soluciones sectoriales que lejos de ser un ERP estándar, incorporaban en mayor o menor grado funcionalidad específica del sector al que se dirigían.  Durante muchos han tenido (y siguen teniendo) muy buena acogida, especialmente en sectores que se salen un poco del modelo de negocio más estándar de fabricación, distribución y venta de productos. En sectores como el transporte, la cría de animales, los seguros, la banca y un largo etc. Las soluciones estándar lo han tenido más difícil y gran parte de las empresas del sector cubren sus necesidades con soluciones verticales o desarrollos a medida.

La práctica siempre encuentra maneras de burlar a la teoría y hoy podemos encontrar empresas que trabajan con muchos sistemas integrados y son competitivas. ¿Cómo?  Porque son capaces de sacar el trabajo adelante e incluso de llegar más lejos de lo que sería capaz un sistema estándar. Esto es algo perfectamente lógico.

Las limitaciones de las soluciones ERP

Se pueden resumir en un breve y conciso refrán: “Quien mucho abarca, poco aprieta”. Cuando queremos meter tantas cosas en un mismo sistema perdemos foco y concreción. Por necesidades de cohesión y simplicidad muchas cosas tendrán que adaptarse para que la aplicación sea gobernable, tenga una interfaz de usuario uniforme y un modelo de datos y procesos unificado.

El diseñar, desarrollar y mantener aplicaciones tan complejas que abarcan una problemática tan variada es una tarea titánica. Esto aun a costa de hacer sacrificios en muchas aéreas en pos de la solución global.  Si no utilizamos elementos comunes de interfaz gráfica, encabezados, herramientas de consulta y manipulación de datos, acabaremos creando un leviatán que acabará por devorar al equipo de desarrolladores más expertos.

El tener un sistema único que integre todas necesidades de aplicaciones  de gestión tiene enormes ventajas.  Pero también tiene sus inconvenientes. Lo importante es que tanto si optamos por otra opción debemos de conocer las limitaciones de cada una y así podremos tomar medidas evitarlas o paliarlas.

 

Un modelo compartido de datos

Cuando hablamos de integrar aplicaciones necesitamos además un modelo de datos compartido. Este es un esquema básico de definición y establecimiento del origen de los datos utilizados entre aplicaciones. La información tiene un carácter simbólico y representativo, esto es especialmente aplicable  a la información contenida en los sistemas informáticos. Cuando un cliente nos paga 1000€, no los guardamos en nuestros sistema. Cuando trabajamos con sistemas transaccionales esta información ha de compadecerse con la realidad, si además estamos integrando varias soluciones es todavía más importante que cuando estas comparten información,  los datos compartidos tengan una integridad, una misma definición y un origen único.

Para que los algoritmos de aplicaciones distintas puedan trabajar con coherencia sobre unos mismos conjuntos de datos es necesario establecer un lenguaje común, definir que es cada dato, que tipo información contiene y en caso de ser modificado como ha de ser actualizado en el resto de sistemas.

Lo más importante es especificar el origen los datos. Este tiene que ser único, por ejemplo una tabla concreta de una determinada base de datos.

Para que en caso de que haya disonancias en datos duplicados siempre prevalezca la versión del origen datos. Luego hay que definir conceptualmente cada elemento dentro de la estructura de de datos. Por ejemplo los clientes, esto puede parecer a priori algo banal o teórico, pero es realmente importante.

A mayor cantidad de integraciones mayor complejidad

Por muy buen diseño estructural que hayamos realizado conforme vaya aumentando la cantidad y el nivel de integración entre nuestras soluciones los problemas irán aumentando. A medida que las integraciones entran en producción van surgiendo problemas de integridad y nuevos casos de uso que difícilmente hubiéramos podido contemplar durante la fase de diseño.

Por ello es muy importante tener bajo control y el número de integraciones y sobre intentar que estas se realicen mediante un canal único. Es decir que las integraciones se realicen en esquemas de 1 a uno. Y que no haya ninguna aplicación que esté cambiando un mismo dato en más de una aplicación.

La era dorada para la integración

En los últimos años hemos asistido a un verdadero apogeo de las integraciones. El fenómeno de las  API´s y Web Services ha facilitado mucho las labores de integración, especialmente al haberse asumido unos estándares de facto y a que la experiencia ha permitido mejorar el enfoque con el que se plantean este tipo de proyectos.

Algunos ejemplos como la simplificación del formato de intercambio de datos que ha supuesto el JSON frente al HTML han facilitado enormemente las labores de integración a los desarrolladores, sin que ello suponga ningún avance tecnológico. Sino simplemente un nuevo planteamiento en la forma de hacer las cosas, gracias a la experiencia adquirida.

Sin duda alguna los estándares web han contribuido enormemente a hacer más fácil y sostenible la integración entre aplicaciones. Esperamos que está contribución se mantenga en el futuro y siga ayudándonos a lograr un mundo más integrado.

Los puestos IT del futuro (II): roles al alza

profesiones_it_con_mas_futuro

 

¿Qué nos deparará el mañana? Difícil de ver el futuro es, siempre en movimiento está… Si bien es cierto que durante los últimos años estamos viendo ciertas tendencias, que han sido sostenidas, lo que nos permite aventurar algunos puestos que seguro que van a tener una importante demanda durante los próximos años.

Perfiles al alta:

Desarrollador web: Hace algunos años  el presidente de Google España dijo que la web estaba muerta, está claro que se equivocó. Cada día ofrece más signos de vitalidad. PHP, Javascript, SQL, HTML, DART  y alguna otro más son las principales tecnologías que se piden para cualquier desarrollador web. Incluso el conocimiento de frameworks y librerias bien establecidas como WordPress, Druppal, three.js, d3.js.  Hay que tener en cuenta que con la incorporación de nuevos estándares como WebGl que permiten a los navegadores utilizar la capacidad de cálculo de las tarjetas de video, las aplicaciones web va a entrar en una nueva era que les permitirá combinar la potencia de las soluciones de escritorio con interconectividad de los protocolos web.

Aquí tenemos distinguir claramente entre Backend y Frontend Developers. Los primeros muy centrados en el lado del servidor, ofreciendo los datos que necesita la aplicación para cada solicitud http, y los segundos muy centrados en el navegador, interfaz de usuario, diseño, funcionalidad etc… Aunque tampoco es raro encontrar programadores con amplios conocimientos en ambos campos.

Para los FrontEnd muchas veces es recomendable tener unos mínimos conocimientos de diseño y maquetación.

Data Scientist: Un data scientist es la evolución de un analista de negocio. Generalmente no son Ingenieros IT. Suelen ser personas especializadas en un campo determinado: economistas, sociólogos o marketeros que tienen fuertes conocimientos en IT y estadística.

Han de ser capaces de extraer valor de los datos, detectando tendencias y patrones. En cierta manera tienen que ser mitad analistas y mitad artistas. La principal diferencia entre un Data Scientist y un analista de negocio, es que los últimos suelen depender de pocas fuentes, como por ejemplo la BD de un ERP. Los Data Scientist han de ser capaces de combinar múltiples y dispares bases de datos de una forma que permita obtener conclusiones verificables capaces de guiar la estrategia empresarial. En definitiva han de ser capaces de extraer el significado de los datos.  Y a ser posible construir modelos que permitan construir estrategias de mercado sólidas.

Devigner/desveloper: Dentro al área de desarrollo web existe una nueva profesión. Los Devigners, mitad Front End Developers y mitad Diseñadores. Pueden haber evolucionado desde cualquiera de ambas ramas; el diseño o la informática. Si bien necesita tener sólidos conocimientos de ambos especialmente de HTML5, CSS3 y Javascript. En Javascript se valora muy positivamente el manejo de librerías comunes en diseño web actual como jQuery o Modernizer.

En cuanto al diseño gráfico el manejo de las suite CS de Adobe (Phothoshop, Illustrator y las herramientas más especificas del diseño web: Muse, Score, Dreamweaver).  También es cierto que los gráficos vectoriales tienen cada vez más importancia en el diseño web, por lo cual conocimientos sólidos de SVG, el estándar web de los gráficos vectoriales, pueden ser muy positivos

Debido a la evolución de la web como un medio mucho más dinámico también es recomendable que tenga conocimientos de la parte del diseño gráfico relativa a la animación y gráficos en movimiento o “Motion Design” debido a que el uso de pequeñas animaciones se han constituido como un elemento importante en diseño web.

Programación visual: El desarrollo de las herramientas visuales de programación, especialmente los editores de nodos permite que ya no sea necesario el escribir ni una sola línea de código para desarrollar aplicaciones o escribir programas. Esto unido a las capacidades de los editores de Interfaces de Usuario nos permite el desarrollar y entregar aplicaciones de negocio en múltiples dispositivos en un tiempo record.

Si además añadimos la notable popularidad de las plataformas de desarrollo que consiguen reunir en un entorno integrado todos los aspectos necesarios para la creación de aplicaciones: herramientas de desarrollo, de diseño de interfaces, abstracción de fuentes de datos, tenemos una nueva forma de crear y entregar software.  Una nueva eclosión del desarrollo a medida, reduciendo los riesgos asociados al mantenimiento de este tipo de aplicaciones y con un nivel menor de conocimientos técnicos.

Con este tipo de herramientas el desarrollo de soluciones se convierte más que nunca en una cuestión de encontrar soluciones ingeniosas y no tanto un problema de conocer las especificaciones de un determinado lenguaje de programación  o sistema operativo.

 Scripter: Las aplicaciones complejas utilizadas por las infinidad de empresas e instituciones ofrecen cada vez más posibilidades de personalización mediante el uso de lenguajes de script que nos permiten mediante el uso de una API provista por el fabricante y de un entorno seguro de ejecución,  la capacidad de modificar el funcionamiento, usabilidad e incluso de añadir nueva funcionalidad a los paquetes establecidos.

Realmente la profesión de scripter tiene varias décadas.  Es un trabajo bastante común en los estudios de animación y efectos visuales. Donde muchas veces se tienen que forzar el software hasta un punto extremo para conseguir el resultado deseado. Conscientes de esta situación los fabricantes han ido mejorando las capacidades de adaptación de sus soluciones mediante scripting.

En el mundo de las aplicaciones de gestión  los fabricantes también han seguido esta tendencia, permitiendo un nivel de adaptación que posibilita cambiar totalmente el funcionamiento y la lógica de negocio de la solución e incluso añadir nuevas funcionalidad o módulos. Hasta tal punto que muchos partners y clientes lanzan soluciones verticales adaptadas a un sector específico.

Especialista en APIS

Las API´s son librerías de funciones y métodos de una aplicación externa que pueden ser utilizados por otros programas. Aunque para mucha gente esto tal vez no tenga ningún sentido el hecho es que las API´s están muy presentes en nuestra vida: cada vez que abrimos una página web y vemos insertado un Tweetline o  un mapa de Google Maps.

Básicamente nos permiten dotar a nuestra soluciones de funcionalidad muy avanzada y compleja desarrollado por terceros que nos dejan o alquilan utilizar sus librerías e infraestructura.

El ejemplo más obvio de la utilidad de las API´s es sin duda la incrustación de mapas. Sin ese tipo de servicios cualquier aplicación que quiera ofrecer este tipo de servicios, como por ejemplo una web de búsqueda de hoteles en la que se da al cliente la opción de comprobar la ubicación del hotel seleccionado. Tendría que desarrollar desde cero toda esa funcionalidad, almacenando todos los datos de cartografía, desarrollando un sistema de navegación fluido a través de los mapas y métodos de señalización de las ubicaciones. En definitiva una tarea ingente que puede desbordar a cualquiera y que no merece la pena realizar si podemos aprovecharnos del trabajo hecho por otros.

Aunque las API´s nos pueden ahorrar mucho trabajo y abrir nuevas posibilidades,  también requieren invertir un esfuerzo previo en conocerlas. Si vamos a utilizar una API simplemente para añadir una funcionalidad específica a una aplicación. Tal vez no merezca la pena todo el esfuerzo que conlleva aprender a manejar una API compleja como puede ser la de Google Maps y es mejor contratar a un especialista.

En fin esto ha sido todo. Una de cal y otra de arena. Esperamos que haya sido una lectura interesante. Estamos siempre abiertos a vuestras dudas y sugerencias.

¿Cómo sacar partido al Cloud en mi empresa?

Para poder obtener un beneficio de real de la migración a plataformas Cloud en su empresa, lo primero y más importante es tener una idea clara de cuáles son los costes actuales en cuanto a equipos informáticos, infraestructuras, software, soporte y mantenimiento se refiere. Si queremos realizar un cambio exitoso es necesario tener en cuenta la amortización de las inversiones en curso.

Si por ejemplo su empresa renovó hace poco todos los equipos, comprando licencias perpetuas de Windows, Office o instaló hace poco un ERP adquiriendo servidores, licencias y servicios difícilmente podrá sacar partido de un cambio de paradigma, si esto implica tener que desaprovechar todas las inversiones en curso.

No obstante no todas ventajas de la adopción del Cloud se basan en una cuestión de dinero efectivo sobre el coste actual. También hay que tener en cuenta la flexibilidad que nos ofrece este modelo, a la hora de poder adaptar los costes operativos de nuestra empresa a la realidad de cada momento. Esto no solamente mejorará nuestra capacidad de respuesta ante aumentos o disminuciones en la demanda, también nos ayudará a mejorar las posibilidades de supervivencia de nuestra empresa, reduciendo nuestra exposición a las malas  decisiones de inversión.

Si una empresa hace un importante desembolso en un nuevo Centro de Datos y un ERP de Tier 1 con importante coste en número determinado de licencias y luego sufre un importante descenso en ventas, que le obliga a rehacer su estructura, puede tener un problema grave. Se encontrará con una potente inversión de la cual difícilmente podrá sacar partido. En cambio con un modelo Cloud, tendrá garantizado que sus costes operativos siempre se adapten a las necesidades de cada momento.

Al final lo que estamos debatiendo aquí es un medio de alquiler frente a propiedad. En general el mundo empresarial la tendencia es potenciar el primero frente a la propiedad. Sólo hay que ver el claro ejemplo de cómo la mayoría de los grandes bancos se han deshecho de la propiedad de gran parte de los espacios que ocupan.

 

Ahorrando en equipos e infraestructuras

La parte más obvia de ahorro que se le viene a  la cabeza  es el ahorro en servidores. Dependiendo del tamaño de la empresa este puede ser un buen pico.  En instalaciones de un sistema ERP por ejemplo que requiera un servidor propio, lo cual es necesario en la mayoría de los casos cuando hablamos de empresas de un cierto tamaño, suele representar entre un 20% del presupuesto. Con sus costes de luz, ventilación, espacio y mantenimiento.  Está claro que si optamos en modelo Cloud estos costes desaparecen.  ¿Pero son estos lo únicos costes que podemos reducir?

Si atendemos a los equipos portátiles y de sobremesa que se utilizan hoy en las empresas veremos con facilidad que la mayoría de ellos están sobredimensionados. Es decir salvo honrosas excepciones en los que se utilizan programas de escritorio que demandan altos niveles de recursos computacionales o incluso hardware especial como tarjetas de video. En el resto de las ocasiones los equipos son utilizados para tareas básicas de ofimática y como mero cliente de sistemas centralizados.

Y es ahí donde surgen las oportunidades. Si su empresa está totalmente inmersa en una arquitectura Cloud o 100% web. Puede tener un ahorro importante en equipos mediante la adquisición de dispositivos con Chrome OS. Este sistema operativo de Google hecho para trabajar en la web funciona sobre equipos muy ligeros de hardware, poca RAM, casi nada de disco duro. Pero más que suficiente para la mayoría de usuarios. Son rápidos y fáciles de manejar. Se actualizan de manera automática, con el consiguiente ahorro en mantenimiento de equipos. Incluyen software para realizar de manera gratuita muchas de las tareas más comunes: textos, hojas de cálculo, presentaciones, incluso videoconferencias. Tal vez no estén al  nivel de la última versión de Microsoft Office pero ofrecen una calidad mucho más que suficiente para la mayoría de los usuarios.

Ahorrando en software mediante el Cloud

Está es sin duda la parte más compleja. Si bien los ahorros en vil metal se pueden presentar de manera clara en cuanto al software la cosa puede ser más compleja de determinar,  aunque a priori pueda parecer igual de sencillo.

Lo primero que  tenemos que tener en cuenta es el coste de transición. Cuando cambiamos de un ordenador viejo a uno nuevo podemos recuperar fácilmente nuestro nivel previo de productividad en cuestión de horas o días. Pero cuando hablamos del uso de aplicaciones empresariales complejas, es otra historia. Especialmente cuando hablamos de usuarios con un alto nivel de eficiencia que conocen a la perfección el software y sus atajos y que llevan años trabajando con la misma herramienta. El conseguir que vuelvan a rendir al mismo nivel es cuestión de dinero y tiempo. Recursos en formación y un periodo de adaptación con menor rendimiento.

No obstante si tenemos en cuenta las mejoras en usabilidad que se han dado en los últimos años en todo tipo de aplicaciones. Ciertamente esta brecha se puede ver reducir. Especialmente cuando hablamos aplicaciones web. Que comparten por lo general unos estándares básicos de navegación e interfaz gráfica comunes.

En cuanto al coste de suscripción, que sustituye al coste de adquisición, mantenimiento y actualización, cabe duda que las barreras de entrada son siempre menores. Ya que un pago mensual de cuota frente a un desembolso importante inicial viene a significar una financiación de facto.

La duda que surge a muchas empresas es si a la larga sale rentable el modelo de suscripción. Bueno para esto siempre hay que echar números. Lo que está claro que un modelo por suscripción es más fácil que el número de licencias en uso sea siempre el justo que necesitamos.

En un modelo Cloud las aplicaciones son auto actualizables, lo que nos permite disponer siempre de la última versión con todas la mejoras incorporadas.

 

Resumiendo si una empresa quiere aprovechar al máximo su migración a entornos cloud, tiene que tener en cuenta los ciclos de amortización, estar abierta a nuevas posibilidades y sobre todo. Adoptar un modelo u otro de pleno. Quedarse a medio camino puede genera costes innecesarios. Gracias por vuestra atención.

Oracle lanza el ERP Cloud: una solución completa en la nube

la_nube_oracle

 

Con el ERP Cloud Oracle revoluciona el concepto de aplicaciones de gestión llevándolo más allá de la nube. Con módulos que pueden funcionar como aplicaciones totalmente independientes. Permitiendo que las empresas por fin puedan disponer de soluciones de gestión totalmente a su medida.

Desde hace tiempo veníamos observando desde este blog que el mercado de software se hallaba en cierta manera estancado. Durante la última década fenómenos como la computación en la nube y la movilidad han causado un tremendo impacto en la industria del software en prácticamente todos sus campos de aplicación.

Pero hasta ahora existían muchos interrogantes acerca de como todos esos avances podían ser implementados en el campo de las aplicaciones de gestión. Por fin un fabricante ha conseguido salvar todos estos obstáculos, ofreciendo un modelo de desarrollo capaz de afrontar todos esos retos abriendo una brecha que promete cambiar totalmente la manera en que vamos a gestionar nuestras empresas.

La funcionalidad como base

Durante los últimos años, bien sea por desarrollo o por adquisición, Oracle ha conseguido aglutinar bajo su marca un catálogo sin parangón de soluciones empresariales que cubren prácticamente cualquier aspecto de la gestión de una empresa tanto a nivel de funcional como de escala. En un catálogo tan extenso es lógico que muchas aplicaciones ofrezcan una funcionalidad solapada.

Para crear las nuevas soluciones Cloud, Oracle ha optado por una estrategia sencilla pero audaz. Tomar como base para cada área funcional la aplicación  líder en su segmento para ese área. Así por ejemplo se ha tomado E-Business Suite como base para el desarrollo de toda el área financiera o JD Edwards EntepriseOne para la gestión de la cadena de suministro.

Un sistema de acceso universal

Cuando hablamos de Cloud, estamos hablando también de aplicaciones web. Pero esta vez Oracle ha querido ir un paso más allá. Con la accesibilidad desde cualquier dispositivo en mente, Oracle ha creado una infraestructura que permite acceder a ERP Cloud desde Tablets y Smartphones, teniendo en cuenta las características de cada dispositivo y adaptando los formatos para que los usuarios disfruten de una experiencia de uso acorde a las posibilidades de cada aparato.

En el caso de los Smartphone se ha creado toda una gama de apps orientadas a roles de usuario. Que permiten realizar de manera sencilla y rápida multitud de tareas, tales como consultar pedidos pendientes, rellenar órdenes de mantenimiento y un largo  etc. Todo esto evita a los usuarios tener que estar frente a un ordenador de sobremesa, cada vez que necesitan interactuar con el sistema. Esto abre nuevas posibilidades de movilidad para las empresas. Algunas como las obtenidas por los empleados de mantenimiento o ventas  son evidentes. Pero no solamente los puestos con mayores requerimientos de movilidad pueden beneficiarse.

El social media aplicado a la empresa

Durante años el concepto de redes sociales y trabajo ha estado asociado al escaqueo. Oracle ha conseguido convertir la vibrante interactividad de las redes sociales en algo productivo para la empresa. Mediante un intuitivo sistema, la colaboración entre empleados se vuelve mucho más dinámica, sin tener que salir del ERP, quedando un registro de conversaciones, anotaciones  y comentarios.  Esto evita innecesarias reuniones y llamadas de teléfono permitiendo un trabajo más fluido y dinámico.

Inteligencia de negocios integrada a todos los niveles

En Oracle ERP Cloud, la información y la acción van de la mano. En cualquier momento y a cualquier nivel, desde la alta dirección hasta el personal en primera línea de batalla. Todos disponen de la capacidad de configurar, crear, guardar y compartir informes y alertas que hagan más fácil su trabajo. Especialmente en cuanto a la toma decisiones se refiere.

Una experiencia de usuario enriquecida

Manejar un ERP no es tarea fácil. Para que al menos no sea tan difícil, Oracle ha diseñado una experiencia de usuario, muy intuitiva, basada en dos premisas: simplificación y apoyo al usuario. Permitiendo también altísimos niveles de personalización para que cada empleado se sienta lo más cómodo posible trabajando con el sistema.

Esperamos que estas pinceladas os hayan ayudado un poco a comprender mejor en qué consiste el ERP Cloud de Oracle.

Desarrollando nuestro modelo de negocio con JD Edwards

modelo_jd_edwardsIII

JD Edwards ofrece un enorme potencial a todas las empresas conscientes de la importancia de su modelo de negocio. Los dos principales puntos fuertes de JD Edwards son su funcionalidad y flexibilidad.

Los más de 70 módulos que componen la solución original desarrollada por el fabricante, ofrecen una vastísima funcionalidad que permite cubrir la casuística funcional de casi cualquier negocio o grupo empresarial.

Por si fuera poco, todos estos módulos trabajan perfectamente integrados y su grado de parametrización es altísimo. Este permite obtener una solución totalmente adaptada a las necesidades de nuestra empresa sin tener que incluir en costosos desarrollos que a medio y largo plazo suponen un lastre para la evolución, mantenimiento y mejora del sistema.

Con la flexibilidad de JD Edwards su empresa podrá disponer de las ventajas de una solución a medida con la garantía de una solución estable y soportada por uno de los fabricantes más reputados del sector.

Integración con otros sistemas

JD Edwards EntepriseOne goza de una arquitectura tipo SOA que facilita su integración con otras aplicaciones. Su estructura en dos capas, tecnología y aplicaciones, le permite funcionar sobre diversas plataformas, bases de datos, de forma independiente.

Son muchas las aplicaciones de la familia Oracle que disponen de integraciones preconstruidas para JD Edwards, facilitando todavía más la extensión de su funcionalidad. Pero gracias a la arquitectura SOA resulta mucho más fácil integrar JD Edwards con cualquier otro tipo de sistema, no sólo los de Oracle.

Esto permite a su empresa alcanzar las más altas cotas de automatización y eficiencia en cuanto gestión administrativa de la empresa se refiere. Evitará duplicidades de datos y conseguirá que todos los sistemas funcionen como un todo.

Una plataforma web garantía de flexibilidad

Hace más de 15 años JD Edwards hizo una apuesta arriesgada, ofrecer un ERP totalmente funcional en versión web. A pesar de las profundas críticas recibidas, principalmente por parte de los competidores, los años y la evolución tecnológica han demostrada que la apuesta fue totalmente acertada. De hecho, muchos de los críticos a este modelo de aplicación han acabado copiando este planteamiento para sus propias soluciones.

Al ser una aplicación 100% web, permite que los usuarios puedan conectarse a ella desde cualquier lugar y equipo, con total seguridad para su empresa. Este reduce enormemente el coste de expansión y de mantenimiento de la solución. Da igual que los usuarios trabajen, con un Mac, Windows, Internet Explorer o Mozilla. Que estén en la empresa o en su casa o viajando, el sistema siempre va estar disponible cuando lo necesiten.

Al no necesitar ningún tipo de instalación en los equipos de los usuarios, se reducen de manera importante los costes de mantenimiento y despliegue.

 

La diferenciación en mercados saturados

Dos factores fundamentales han influido durante las últimas décadas en los niveles de competencia en casi todos los mercados: la permeabilización de las fronteras y las nuevas tecnologías. Estos dos elementos no han operado de forma aislada sino que además se integrado en procesos que se retroalimentaban. El proceso de apertura internacional denominado como globalización, no hubiera sido tan intenso sin los avances en las TIC que han permitido que personas e instituciones se hayan incorporado a este proceso con más facilidad y rapidez.

Aunque esta transformación siempre ha sido vendida como una gran oportunidad para todos, lo cierto es que el mundo empresarial las pequeñas y medianas empresas generalmente han sido las más perjudicadas en este proceso.  Esto ha sido debido principalmente a dos factores.

Por un lado este tipo de empresas jugaban como baza importante su cercanía con los clientes y las diversas barreras de entrada que otras empresas tenían para acceder a sus mercados: idioma, aranceles, etc… Al abrirse las fronteras y disponer su competencia global de herramientas como  la venta por internet, las empresas locales han visto como la competencia en sus mercados naturales se ha visto intensificada.

Hace 15 años para comprar un libro tenías que ir a una librería. Cuando se compraba  un libro raro se encargaba por correo o se podía encargar en la librería. Pero generalmente, el 90% de los  lectores, se limitaba a contentarse con lo que encontraba en las estanterías. Con la llegada de internet y especialmente de Amazon, todo esto ha cambiado drásticamente. La librería de la esquina está compitiendo con grandes gigantes a nivel global, con unos catálogos impresionantes basados en libros de poca tirada, que difícilmente podrían ser rentables para una librería tradicional.

Por otro lado aunque estas tendencias se vendieron como una gran oportunidad para todo el mundo, en principio han sido los grandes grupos empresariales los que más se han beneficiado de estos cambios por varias razones. Tienen los recursos financieros, la infraestructura y el know-how para sacar partido de ello. Por supuesto que ha habido muchas excepciones, la propia Amazon es una empresa salida de la nada hace 25 años que se ha convertido en un gigante de más de 25 millardos.

Pero en general lo que más hemos visto es como el tejido empresarial local y nacional se veía erosionado por los grandes jugadores. Algo parecido a lo que ha ocurrido con Ikea en el sector del mueble.

diferenciacion_mercados_saturados

Unos mercados saturados

Si la competencia siempre ha sido intensa, hoy lo es más todavía. Una tienda de móviles de un  centro comercial, está a la vez compitiendo con el resto de tiendas y con la página web de móviles chinos. Para las empresas de medio tamaño, esto les obliga no solamente a lanzarse al contraataque e intentar aumentar su área de operaciones y de influencia, además tienen que ser capaces de construir una identidad corporativa fuerte. No solamente basada en la imagen, sino también en su modelo de negocio, en la forma en que son capaces de dar valor a sus clientes.

En unos mercados en los que las barreras de entrada por cuestiones geográficas y culturales se han reducido enormemente, las empresas no pueden aspirar a simplemente conservar su fondo de comercio por simplemente ser empresas locales.   Necesitan desarrollar modelos de negocio con personalidad que aporte verdadero valor en su área de actividad y que sea capaz de funcionar en diferentes mercados.

Para lograr esto, es necesario dotarse de una cierta  infraestructura a varios niveles. Para empezar la empresa no puede ser un simple despacho de productos. Hay que prestar atención a las cuestiones estratégicas, el marketing y especialmente al producto.  Y además de todo esto hay que contar con unos sistemas de gestión que sean capaces de servir de soporte a ese modelo de negocio propio. Porque sólo  a base de hacer las cosas de una forma distinta podremos diferenciarnos de nuestra competencia.

JD Edwards EnterpriseOne: el primer ERP con movilidad totalmente integrada

Durante los últimos 3 años, JD Edwards ha venido haciendo un considerable esfuerzo por hacer de la movilidad una parte integrante de las posibilidades ofrecidas por su ERP. Todo comenzó durante los años noventa cuando JD Edwards se convirtió en el primer ERP con el que ese podía trabajar dese un navegador web. Fieles a su visión de adaptarse a los cambios que nos brinda la innovación tecnológico los de Colorado han sabido estar en a la cabeza de esta nueva revolución en la gestión empresarial.

movilidad_empresa2

El comienzo de una transición

Fue a finales de 2011 cuando JD Edwards anunció  la disponibilidad y soporte de JD Edwards en Ipad mediante navegador. El ser un ERP 100% web sin duda facilitó la tarea de adaptar JD Edwards para su visualización y trabajo sobre tabletas, ya que simplemente hubo que hacer unos pequeños ajustes en la aplicación para adaptarlo a la navegación táctil en tabletas mediante la incorporación de controles gestuales.

Esto hecho, no hizo más que poner de manifiesto hasta que punto había acertado la compañía en su estrategia.

Por aquel entonces las aplicaciones ya llevaban tiempo causando furor en  los mercados de consumo y desde Oracle se dio una importante muestra de audacia al lanzar la primera app móvil totalmente integrada con el ERP:  la de gestión de ordenes de trabajo. Esta aplicación permitía la gestión de órdenes de trabajo desde un móvil por parte de los responsables de mantenimiento de la empresa. Esta primera aplicación no se quedó en mera incursión y pronto vinieron más aplicaciones.

Extendiendo la movilidad a más áreas de la empresa

Con el lanzamiento de Oracle’s JD Edwards EnterpriseOne Mobile Requisition Self Service Approval, Oracle’s JD Edwards EnterpriseOne Mobile Purchase Order Approval y Oracle’s JD Edwards EnterpriseOne Mobile Sales Inquiry, a comienzos de 2012, JD Edwards logró mejorar la movilidad de departamentos como el de ventas y compras. Las nuevas aplicaciones permitieron a los comerciales la consulta al vuelo de todo tipo de información sobre pedidos y clientes. También se posibilitó a los  responsables de compras el aprobar las solicitudes de compra con un simplemente pulsar las pantallas de sus teléfonos móviles.

Y así hasta hasta más de 25 aplicaciones disponibles en la mayoría de los casos para tableta y para Ipad.  Las nuevas aplicaciones no sólo mejoraban la funcionalidad ofrecida a las áreas de la empresa con las que ya se estaba trabajando, sino que mejoraban la movilidad de otros departamentos permitiendo la aprobación de gastos de empleado,  consulta de inventarios, accediendo a direcciones de contacto de clientes o empleados, altas de caos servicios de postventa  e incluso ofreciendo la posibilidad de informar de accidentes laborales.

Además se dio un paso más en el soporte para tabletas con la creación de una aplicación para acceder a JD Edwards que mejoraba la experiencia de usuario de este tipo de dispositivos con una interfaz de usuarios y navegación totalmente adaptados.

El secreto de la capacidad de adaptación

La arquitectura tecnológica de JD Edwards basada en dos capas, una para tecnología y otra para aplicaciones unido a su apuesta por el SOA, son los principales pilares que han permitido a JD Edwards EnterpriseOne adelantarse a su competidores a la hora de integrar la movilidad en las soluciones ERP.

Por eso si su empresa está buscando un software capaz de adaptarse a los continuos retos a los que tienen que hacer frente las empresas con JD Edwards EnterpriseOne su empresa nunca se equivocará.

Durante los últimos 3 años, JD Edwards ha venido haciendo un considerable esfuerzo por hacer de la movilidad una parte integrante de las posibilidades ofrecidas por su ERP. Todo comenzó durante los años noventa cuando JD Edwards se convirtió en el primer ERP con el que ese podía trabajar dese un navegador web. Fieles a su visión de adaptarse a los cambios que nos brinda la innovación tecnológico los de Colorado han sabido estar en a la cabeza de esta nueva revolución en la gestión empresarial.

El comienzo de una transición

Fue a finales de 2011 cuando JD Edwards anunció  la disponibilidad y soporte de JD Edwards en Ipad mediante navegador. El ser un ERP 100% web sin duda facilitó la tarea de adaptar JD Edwards para su visualización y trabajo sobre tabletas, ya que simplemente hubo que hacer unos pequeños ajustes en la aplicación para adaptarlo a la navegación táctil en tabletas mediante la incorporación de controles gestuales.

Esto hecho, no hizo más que poner de manifiesto hasta que punto había acertado la compañía en su estrategia.

Por aquel entonces las aplicaciones ya llevaban tiempo causando furor en  los mercados de consumo y desde Oracle se dio una importante muestra de audacia al lanzar la primera app móvil totalmente integrada con el ERP:  la de gestión de ordenes de trabajo. Esta aplicación permitía la gestión de órdenes de trabajo desde un móvil por parte de los responsables de mantenimiento de la empresa. Esta primera aplicación no se quedó en mera incursión y pronto vinieron más aplicaciones.

Extendiendo la movilidad a más áreas de la empresa

Con el lanzamiento de Oracle’s JD Edwards EnterpriseOne Mobile Requisition Self Service Approval, Oracle’s JD Edwards EnterpriseOne Mobile Purchase Order Approval y Oracle’s JD Edwards EnterpriseOne Mobile Sales Inquiry, a comienzos de 2012, JD Edwards logró mejorar la movilidad de departamentos como el de ventas y compras. Las nuevas aplicaciones permitieron a los comerciales la consulta al vuelo de todo tipo de información sobre pedidos y clientes. También se posibilitó a los  responsables de compras el aprobar las solicitudes de compra con un simplemente pulsar las pantallas de sus teléfonos móviles.

Y así hasta hasta más de 25 aplicaciones disponibles en la mayoría de los casos para tableta y para Ipad.  Las nuevas aplicaciones no sólo mejoraban la funcionalidad ofrecida a las áreas de la empresa con las que ya se estaba trabajando, sino que mejoraban la movilidad de otros departamentos permitiendo la aprobación de gastos de empleado,  consulta de inventarios, accediendo a direcciones de contacto de clientes o empleados, altas de caos servicios de postventa  e incluso ofreciendo la posibilidad de informar de accidentes laborales.

Además se dio un paso más en el soporte para tabletas con la creación de una aplicación para acceder a JD Edwards que mejoraba la experiencia de usuario de este tipo de dispositivos con una interfaz de usuarios y navegación totalmente adaptados.

El secreto de la capacidad de adaptación

La arquitectura tecnológica de JD Edwards basada en dos capas, una para tecnología y otra para aplicaciones unido a su apuesta por el SOA, son los principales pilares que han permitido a JD Edwards EnterpriseOne adelantarse a su competidores a la hora de integrar la movilidad en las soluciones ERP.

Por eso si su empresa está buscando un software capaz de adaptarse a los continuos retos a los que tienen que hacer frente las empresas con JD Edwards EnterpriseOne su empresa nunca se equivocará.

El impacto de la movilidad en la empresa

Los dispositivos móviles han venido transformando nuestras nuestras vidas en los últimos veinte años. Simplemente con echar un vistazo a nuestro alrededor en cualquier transporte púbico, es fácil comprobar como muchos pasajeros están utilizando sus smartphones y tablets. Como toda tecnología tienes sus defectos y virtudes, sus oportunidades y amenazas.  Lo que es sin duda claro es que las posibilidades que tenemos hoy en día de comunicarnos, compartir contenidos, buscar información y guardarla en forma de texto, imágenes o vídeo no tiene parangón con nada que el ser humano haya conocido hasta la fecha. La sencilla posibilidad de poder filmar cualquier cosa que veamos y tener la posibilidad de compartirla con más de 1.000 millones de personas (otras cosa bien distinta es que alguien esté interesado en verlo) es sencillamente algo maravilloso que en poco tiempo hemos asimilado como algo absolutamente normal.

El mundo de la empresa parece ir todavía un paso por detrás en la aplicación de estas tecnologías. Salvo tímidas incursiones como la Blackberry que pretendió vanamente auparse como la plataforma móvil de las empresas. Las grandes empresas del sector como Apple o Google han dado en cierta manera la espalda al mundo corporativo. A pesar de que muchos empleados disponen de un smartphones de empresa, este es simplemente utilizado como herramienta de comunicación al uso. La integración de la tecnología móvil con los sistemas de gestión de la empresa sigue siendo una tarea pendiente para la mayoría de empresas y fabricantes de software.

movilidad_empresa

Tímidas y pequeñas incursiones

En algunos sectores como el de la logística, la distribución y otros donde la movilidad de los trabajadores es un factor crucial se han hecho algunas aportaciones. Casi siempre desarrollando sistemas paralelos para tareas concretas como reparto de bultos que luego eran integrados por distintos métodos con el ERP. Estas aplicaciones han logrado ganar importantes mejoras en eficiencia y servicio ofrecido a los clientes. Pero incluso en estos casos el impacto que ha tenido la tecnología móvil en la empresa es tímido.

Lo que se ha hecho hasta ahora es utilizar una tecnología nueva para optimizar una antigua forma de trabajar. El verdadero impacto vienen cuando cambiamos nuestra forma de trabajar gracias a las posibilidades que nos ofrece una nueva tecnología. Algo similar a lo que paso con la aplicación de los frigoríficos y congeladores a la pesca, que posibilitaron la pesca de altura durante periodos más largos de tiempo.

El paradigma del escritorio y la nueva empresa: más ligera, menos física

Una de las reglas no escritas en las empresas de nuestro tiempo es que al igual que en la escuela, cada trabajador tiene su mesa o pupitre, ese es espacio. En los tiempos de la máquina de escribir y la correspondencia, tenía mucho sentido tener a todo el mundo cerca, pero hoy en día esa estructura organizativa solo es justificable cuando permite una mayor generación de valor. Debajo de la persistencia de estas estructuras, subyace un cierto afán de control y poder sobre los empleados  que a larga puede convertirse en dardo mortal para la empresa.

Para los comerciales la mayor parte del tiempo en la oficina consiste en rellenar partes y contestar a correos, cuestiones todas que hoy en día puede hacer al vuelo con su móvil. Los desplazamientos a la oficina, procastinar en youtube y las reuniones perfactamente evitables, no solamente son pérdidas de tiempo, también son distracciones que alejan al comercial de su principal foco.

Muchos comerciales piensan que el tiempo que pasan en la oficina frente a su ordenador es tiempo perdido, que les aleja de la acción, de su verdadera función: vender. Los clientes casi siempre están fuera de nuestra oficina y es ahí, con ellos, donde nuestros comerciales deberían estar.

Pero este principio no vale solamente para los comerciales: transportistas, técnicos de servicio postventa, repartidores y otra cantidad de roles deberían estar siempre en el campo de batalla. Incluso un presidente es mucho útil campando por el mundo que en su propio despacho.

Un nuevo canal de comunicación con los clientes

Aunque muchas empresas han comprendido ya el potencial de las redes sociales y otros elementos asociados a la nueva era tecnológica para crear canales de comunicación con nuestros clientes. Nos encontramos también con que estas nuevas metodologías no están prácticamente integradas con los sistemas actuales de gestión de la empresa y más concretamente con el ERP. Hasta ahora la labor de los comunity managers y las apps corporativas son ramitas sueltas que no están integradas en el tronco principal.

No nos engañemos, cualquier empresa puede sacar capaz de sacar partido a la nueva situación desde las pequeñas hasta las más grandes. Sin ir más lejos hace unos días obtuve de un taller de mi barrio un presupuesto para arreglar un bollo en la puerta de mi coche. Les mandé una foto a través de whatsapp y en quince minutos tuve una cifra del coste del arreglo y el tiempo que les llevaría arreglarlo. Sin tener que desplazarme.

Todavía es pronto para saber cuál será el impacto en los negocios de una nueva tecnología en ciernes que sólo ahora está comenzando a asentarse. Pero lo que es cierto es que a día de hoy son muchas las cosas que podemos a hacer gracias a ella para mejorar nuestra empresa.

La clasificación de los ERP (I)

Tradicionalmente se ha venido utilizando una clasificación basada en Tiers (o  niveles) para diferenciar de las distintas soluciones ERP. Debido a la falta de un organismo regulador o un consorcio tipo www3 encargado de la estandarización de las soluciones ERP, estas clasificaciones no dejan de tener un componente arbitrario que varía dependiendo de la institución o analista que realice esa clasificación. No obstante existe un cierto consenso sobre la metodología utilizada.

En primer lugar se aceptan tres niveles Tier que vienen a corresponderse grosso modo con las siguientes categorías:

–          Tier 1:  Soluciones orientadas a grandes negocios globales

–          Tier 2: Soluciones orientadas al midmarket.

–          Tier 3: Soluciones orientadas a negocios de tamaño pequeño y medio.

Algunos analistas han propuesto la existencia de un Tier4, orientado a empresas más pequeñas todavía. No obstante cuesta creer que las soluciones orientadas a este tipo de empresas puedan considerarse como auténticos ERP.

El principal problema de basar nuestra clasificación en criterios de tamaño de la empresa destinataria de la solución es que este criterio varía entre regiones económicas e incluso entre países de una misma área económica, como pueden ser Portugal y Alemania.

Otra forma de definir un poco más esta clasificación es basarnos también en la funcionalidad ofrecida. Para los productos de Tier1 la cuestión está bastante clara. Las soluciones de Tier1 tienen un altísimo nivel de escalabilidad, llegando a lograr que decenas de miles de usuarios estén conectados a la solución.

Los productos Tier1 al haber sido diseñados para servir las necesidades de las multinacionales y tiene que ser capaces de gestionar muchas compañías integradas en un único sistema, sujetas a distintas regulaciones y normas fiscales y con usuarios trabajando en distintos idiomas.  Sin duda estas cuestiones suponen la principal barrera entre el Tier1 y el resto.

No obstante, las soluciones de Tier1 ofrecen también una funcionalidad mucho más amplia, con un mayor número de módulos. Necesitan de menos desarrollos para poder adaptarse a las necesidades de cada empresa y las adaptaciones son llevadas a cabo basándose en parametrizaciones.  Esto tiene muchas ventajas, la principal es una menor complejidad a la hora de migrar a nuevas versiones.

Lógicamente los requerimientos en infraestructura y hardware para soportar este tipo de soluciones son mayores también y están casi siempre fuera del alcance de las compañías de tamaño medio. La arquitectura del software propiamente dicha es también mucho más compleja.  Todo este tiene un reflejo en el coste final de la  solución a todos los niveles: licencias, hardware, servicios, soporte, etc…

Si los fabricantes detrás de las soluciones de Tier1 son capaces atender una demanda a nivel global, los de Tier2, aunque cada vez más presentes en más países, suelen tener un alcance geográfico mucho más limitado. Los fabricantes de Tier3 suelen limitar la presencia a su país de origen.

La complejidad de los mercados

Para complicar todavía más las cosas algunos fabricantes de soluciones Tier1 con el tiempo han intentado ofrecer versiones más simples de su producto que pudieran llegar a empresas más pequeñas. Otros fabricantes que como Oracle, mediante adquisiciones de terceras compañías, se han encontrado con dos soluciones de Tier1 en su cartera, han optado por reposicionar una de ellas en el segmento que podríamos denominar Tier 1.5

No obstante el sistema de clasificación basado en Tier1 es simplemente una aproximación a la hora de abordar la problemática del mercado. La realidad como siempre nos brinda casos complejos que los recogidos en el canón.

¿Como funciona Oracle Fusión?

Oracle-fusion1

La respuesta de Oracle ante las demandas de los clientes de una funcionalidad más específica, totalmente integrada y con menores costes de despliegue y mantenimiento, es ofrecer una arquitectura basada en dos capas: tecnología y aplicaciones con un modelo unificado de datos. Esto permite que las aplicaciones puedan ser fácilmente desplegadas e integradas. Las aplicaciones de Oracle Fusion están construidas para trabajar e integarse fácilmente con otras aplicaciones.

Todas las aplicaciones corren sobre una plataforma tecnológica común, que gestiona sesiones seguridad, presentación en pantalla, integraciones, workflow y otras capacidades subyacentes del sistema. Además comparte un modelo de datos unificado, que integra los principales dimensiones y métricas de sistemas ERP, SCM, CRM y HCM. Lo que facilita la integración entre ellas.

Oracle ha construido una paltaforma totalmente basada en estándares bien establecidos como el XML para metadatos y BPEL para workflow, etc…  De esta manera se lleva la arquitectura SOA al corazón de la solución. Con más de 11.000 servicios preconstruidos.

Esto permite a las empresas disponer de un mejor acceso al talento a la hora de desarrollar y adoptar sus sistemas, reduciendo costes de implantación y simplificando la gestión e integración con otras aplicaciones.

Pero además de todo esto Oracle Fusion también aporta característica innovadoras que llevan las aplicaciones empresariales a un nuevo nivel como la experiencia de usuario basada en roles. Que nos solamente ofrece interfaces totalmente adaptadas a las necesidades de los distintos puestos en la organización, sino que además guía al usuario a través de su trabajo, ofreciéndole en todo momento información sobre que debe hacer, como lo puede hacer y con quien puede colaborar.

La integración total de las aplicaciones permite un diseño de flujos de trabajo muy avanzado. El usuario puede mediante herramientas gráficas configurar los procesos de su empresa que implican a distintos usuarios utilizando múltiples aplicaciones. Teniendo la seguridad de que su sistema es el soporte perfecto para desarrollar el modelo de negocio de su empresa.

Oracle Fusion incorpora el fenómeno de la web 2.0 con herramientas que aportan conectividad, contextualización y seguridad a lo usuarios.

La inteligencia de negocios está totalmente embebida en las aplicaciones y adaptada a las necesidades de cada usuario.