Archivo de la etiqueta: tendencias

Comparativa JD Edwards vs Axapta (III): Módulos disponibles

jd_vs_axapta

Funcionalidad de Axapta vs JD Edwards

Nos encontramos frente a dos auténticos pesos pesados dentro de la industria del software empresarial. Por un lado JD Edwards un ERP originalmente concebido para grandes corporaciones que ha sabido adaptarse a las necesidades de la mediana empresa y por el otro lado Axapta,  que tras una importante inversión en mejoras por parte de Microsoft aspira a buscarse un lugar entre los grandes jugadores de la escena.

Hacer una comparativa de todos los módulos disponibles en ambas aplicaciones supone un pequeño reto. En primer lugar, no es fácil conseguir un listado con todos los módulos y la funcionalidad básica. Para conseguirlo hay que navegar un poco por internet. Las listas de precios son la fuente más fiable para conseguir información, aunque en este aspecto hemos de reconocer que es mucho más clara  la información aportada por Oracle, aunque si quieren pueden juzgar ustedes: AxaptaJD Edwards. Una vez conseguido esto es necesario completar el cuadro añadiendo la funcionalidad específica de cada módulo o submodulos.

Así las cosas vamos a hacer un repaso a la funcionalidad aportada a cada área de la empresa ya que a la postre esta es la manera más certera para lograr una visión global de lo que nos ofrece cada ERP.

Área de Finanzas:

Ambas soluciones incluyen un módulo de gestión financiera, que sobre el papel tienen funcionalidad similar. Esto no quiere decir que ambos funcionen igual de bien, sino que sobre el papel, al menos, son capaces de hacer cosas parecidas: Contabilidad general, Cuentas a pagar y cobrar, etc..  Otra cosa será con que eficacia y eficiencia lo hacen y en qué medida tienen la flexibilidad suficiente para adaptarse a las necesidades de cada empresa.

Ambas aplicaciones están preparadas para trabajar con varias divisas, compañías y localizaciones.  Por supuesto el paquete de finanzas en ambas soluciones se halla estrechamente integrado con el resto de módulos de la aplicación.

Ambas soluciones nos permiten la creación de varias compañías, libros contables así como dimensiones contables además el uso diferentes dimensiones contables que nos permitan evaluar la rentabilidad de los productos, filiales o unidades de negocio.

Ofrecen los tradicionales módulos de Contabilidad General, Cuentas a pagar y Cuentas a Cobrar. Dentro del área de finanzas ambas aplicaciones ofrecen módulos de Gestión de Gastos y gestión de activos fijos. En el último caso la funcionalidad ofrecida por JD Edwards es mucho más completa, contando con una solución para contabilidad de activos fijos.

En cuanto a contabilidad analítica se refiere hemos constatado que la capacidad de JD Edwards es mayor dada su flexibilidad para configurar estructuras contables. No obstante en el siguiente artículo de comparativa sobre la funcionalidad en finanzas de ambas aplicaciones entraremos en más detalle.

principalJD

Gestión de la cadena de suministros:

En esta área funcional es donde más se complica la labor de realizar una comparativa. La arquitectura modular y la forma de agrupar la funcionalidad difieren enormemente. Para comenzar Microsoft incluye el MRP en el módulo de SCM y en JD Edwards viene dentro del módulo de fabricación. La funcionalidad del módulo de Axapta denominado como  Supply Chain Management  está mayoritariamente incluida en el módulo de compras de JD Edwards EntepriseOne. A su vez el módulo de Axapta denominado como Inventory Management and Warehousing recoge la funcionalidad incluida en el módulo de Supply Chain Management de JD Edwards y parte de la funcionalidad del módulo Supply Demand Planning.  Vemos aquí un ejemplo de cómo un nombre idéntico es utilizado para agrupar funcionalidades totalmente distintas, la del área de compras en el caso de Microsoft y la del área de Logística y Gestión de Almacenes en el caso de JD Edwards.

Axapta por su parte desgrana demasiado la funcionalidad, incluyendo como submodulos algunas aplicaciones que se supone que deben de ser un estándar para cualquier módulo de compras. En cualquier caso parece que la funcionalidad ofrecida por Axapta para toda el área de SCM se queda algo corta en algunos casos, a juzgar por las soluciones ofrecidas por algunos partners, para ampliarla.

En cuanto al área de gestión de compras el enfoque planteado dista bastante. JD Edwards propone el enfoque del autoservicio de proveedores y de solicitudes de compra por parte de clientes que no encontramos en Axapta.  JD Edwards además incluye funcionalidad para gestión de contratos con proveedores y la subcontratación de operaciones.

Para el área de Logística y almacenes ambos productos ofrecen funcionalidad para gestión de inventarios y almacenes. JD  Edwards además también ofrece un módulo para  gestión de gráneles imprescindible para muchos sectores como el de las materias primas así como un módulo de gestión de transportes. En la documentación encontrada sobre Axapta no hemos podido localizar funcionalidad análoga.

Los datos de producto y lista de materiales en Axapta vienen incluidos en el módulo de inventario y almacén, mientras que en JD Edwards se incluyen en el de Fabricación, dentro del módulo denominado como Product Data Managament.

En cuanto a la Planificación de la Demanda JD Edwards ofrece un módulo específico para estas operaciones que incluye las aplicaciones de Demantra.

Gestión de ventas y relaciones con clientes:

Ambos paquetes incluyen soluciones para asignación de unidades a clientes ante situaciones de escasez de producto. A su vez ambas soluciones incluyen la posibilidad de fragmentar las entregas dentro de un pedido en varias expediciones, para adaptarse a situaciones de escasez de mercancía o simplemente adaptarse a las preferencias del cliente.

Axapta incluye en este módulo cuestiones como la gestión de las comisiones de comerciales, gestión de clientes y de reclamaciones que JD incluye en su módulo de CRM. JD Edwards por su parte incluye funcionalidad muy importante como la gestión avanzada de precios y la gestión de acuerdos y   contratos.

En cuanto al CRM, Axapta ofrece un módulo de marketing y otro que JD no incluye ya que esta parte se deja a la integración con otras aplicaciones de Oracle mucho más completas. Por su parte JD incluye gestión de casos (Servicio Técnico), Portal de clientes, gestión avanzada de precios y gestión avanzada de filiales.

Gestión de Activos Fijos:

El módulo de gestión de activos Fijos de JD Edwards incluye operaciones de mantenimiento que en Axapta vienen incluidas en el módulo de Service Management. JD Edwards además ofrece  como extra el módulo de Contabilidad de Activos Fijos.

Gestión de la Fabricación:

En cuanto a la  fabricación ambos  productos ofrecen funcionalidad para la gestión de la producción, rutas de fabricación, gestión de planta y planificación. JD Edwards además ofrece un módulo de Gestión de Calidad y de fabricación por proyectos.

Módulos adicionales:

JD Edwards en una de sus últimas release incorporó el módulo Gestión de Salud y Seguridad Laboral en la empresa, con su correspondiente extensión con el Oneview Reporting. Axapta no incluye funcionalidad similar.

Módulos verticales:

Por otro lado JD Edwards también incluye otros módulos como el de Construcción y Gestión Inmobiliaria, Agrícola y Bodegas, Apparel funcionalidad que tampoco encontramos en Axapta. La funcionalidad de estos “módulos verticales” será analizada más en profundidad en próximos artículos .

Los gigantes de internet acabarán por encoger

Cuando pensamos en Google, Facebook, Twitter y Amazon y hablamos de auténticos titanes que son líderes absolutos en sus respectivos mercados. En estos momentos es difícil concebir como alguna empresa podría llegar a disputarles su liderazgo. Pero si hacemos caso a lo que nos dice la historia ese momento llegará y tal vez esté cerca.

pequeños_gigantes_de_internet

Los comienzos de los monopolios: el tráfico de capitales

Durante casi mil años, la disposición de efectivo en Europa estuvo ligada a su transporte. Si un comerciante quería adquirir bienes en cualquier lugar necesitaba llevar el dinero consigo. No fue hasta comienzos del siglo XI cuando gracias a la Orden del Temple fue posible viajar desde Europa hasta Jerusalén sin la necesidad de llevar todo el dinero encima. Los peregrinos retiraban fracciones del montante en las distintas encomiendas  y fortalezas que había distribuidas a lo largo del camino. Un complejo sistema de contabilidad y documentación permitía que una orden de pago emitida en Zaragoza fuera ejecutada en San Juan de Acre y posteriormente compensada en la contabilidad interna de la orden.

Cuando la Orden del Temple fue suprimida por el Papa, su preeminencia en el tráfico de capitales había decaída hasta el punto de ser desplazado por las principales casas italianas de banca. Hoy en día miles de entidades prestan servicios de este tipo.

El caso del tráfico de mercancías

Durante casi 250 años una parte muy sustancial del tráfico transoceánico de mercancías, fue monopolio exclusivo de la “Española”, que controlaba el tráfico de mercancías entre casi toda América y de gran parte de Asia con Europa. No fue hasta comienzos del siglo XVII cuando holandeses y británicos comenzaron a disputar el comercio transoceánico (sobre todo a Asia) a los españoles fundando sendas compañías en sus respectivos países. Hoy en día es incontable el número de navieras que se dedican a transportar bienes.

Un poco de perspectiva

Seguro que hace 900 años parecía mucho más inconcebible la caída del Temple que lo que hoy nos pueda parecer la caída de Google. Es muy improbable que Google o Facebook desparezcan  o que se vuelvan totalmente irrelevantes como pasó con Myspace o SecondLife. Doy casi por descontado que con el tiempo perderán mucha relevancia en sus propios mercados, o que tal vez esos mercados se conviertan en irrelevantes por la irrupción de productos sustitutivos.

La gloria que precede a la caída

En cualquier caso, en la hegemonía se encuentra el germen de la caída. Tal y como pasó con templarios, banqueros italianos, españoles y británicos, cuando alguien tiene una posición muy privilegiada comienza a ser mirado suspicacia.

Si en los últimos años se había creado un caldo de cultivo plagado recelos hacía Facebook y en menor medida hacia Google, los últimos escándalos de espionaje por parte de la NSA han encendido una mecha que nos sabemos a dónde conduce.

Google está bien protegido por las barreras tecnológicas aunque su afán por querer abarcarlo todo está creando muchas oportunidades que los jugadores de nicho que pueden ser capaces de  sacar partido a algunas de sus inconsistencias. Al fin y al cabo, esto fue lo que hizo Facebook.

En cambio Twitter y Facebook no se asientan sobre ninguna barrera tecnológica sino sobre su popularidad. La gente está ahí porque todo el mundo está ahí, aunque para muchos como yo, esto ha dejado de ser una ventaja.

Si queremos hacernos un favor a nosotros mismos, tal vez deberíamos de dejar de prestar atención a lo que dice tal o lo que dice Facebook o a los  nuevos cambios que ha hecho Twitter. Tal vez debamos abrir los ojos y ver qué es lo que se está moviendo alrededor. Hay muchos cisnes negros escondidos en el estanque esperando asomar la cabeza.

zp8497586rq

La capacidad de síntesis e interpretación en la era Google

Los motores de búsqueda y su impacto en la sociedad

Los motores de búsqueda, esa maravilla que convirtió internet en algo accesible

El desarrollo de los motores de búsqueda ha jugado un papel clave en la difusión de internet como herramienta de acceso a la información, hasta el punto de haber modificado totalmente nuestros habitos en cuanto a consumo de información se refiere.

Antes de la aparición de los motores de búsqueda, encontrar información en Internet era una tarea bastante costosa, muchas veces desesperante.

Básicamente había dos formas. La primera era escribir la dirección que habíamos visto en un anuncio, o nos habían enviado por email en la barra de direcciones. Era el internet del boca a boca, la repetición hasta la saciedad del nombre del dominio en los anuncios que funcionó tan bien durante algunos años. La segunda era acudir a los predecesores de los motores de búsqueda, los directorios de Internet como Altavista y otros. Los resultados ofrecidos porno solían ser muy buenos, tanto por lo escaso de su alcance y por la falta de relevancia, al menos en comparación con Google. Parece que hayan pasado siglos de esto, pero hace menos de veinte años.

El resto de la historia es conocida, dos estudiantes de Standford tuvieron la idea de combinar el rastreo y conteo de enlaces. La idea era sencilla: rastreas todos los enlaces disponibles para encontrar más enlaces y tener así un registro de gran parte de las páginas contenidas en Internet. Partían de una premisa, las páginas más enlazadas debían de ser las mejores, teniendo en cuenta el texto incluido en el enlace se podía establecer un ranking de las páginas más relevantes para esos términos de búsqueda. La verdad es que desde el primer momento la calidad de los resultados ofrecidos fue siempre muy buena (al menos comparado con sus predecesores). Desde entonces todo ha cambiado tanto que a veces nos resulta difícil saber, que es lo que hacíamos antes de que existiera Google.

En pocos años aparecer en las primeras posiciones del famoso buscador se convirtió en sinónimo de éxito. Asistimos al nacimiento de una nueva disciplina el SEO (Search Engine Optimization) cuyo objetivo último era lograr que nuestra web apareciera en los primeros puestos de los resultados del buscador. Ha sido tal el impacto de esta tecnología que hasta ha ocasionado cambios en la forma de funcionar de nuestra mente.

El impacto de Internet en nuestra mente y  forma de ver el mundo

Los estudios científicos realizados parecen indicar que aunque el uso de Internet afecta de manera negativa a nuestra memoria episódica y de manera positiva a nuestra capacidad de procesar datos. La explicación es sencilla, al tener acceso instantáneo a un repositorio tan completo de datos, existe gran cantidad de información que no es necesaria memorizar, por otro lado al tener acceso una mayor cantidad de fuentes de dato, nuestra capacidad de pensar y concebir no se ve limitada por la falta de fuentes de información. Al contrario, en ocasiones, es difícil no sentirse abrumado ante tanto material.

Pero existe una cuestión de un profundo calado, a la que no se ha prestado suficiente atención y es el impacto que suponen los buscadores de internet y su capacidad para ofrecer resultados en nuestra manera de ver el mundo. Por su naturaleza numérica y modo de funcionamiento, los motores de búsqueda tienden a ofrecer resultados más fiables cuando estamos buscando información sobre cuestiones, concretas y específicas. En los formularios de inserción las preguntas de carácter cualitativo y profundo no tienen cabida. Google aunque ensancha nuestro universo mental, también tiende a estrecharlo en cierta manera y tendemos a considerar que todo lo que se encuentra fácilmente internet no existe o no merece la pena.

El estadounidense Nicholas Carr, afirmaba en su obra que Internet está debilitando algunas funciones de la mente. Especialmente aquellas más elevadas como el pensamiento profundo la capacidad de abstracción y la memoria. Todo comenzó con su artículo publicado en 2008 bajo el título de: ¿Está Google haciéndonos estúpidos? En el constataba como su propia capacidad de concentración había disminuido enormemente y le costaba conservar la concentración más allá de dos o tres páginas.

tecnologicamente_lelos

La tecnología nos hace lelos

En cierta manera la tecnología esta binarizando nuestro pensamiento. Tendemos cada vez a manejar cada vez frases más pequeñas e ideas menos complejos. La longitud de las frases utilizadas en la prensa escrita ha disminuido enormemente en los últimos cien años.  En el interesante libro Enfermos de Información de Todd Glittin se cita un estudio en el que se confirma como durante todo el pasado siglo la tendencia a utilizar frases cada vez más cortas y sencillas ha sido constante.  Incluso en algunos best-sellers actuales como El Cisne Negro, donde se exponen ideas brillantes, uno tiene la sensación de estar navegando por ese estilo caótico de internet, donde se salta con demasiada facilidad de un tema y los capítulos parecen tener una estructura muy pobre.  Muchos apuntan a que esta tendencia comenzó con los precursores de la máquina de escribir como la que utilizó Nietzsche para escribir sus obras.Sin duda la modernidad no está volviendo cada vez más estúpidos

Los clásicos como  Herodoto, Platón o Tito Livio utilizaban por lo general frases muchos largos la mayoría de los autores modernos. El autor más complejo de cuantos he leído es Adam Smith. Muchas veces tenía que releer frases de varias líneas para poder comprender su sentido. Aunque en algunas ocasiones el autor podría haber dicho lo mismo utilizando menos caracteres. Pero en cualquier caso no duda de que las ideas y razonamientos eran de un elevado nivel de complejidad y abstracción,  algo que cuesta encontrar hoy en día.

En el siglo XXI vamos mucho al dato concreto, al hecho. Nuestro consumo de información suele ser una sucesión de hechos, teorias y fechas,  conectados con la vorágine del día a día. Sin un hilo conductor que interprete cual es la conexión entre estos. Resulta cada vez más difícil encontrar a gente con capacidad de interpretar las cosas. Y es que esa habilidad no encaja con la vorágine del mundo actual, de la noticia del momento y la sensación de lo instantáneo. La realidad que nace por la mañana y caduca por la noche. Aunque el periodismo haya dado paso a la historia, yo cada vez estoy más de acuerdo con una definición de noticia que hoy hace tiempo, cualquier noticia es una ignorancia de la historia.

zp8497586rq
zp8497586rq

La empresa y la creación de valor

la_creacion_de_valorLa creación de valor para sus clientes es lo que mantiene viva a cualquier empresa. Pueden ser muchas las razones que nos lleven a crear un empresa: nuestra ambición, visión, necesidad,  etc… Pero a la larga lo único que la mantendrá a flote es su capacidad de generar valor para sus clientes.  Este es el principio más importante de la economía de mercado, por encima incluso de los incrementos en productividad debidos de la especialización, división del trabajo o innovaciones tecnológicos. De nada sirve es un especialista en algo que no es útil a nadie.

El valor es cualquier característica de un producto o servicio que le hace ser estimado. A nivel crematístico el valor viene a ser análogo a la utilidad. Existen en el ámbito de la economía diversas teorías acerca de la creación de valor. A mí personalmente la que más me convence es la del valor subjetivo o percibido. El valor de cada producto o servicio es una cuestión personal e interna de cada consumidor va que mucho más allá de las características y la funcionalidad intrínseca de cada producto.

Siempre que seamos capaces de de entender ese concepto en su sentido más amplio estaremos dando un paso en la dirección correcta. Un collar de diamantes a priori no tiene ninguna utilidad práctica, pero generalmente su posesión sí que suele prestar algún tipo beneficio a sus propietarios, tales como el refuerzo de la autoestima o remarcar su posición social o  económica.

La función básica de la empresa

Decía un personaje de una película, que las únicas preguntas realmente importantes son el ¿qué? y el ¿por qué?, el resto son solamente la consecuencia de estas dos primeras.

En el mundo empresarial, la creación de valor debería ocupar el lugar del ¿qué? Cuando nos hacen una pregunta del tipo ¿a qué se dedica vuestra empresa?, la respuesta debería ser algo del estilo: agilizamos la gestión de nuestros clientes o transportamos personas a lo largo de todo el mundo, en vez de responder implantamos software o somos una aerolínea.   Lamentablemente hoy en día lo habitual es responder a un “¿Qué?” como si nos preguntarán “¿Cómo?”.
%%anc%%

La función empresarial consiste en hacer cosas por otros a cambio de dinero, simple y llanamente. Esto exige que seamos capaces de percibir los deseos, problemas, ambiciones, miedos y demás expectativas de un tercero y le aportamos una solución para cumplirlas o bien para mitigarlos, con un coste que sea razonable para todas las partes.

El valor está en el conocimiento de nuestros clientes

Como las folclóricas las empresas nos debemos a nuestro público, personas de carne y hueso que al igual que nosotros. Nuestra capacidad de empatizar y comprender a nuestro público objetivo, es vital para lograr el éxito de nuestra empresa.

No importan los medios tecnológicos a nuestro alcance, sino somos capaces de enfatizar y ponernos en la piel de nuestros clientes. Da igual que contemos con un supercomputador o un colisionador de hadrones, un tío con libreta y papel, será capaz de hacerlo mucho mejor que nosotros si sabe captar mejor que nosotros que es lo que realmente está pidiendo el mercado.

Por eso desde porlaempresa.com queremos contribuir en la medida de nuestras modestas posibilidades a un cambio en la mentalidad empresarial de nuestro país, que haga suya esa idea.

Las dos claves de la creación de valor

En definitiva para ser capaces de crear valor debemos de ser capaces de dar respuesta a una pregunta: ¿qué? ¿Qué es lo quieren nuestros clientes? Si queremos esmerarnos y sacar nota debemos de ser capaces de dar respuesta a otra pregunta más: ¿Por qué  lo quieren? Es en la respuesta a esta pregunta donde reside la capacidad de superar las expectativas.

Mientras les demos a las personas lo que quieren estaremos colmando sus expectativas, cuando les damos algo mejor todavía es cuando comienza la auténtica creación de valor.

zp8497586rq

¿Acaso importa la coyuntura económica?

La coyuntura económica, ese impreciso y abstracto concepto que sintetiza el  estado concreto de la actividad pecuniaria en todo el planeto, está de moda.  Se ha convertido en una nueva fuerza invisible que al igual que la ira de Zeus o la gravedad, ejerce una ineludible influencia en nuestras vidas, convirtiéndonos en meras gotas de agua arrastradas por la corriente.

Hace cinco años, cuando la economía estaba mucho más enferma, nadie sabía que era la prima de riesgo. Hoy es tema de conversación hasta en panaderías y mercados. Dedicamos mucha energía mental a pensar sobre la situación económica general. Algo que puede estar bien como pasatiempo pero que carece de cualquier utilidad práctica.

La pensar sobre la economía en tiempos de crisis es una fuente inagotable de  frustración, decepción e impotencia y lo que es más importante, una pérdida  de capacidad para regir nuestro propio destino. Esa sensación de que una parte  importante de nuestro bienestar depende de cuestiones que quedan totalmente fuera de nuestro alcance no hace renunciar a ser dueños de una parte de nuestro propio destino.

Es cierto que nuestra vida se haya influida por innumerables factores que no controlamos, pero  no es menos cierto que todos contamos con un cerebro y una voluntad que nos permite evitarlos, adaptarnos e incluso aprovecharlos en nuestro propio beneficio. Tanto si son reales como imaginados.

Algunas verdades sobre la coyuntura y la economía

La economía no es una ciencia, es simplemente una disciplina académica convertida en herramienta de relaciones públicas. Hoy en día se ha convertido en una sofisticada herramienta de generación de opinión encaminada a persuadir al público de la conveniencia de determinadas políticas con un importante sesgo ideológico.

La economía ha sido presentada como una ciencia que obtiene una solución única a un determinado problema. Y esto simplemente es mentira, en los problemas económicos se componen de consideraciones de orden moral, cultural, sentimental y personal principalmente. Esto hace imposible  la aplicación de las matemáticas o  de la mera  lógica formal para su resolución.  Para encajar instinto con aritmética, la “ciencia económica” ha reducido el amplio espectro de la conducta humana a unos pocos supuestos, apenas capaces de representar a una parte amplia del conjunto. Por eso un mono lanzando dardos tiene mayor capacidad predictiva a la hora de seleccionar valores en bolsa que algunos de los mejores fondos de inversión.

Por otro lado la coyuntura económica  se compone del conjunto de circunstancias contingentes y cambiantes  que determinan la situación  actual. Dicho conjunto es casi por definición imposible de registrar y mucho menos de cuantificar, condición indispensable para poder diseñar un modelo matemático que lo refleje. Aun el caso de que esto fuera capaz, dado que el resultado que pretendemos obtener de dicho modelo, es un concepto totalmente subjetivo, la ponderación de las variables que componen dicho modelo sería un proceso totalmente arbitrario e influido para las percepciones de los individuos que lo realicen. Vamos que la coyuntura económica al igual que el sentir popular y otros tantos conceptos ideados para influir en nosotros son meras formas de mamporrerismo mental.
%%anc%%

Durante todos esto años de crisis ha habido empresas e individuos que han  mejorado su situación, la pregunta que deberíamos hacernos por tanto es: si ellos lo han conseguido ¿Por qué no puede yo?

zp8497586rq

Comienza un nuevo curso: recapitulación y declaración de intenciones

El primer lunes de septiembre es el pistoletazo de salida, para un nuevo “curso” en el mundo de la empresa. Son muy pocos los afortunados que todavía están de vacaciones y la actividad vuelve a sus niveles normales. Llega por tanto el momento de recapitular lo andado en el anterior curso y marcarnos unos objetivos y metas para el siguiente curso.

Entre septiembre 2012 y Junio 2013, hemos incrementado de manera sustancial la cantidad de artículos publicados. Pero no es solamente una cuestión de cantidad, en cada uno de ellos hemos intentado crear un contenido de valor para todos los profesionales del mundo de la empresa, especialmente para aquellos que más trabajan con las aplicaciones de gestión.

Durante el año pasado hicimos un especial hincapié en generar contenido que sirviera de ayuda a las empresas que tienen que afrontar la compra o sustitución de un sistema informático clave. Este año sin dejar de lado esta faceta, queremos  abrir un nuevo frente y crear artículos que ayuden a las empresas a sacar más partido a sus sistemas de gestión.

Pasamos por alto muchas veces que lo realmente importante de las herramientas no es su grado de sofisticación, sino lo que nosotros como empresa somos capaces de obtener de ellas. Algunas empresas que sacan muchísimo más partido a su modesta solución de gestión, que otras que cuentan con los sofisticados paquetes de los que apenas utilizan un 20% de la funcionalidad total.

laempresa_global

“Thinking outside of the box” o el ir más allá

Nuestro objetivo, no es que su empresa  saque partido  al 80% o 90% de la funcionalidad de su software. Creemos que se puede ir más allá todavía, si somos inteligentes y sabemos aprovechar de otra manera los recursos que tenemos a nuestra disposición. Saliéndonos del molde podemos obtener retornos del 1000%.

Disponer de sofisticadas herramientas como un ERP o un sistema de Gestión Documental, combinados con otras herramientas, más algo de formación y sobre todo mucha imaginación, nos da las posibilidad de crear toneladas de valor para sus clientes sin necesidad de realizar grandes inversiones, simplemente cambiando nuestra forma de pensar y de trabajar. Y sobre todo planteándonos continuamente nuevas preguntas, abandonando nuestra zona de comodidad.

La revolución tecnológica en la que estamos inmersos ha sido una fuerza que ha tendido a la homogenización y universalización. Las ciudades tienden cada vez a ser más parecidas, todos llevamos las mismas marcas de ropa a lo largo y ancho de todo el mundo, utilizamos los mismos móviles, comemos el mismo tipo de comida…

Pero en un mundo así, todo el pastel queda en manos de unos pocos. En la medida en que no seamos capaces de pensar y actuar de una manera diferente y propia y sigamos siguiendo los dictados de los grandes gurús que sirven para todos igual, acabaremos siendo pequeñas abejas de una sociedad colmena.

Existen señales de nos indican que la tendencia a lo homogéneo se está inviertendo. Al fin al cabo es lógico que la tecnología nos haga más libres e independientes y no todo lo contrario.

Los primeros que sepan subirse a ese tren y hacer cosas nuevas con las mismas herramientas,  tendrán su premio. Pero para eso hace falta saber saltarse las normas no escritas, esquivar el tsunami de las tendencias globales y centrarnos en nosotros mismo y nuestro entorno inmediato. Aquel que somos capaces de percibir con nuestros sentidos y medios propios.

Feliz curso a todos.

zp8497586rq

El uso de pantallas táctiles en ERP y otras aplicaciones empresariales

Si algo tiene caracteriza a un ERP es la amplia funcionalidad que ofrece y la cantidad de programas con los que podemos trabajar dentro de la misma suite. Esto tiene la lógica ventaja de la integración de las actividades de la emprsea, pero esta visión tan integradora no está exenta de ciertas limitaciones.  Como dice el refranero español, quien mucho abarca poco aprieta y este a la postre es un problema común a casi todas las suites ERP, tienen unas interfaces de usuario muy poco adaptadas a los roles específicos de cada usuario. Al final siempre acabamos viendo cuadrículas de datos, formularios de búsqueda y pestañas, a pesar de que utillizamos aplicaciones para cosas tan distintas como crear pedidos o planificar la producción, tenemos siempre la sensación de estar viendo la última pantalla.

Un cambio en el paradigma tecnológico

Las pantallas táctiles suponen una forma totalmente nueva de interactuar con los dispositivos electrónicos. En cierta medida son la evolución del ratón, que mediante un cursor nos permite introducir un dedo virtual  dentro de la pantalla de nuestro ordenador. Ahora en vez de tocar los elementos a través del cursor podemos hacerlo con nuestros propios dedos. Esto facilita en general todo tipo de interacciones, salvo las de introducir o picar datos. Por razones de ergonomía la manera más rápida de escribir con un teclado es la tradicional utilizada con las máquinas de escribir, sentado con los antebrazos apoyados sobre una superficie plana. Con teclados virtuales se pueden conseguir resultados parecidos e incluso superiores (al no tener que presionar las teclas podemos escribir más rápido). Salvo esta excepción el trabajo es mucho más fluido y la experiencia del usuario mucho más agradable.

Si además tenemos en cuenta que los sistemas informáticos cada vez se nutren menos de datos picados a manos y que el tener un pantalla táctil no significa  el renunciar al teclado ya que  podemos incorporar uno físico o virtual las excusas para no incorporar este nuevo tipo de tecnologías son cada vez más escasas.

Del usuario a la empresa

El principal problema que existe en las empresas a la hora de incorporar este que la industria del software empresarial es bastante más lenta que la del software de consumo. En el segmento alto del ERP salvo Oracle que ha hecho JD Edwards compatible con Ipad y ha lanzado aplicaciones móviles como parte integrada de su software de inteligencia de negocios, hemos encontrado pocos esfuerzos por parte los fabricantes.

Además para conseguir que esta tecnología sea aplicable y operativa no basta con que las aplicaciones actuales sean compatibles con el uso de dispositivos táctiles, es neceario un completo rediseño de las interfaces de usuario de acuerdo con esta nueva forma de interactuar con las aplicaciones. Por lo que parece hasta el momenot, no vemos muchos movimientos en la industria encaminados a esta transición. Tal vez prefieran seguir ordeñando de manera tranquila los clientes actuales. Pero en cualquier caso han de tener cuidado, en cualquier momento puede aparecer un retador.

Los caminos de la innovación XI: Innovación por arqueología

¿Se puede innovar mirando hacia atrás? Por supuesto, existe la noción general de que las el progreso es lineal y que las cosas siempre tienden a mejor. No se cómo se ha logrado inocular esta idea en la mente del público, pero el caso que en muchos aspectos, especialmente cualitativos, la calidad de muchos productos o servicios ha empeorado de forma notable, aunque se produzcan de forma mucho más barata. Ya hace casi dos mil años Horacio escribió: “Nuestros padres, peores que nuestros abuelos, nos engendraron a nosotros aún más depravados y nosotros daremos una progenie todavía más incapaz”, no es que esté de acuerdo con esa visión tan rigorista sobre la decadencia del género humano, pero tampoco es cierta, esa estúpida idea de que todo lo nuevo es mejor.

Sólo al que echar un vistazo a algunos de los productos básico como la leche, los huevos, el pan y los alimentos en general.  En algunos sectores como el de la moda, la innovación simplemente consiste en rescatar elementos obsoletos y mezclarlo con la estética actual. Por eso las revistas de moda están llenas de comentarios del estilo: vuelven los pantalones de campaña, una mirada al estilo de los años 20…

Seamos claros, innovar está muy bien, pero para que haya progreso tienen que haber conservación. Sin conservación pero con cambio sólo hay evolución, lo que en muchas ocasiones puede sigfnicar decadencia.  Muchas veces la verdadera innovación consiste en rescatar elementos que se han perdido, por eso los fabricantes de pan de molde intentan convencernos que han conseguido equipararlo con el tradicional pan de leña.

Algunas sugerencias para la innovación arqueológica

Haz una lista de los atributos de tu producto, haz otra listas de los productos que cumplían la misma función que el tuyo y que lo han sustituido, a falta de esto siempre puedes tirar de versiones viejas. La cuestión consiste en comparar que atributos son mejores en los productos sustituidos y ver  de que manera se podrían incorporar al producto actual.

Muchas veces podemos ser capaces de darle un toque extra de glamur o de calidad aparente con rediseño estético del producto que  le dé un look más retro. Eso es lo que hacen las universidades, en su afán por parecer instituciones más respetables intentan hacer valer su antigüedad.

La conclusión de este post es sencilla: a veces, para poder mirar hacia adelante (innovar), es necesario saber mirar hacia atrás.  Tened, cuidado la innovación está ahí afuera.

zp8497586rq

El potencial de las apps en el entorno empresarial

Hace tiempo las innovaciones informáticas surgían en primer lugar como aplicaciones para empresas y luego están se trasladaban a los mercados de consumidores finales. Hoy en día el mercado del software y el hardware para empresas parece ir a remolque de lo que marca el exigente mercado de la tecnología de consumo. En parte esto tiene sentido debido a los largos periodos de amortización que tienen las empresas, hoy en día es muy difícil encontrar un ordenador con Windows 95(ya no decimos un MS-DOS) en un hogar, pero en cambio todavía existen muchas empresas que utilizan aplicaciones de pantalla negra con letras verdes, algunas de ellas sin ninguna intención de cambiarlas.

Es por esto que el de las apps (o aplicaciones para dispositivos móviles), es un terreno prácticamente inexplorado por las principales fabricantes de software empresarial. Salvo algunas excepciones como RoamBI, una solución de visualización de cuadros de mando, orientada a dispositivos móviles o las aplicaciones móviles lanzadas por Oracle para JD Edwards y Oracle BI.

Las aplicaciones móviles para empresa
Aplicaciones móviles para empresa

Las limitaciones de las apps

La principal limitación de las apps es el escaso tamaño de pantalla de los dispositivos sobre las que son ejecutadas. Aunque algunos tablets como el Ipad cuentan con pantallas 10” y se han lanzado al mercado un nuevo género de dispositivos a mitad de camino entre el móvil y el tablet (phablets como el Samsung Galaxy Note), en general estos dispositivos no permiten visualizar una gran cantidad de datos de vez y las aplicaciones suelen ser menos complejas, ya que sino serían muy tediosas de manejar.

Sólo por citar una ejemplo la versión para tablets de Photsohop, el famoso programa de edición de imágenes de Adobe, cuesta 100 veces menos y ofrece una fracción solamente de la funcionalidad de su hermano mayor para portátiles y equipos de sobremesa. Aunque se pueden realizar cosas realmente notables con la Photoshop Touch, en general es más lenta de manejar que su hermano mayor y casi cualquier operación requieren un par de clicks adicionales.

Una parte importante de esta merma en usabilidad se debe a la falta de experiencia en el desarrollo de este tipo de interfaces. Es casi seguro que estas mejoraran con el tiempo, al igual que ha sucedido con las aplicaciones web, antaño denostadas y que hoy en día ofrecen un diseño y una funcionalidad impecable en muchos casos. Otra parte se debe a la falta de potencia de los procesadores de los equipos móviles, que además suelen carecer de GPU. Aunque sabemos que año tras año aumenta la potencia de los procesadores, estos por lógica siempre irán por detrás de los equipos de sobremesa.

La limitación del tamaño de la pantalla  es algo prácticamente insalvable, por muchos píxeles que podamos meter en una pulgada, la agudeza del ojo humano es algo que no puede ser modificado y que tienes unos límites, al  igual que su capacidad para mover los dedos.

El potencial de las aplicaciones

No  todos son pegas, las aplicaciones para móviles tienen un potencial enorme para las empresas. La principal es bastante obvia, se trata de la movilidad. Pero lo verdaderamente interesante no es sólo que podamos utilizarlas en cualquier sitio, sino que los dispositivos móviles cuentan con mecanismos para proporcionar datos a las aplicaciones sin que estos tengan que ser introducidos por el usuario.

El indicar la localización del dispositivo mediante GPS u otras técnicas tiene un valor incalculable para aplicaciones empresariales. Por solo citar un ejemplo, los comerciales por norma general tienen que rellenar partes en aplicaciones tipo CRM sobre las visitas realizadas. Con estas funcionalidad, al estar asociado cada cliente con una ubicación concreta, con hacer comentario al teléfono móvil  que se convertirá en texto mediante un programa de reconocimiento de voz, puede quedar grabada una cita en el CRM de manera automática ¿cómo? El comentario grabado se convierte en texto de la visita, la identificación del cliente se saca cotejando la ubicación y la hora de la visita se graba automáticamente en base al momento de la transacción.

Pero esto solo ese una pequeña muestra, la captura de imágenes, temperatura, velocidad (cambio en la posición) y otras sensores electrónicos que liberan las personas de la esclavitud de tener que teclear datos. Por esto estamos seguros de que la utilización de dispositivos móviles supondrá un antes y un después a la hora de crear una empresa más ligeras. Empresas que tengan cada vez un porcentaje menor de personas dedicadas a tareas de escaso valor añadido como las administritativas y con más parte del equipo dedicada a tareas clave como atención al cliente, diseño, logística, etc…

zp8497586rq

Análisis de la nueva interfaz de usuario de JD Edwards EnterpriseOne 9.0

Siguiendo con la anterior con la serie de artículos en las que analizamos la interfaz de usuario de Openbravo, hoy le toca el turno a JD Edwards y los cambios incorporados en su versión 9.0 que a nuestro juicio han mejorado bastante la usabilidad de la aplicación. Todas las imágenes del artículo son ampliables haciendo click encima en modo “lightbox”, lo que os permitirá observar con más detalle el aspecto concreto de la interfaz.

Lo primero que podemos comprobar en la nueva interfaz en comparación con la interior es la desaparición del menu lateral de navegación de la parte lateral, que teníamos en las anteriores versiones (segunda imagen),  esto ha liberado una parte importante importante de la pantalla lo que mejora enormemente la visibilidad.

índice

Pantalla antigua JD Edwards:

jd_antiguo

Todas las funciones de navegación de la sección lateral han sido desplazadas a la parte de superior de la pantalla, que podeis encontrar en la siguiente imagen. En la parte izquierda de la pantalla debajo del logo se encuentran, los menús de navegación por la aplicación. El primer enlace nos lleva la home, con el segundo mediante menús desplegables de múltiples níveles tenemos acceso a cualquier aplicación dentro de nuestro JD Edwards.

El tercer, cuarto y quinto enlace de la zona izquierda abren sendos menús desplegables a Aplicaciones abiertas, Reports recientes y Favoritos. Lo que nos permite tener una acceso mucho má rápido a los elementos que más utiliza cada usuario. Esto es especial útil en aplicaciones tan grandes como un ERP, donde la mayoría de los usuarios sólo utiliza una fracción de los programas y reports. El fast path, o campo de búsqueda por códigos de aplicación, tan usado por los usuarios avanzados ha sido desplazado a la parte superior derecha de la aplicación, junto con las opciones de usuario, de visualización y de loggeo.

A mi juicio resulta todo una acierto está nueva configuración de las herramientas de navegación, ya que libera nos permite un espacio de trabajo mayor. Para lograr este espacio equivalente en la anterior versión, teniamos que ocultar el menu lateral, con el consiguiente incoveniente de tener que estar ocultándolo y mostrándolo continuamente.

menu_superiro

A continuación vemos un ejemplo de menú desplegable. Como vemos tiene múltiples niveles. Cabe destacar que los desplegables saltan mediante click y no pasando el cursor por encinma de las opciones. Esto a nuestro jucio es un acierto, ya que aunque le resta un pelín de velocidad, hace el menú mucho más manejable y evita que nos desperezca el menú si movemos el curso un pelín fuera de la selección.

menu_desplegable

Otras de las principales incorporaciones en esta nueva versión las nueva versión de la Home,  que es un carrousel configurable  en el que podemos incluir los distintos workflows de la empresa o incluso páginas web externas, como la ayuda online de JD Edwards o la web de nuestra empresa donde podemos consultar información que neceistamos. Los workflows son gráficos donde se nuestra manera visual los distintos procesos de nuestra empresa.

El de la siguiente imagen recoje el proceso de compra, desde la solicitud de compra hasta el pago de la factura a proveedor, haciendo click en cada uno de los cuadros vamos a la aplicación que se utiliza en cada paso. Si por ejemplo quisieramos revisar y aprobar órdenes de compra simplemente tendriamos que hacer click en el icono de la segunda columna y accederiamos directamente al programa en cuestión.

workflow

Otras de las recientes mejoras es la incorporación de una barra de acceso rápido, en la parte inferior, con un aspecto más visual basada en iconos y pestañas. Siempre es más fácil identificar las imágenes que el texto. Esta mejora bien utilzada permite mejorar mucho la productividad de los usuarios. Este espacio es totalmente configurable y además sino nos gusta este tipo de navegación lo podemos ocultar.

acceso_rapido

Por ultimo tenemos una imagen de las pantallas de aplicación con sus formularios, aquí los cambios han sido mínimos por varias razones. El sistema es bastante efectivo y el realizar grandes cambios hubiera penalizado a los usaurios de versiones anteriores. ¿Porque cambiar algo cuando funciona bien?

pantalla_general

Esperamos que os haya sido útil este repaso, para cualquier cuestión relacionada no dudeis en contactar con nosotros.

zp8497586rq