Archivo de la etiqueta: tecnologías de la información

La venta interna de proyectos TIC (II)

La venta interna de proyectos TIC IT TI

Identificando nuestro público objetivo

Si queremos sacar adelante un proyecto, lo primero que tenemos que identificar es nuestro público objetivo, las empresas están compuestas por distintos grupos de interés y tenemos que ser capaces de identifcar cuales serán de vitales para nuestro proyecto. Cada empresa es una pequeña cultura, un submundo, con sus propios grupos y reglas. Cada grupo tendrá uno o varios puntos de vista con respecto al proyecto. Si queremos  sacar adelante un nuevo proyecto necesitamos recabar el máximo número de apoyos, evitando a la vez hacer esfuerzos inútiles  o contraproducentes. Es conveniente que seamos capaces de segmentar los distintos grupos dentro de la empresa en base a su postura frente al proyecto y posición en la empresa y saber cuales son sus verdaderas motivaciones para oponerse al proyecto, a fin de plantear para cada uno la estrategia más adecuada..

Un primera criterio a la hora de segmentar puede ser el grado de implicación que van a tener con el nuevo sistema. En este punto, podemos determinar dos grupos principales: los usuarios y los no usuarios. Partiendo de  un esquema organizativo de tipo pirámide podemos  decir que el grado de interacción con el sistema es más bajo entre los empelados que están en los extremos de la pirámide (alta dirección y operarios) y más intenso en la mitad de la pirámide (mandos intermedios, empleados cualificados), esto claro está cuando nos referimos a la implantación de un ERP.

Otros sistemas tienen un esquema de influencia bien diferenciado, que hemos de ser capaces de identificar. Para todo esto hay excepciones, los sistemas de inteligencia de negocios suelen estar más enfocados a la alta dirección y en las empresas de paquetería, todos los repartidores suelen ir con PDA directamente conectada al sistema.  Sea como fuere, el caso es que los mayores puntos de resistencia suelen darse en los usuarios actuales del sistema antiguo, especialmente los más habituados, a menos claro está de que estén sufriendo importantes carencias con el sistema actual. Otra punto fuerte de resistencia lo podemos encontrar en los que se convertirán en nuevos usuarios del sistema y que actualmente no utilizan ninguno. Muchas veces estos identifican el nuevo sistema como un estorbo añadido, que les hará perder tiempo introduciendo datos y que les distraerá de sus actividades principales.

Muchas veces los usuarios del actual sistema están sufriendo importantes carencias pero estas son ignoradas totalmente, bien porque no tienen referencias de otros sistemas que funcionen mejor y tengan una funcionalidad más avanzada o bien porque están tan habituados al sistema que cualquier cambio que se produzca va a ser una incomodidad para ellos. En ambos casos es importante tener identificados estos puntos de resistencia.

Otro enfoque de segmentación es el clásico de Departamentos.  Dado que cada departamento ejerce un rol distinto dentro de la empresa, tiene unos intereses específicos que no siempre están alineados con los del resto de departamentos.

¿Que preguntas debemos plantearnos?

Llegado este punto deberíamos de haber sido capaces de dar respuesta a las siguientes preguntas:

¿Qué grupos o partes existen dentro de la empresa qué puedan influir sobre aprobación del proyecto?  Hay que tener en cuenta tanto los grupos formales como los informales (Departamento de Compras vs Los que comen en la empresa) Una persona puede ser miembro de distintos grupos y puede ejercer un papel clave a la hora de comunicar información sobre los cambios que supondrá el nuevo proyecto. Hay que tener en cuenta que el público siempre es más receptivo a recibir información de prescriptores de su confianza. Un mismo mensaje emitido por dos personas distintas puede tener un impacto totalmente diferente dependiendo de la confianza que genere cada emisor.

-¿Qué grado de influencia tienen?  Lógicamente tendremos que centrar nuestros esfuerzos sobre aquellos que en principio  pueden darnos más problemas a la hora de  sacar adelante el proyecto por su capacidad de influir ante otros. Pero tenemos que ser capaces de utilizar la influencia de una manera positiva y saber utilizar la autoridad de gente proclive al proyecto a la hora de promocionarlo dentro de laempresa.

-¿Qué motivos tienen para oponerse? ¿Qué hay de cierto en ellos? ¿Hay beneficios del proyecto que desconocen y qué podría hacerles cambiar de opinión? Las respuestas a estas preguntas son claves a la hora de componer una estrategia efectiva. En base a estas objeciones debemos de ser capaz de componer un esquemas de argumentos adaptados a las personas, momentos y situaciones que nos permitan tener un control efectivo sobre el estado de opinión acerca del proyecto en los distintos grupos de la empresa.

-¿Cuál es la estructura de esos grupos? ¿Tienen algún líder, formal o informal? En los años 20 el que quería trabajar con la Mafia le bastaba con convencer a Al Capone. En los grupos con estructura más formal en los que existe un mando jerárquico esto suele ser así. En los informales aunque en principio no hay el mismo grado de sometimiento a la autoridad, siempre hay miembros más destacados que suelen ser los “líderes de opinión”, gente experta sobre un determinado tema (al menos así lo cree el resto del grupo), que además inspira confianza en el grupo.

En conclusión, como casí siempre que intentamos hacer algo grande, debemos de ser capaces de descomponer ese “gran objetivo” en objetivos más pequeños y agrupados, que nos permitan elaborar una estrategia más detallada de los pasos seguir.

Ver la primera parte de este artículo

Ver la tercera parte de este artículo

Análisis de OpenBravo: Interfaz de usuario general y pantalla de inicio

Openbravo es el ERP basado en planteamientos de software libre más utilizado del mundo. En esta serie de artículos vamos hacer un análisis detallado de las características que ofrece la versión profesional de Openbravo, para que todas las personas interesadas puedan hacerse una idea de  todo el potencial que ofrece esta solución.

Pantalla de bienvenidaPantalla de Inicio de Openbravo

En la imagen anterior, he añadido varios recuadros para interfaz de usuario en las distintas secciones. En el recuadro negro de la parte superior es donde se encuentran los menus y los logotipos. Los logotipos totalmente personalizables y podemos añadir el de nuestra empresa si queremos darle un look más corporativo a la solución. En la parte de la izquierda encontramos los menús que nos permiten acceder a cualquier parte de la aplicación de una forma rapídisima. Es de destacar la presencia de estos dos botones:

El de la izquierda nos permite crear de manera rápida cualquier tipo de elemento en Openbravo: pedidos, presupuesto, plantillas, asientos contables, clientes, usaurios y un largísimo etc… El de la derecha en cambio nos permite accedera cualquier programas o report.  Con estos dos elementos podemos acceder a casi cualquier parte de la aplicación de manera muy rápida. Es uno de esos pequeños detalles que hace a Openbravo un ERP muy grande. Cuando pulsamos en cualquier de los dos nos aparece un formulario de introducción de datos, tan pequeño y sencillo como poderoso.

En la parte de arriba de la  imagen podemos apreciar una lista de los ultimos elementos a los que hemos accedido, con un icono que nos indica de que t ipo de elemento se trata. Así podemos acceder de manera ultrarápida a los elementos que hemos estado utilizando. El recuadro inferior es todo un prodigio en cuanto a usabilidad. Es a la vez un un cuadro de búsqueda que nos va ofreciendo sugerencias conforme vamos escribiendo, pero también es una lista deplegable por orden alfabético sino queremos teclear nada.

En la siguiente sección, encontramos una serie de menús que nos permiten navegar por los programas agrupoandolos por módulos, las ayudas y la configuración. Aunque nunca está de más tenerlo, recomendamos encarecidamente utilizar los accesos rápidos ya que son más fáciles de utilizar y más rápidos.

Pestañas de navegación.

Otra importante característica de OpenBravo en cuanto a usabilidad se refiere, es la navegación por pestañas que nos tener varios programas abiertos y pasando de uno a otro con tan sólo un click.  Otro pequeño gran detalle , que a larga mejora enormente la productividad de los usuarios y de su empresa. Tan sólo un matiz. Openbravo es una aplicación compleja, por lo tanto si su ordenador tiene poco memoria o un procesador poco potente un exceso de pestañas puede ralentizar la navegación.

Pantalla Central

La parte principal de la pantalla, enmarcada en azul en la imagen principal, es la zona de la interfaz donde se abren las distintas aplicaciones. En el caso de la pantalla de inicio presenta una característica especial que la hace muy atractiva, es totalmente configurable mediante widgets. Los widgets son pequeñas aplicaciones que ocupan tan una pequeña parte de la pantalla y que nos facilitan el acceso a datos o funciones principales de la suite, o incluso del software de  terceros como puede ser Gmail, Google Docs, Twitter, Facebook o aplicaciones CRM y BI. La idea es que el usuario al abrir la aplicación encuentre un conglomerado de elementos que de un vistazo le aporten información relevante sobre sus funciones. Tenemos incluso la posibilidad de crear nuestro propio widget insertando código HTML personalizado.

En la parte de la izquierda marcada encontramos un acceso rápido a los ultimos documentos y vistas utilizadas, además de la administración de los widgets. Es también destacable que Openbravo también cuenta con atajos de  teclado, una funcionalidad que aunque generalmente no es utilizada por muchos usuarios, permite hacer muchas más cosas en menos tiempo.

El triangulo de la gestión eficiente: ERP, Inteligencia de Negocios y Gestión Documental Integradas

Se acabaron los tiempos en los que  tener un ERP apañado garantizaba la competitividad de la empresa. En un entorno en el que todas las empresas tienen un ERP, este se convierte en un requisito y no en una ventaja competitiva. Está claro que no todo el mundo es capaz de sacarle el máximo partido a su ERP, pero conforme avanza la tecnología, se hace cada más necesario el dotar a la empresa de herramientas que permitan hacer más eficaz su gestión, especialmente en el ámbito de la gestión administrativa y de la toma de decisiones.
La inteligencia de negocios el factor clave para sacar más rendimiento a su ERP

Si de verdad quiere rentabilizar a fondo su inversión en ERP, lo primero que debería considerar, una vez que haya alcanzado un cierto grado de optimización en su sistema, es comenzar a explotar de manera sistemática toda la información que genera e incorporarla a la gestión estratégica y operativa de su empresa.

Lamentablemente los ERP al ser concebidos cómo sistemas transaccionales no son capaces ofrecernos este tipo de analíticas complejas . Muchos tienen capacidades de reporting a nivel operativo, generalmente bastante limitadas,  que suelen sobrecargar el sistema haciéndolo más lento, con todos los problemas que esto acarrea. Para poder contar con información de calidad que nos permita realizar una toma de decisiones más seguras es necesario disponer de un sistema de inteligencia de negocios, capaz de convertir esos registros de nuestra de base de datos en información procesada que facilite nuestro trabajo.

Contrariamente a lo que se piensa esto puede hacerse económica y gradualmente. Comenzando por las áreas críticas de su empresa, donde la toma de decisiones necesita de información más estructurada, logrará un retorno de inversión más rápido. Conforme vayan creciendo las necesidades podrá ir desplegando la solución. No nos cansaremos de repetirlo, pocas cosas nos permiten sacar un mayor rendimiento a cada euro invertido que un buen sistema de inteligencia de negocios.

La gestión documental: la tercera pata del banco

Por muy informatizada que tengamos la gestión de nuestra empresa, los documentos con soporte físico juegan un papel muy importante dentro de la empresa. Es necesario gestionar facturas, contratos, presupuestos, expedientes, albaranes, impresos oficiales, recibos y un largo etc. Para trabajar con ellos es necesario generarlos, recibirlos, copiarlos, archivarlos, buscarlos, consultarlos, enviarlos y modificarlos.

La cuestión es que con un buen sistema de gestión documental e podremos ahorrar grandes cantidades de dinero y trabajo farragoso, lo que a larga supone más beneficio, menos recursos infrautilizados y una mejor motivación del personal.

Según un estudio realizado por Gartner, se estimó en 8 horas semanales el tiempo de trabajo destinado a la gestión documental por profesionales cuyo trabajo estaba basado en la gestión del conocimiento.  Gestionar un documento con un sistema de gestión documental requiere cuatro veces menos trabajo  que hacerlo de manualmente,  sin contar con la mejora en seguridad los costes extra que pueden suponer un documento perdido o dañado.

La verdadera clave está en hacer que los tres sistemas trabajen integrados

Disponer de estos tres sistemas de gestión permitirá a su empresa alcanzar altas cotas de eficiencia, pero todavía se puede ir un paso un más allá: conseguir una verdadera integración entre los tres sistemas. Que cada vez que hagamos un listado de facturas en nuestro ERP tengamos un enlace al original de cada una de esas facturas. Obtener y explotar datos con nuestro sistema de inteligencia de negocios sobre la utilización y gestión de esos documentos. Disponer de enlaces a análisis e informes claves sobre cada cliente, dentro de su ficha en el ERP. Estos son sólo algunos ejemplos, las posibilidades son ilimitadas.

Las soluciones empresariales basadas en entorno web son el medio perfecto para lograr esa integración, al compartir un plataforma tecnológica común y una usabilidad similar la integración se hace mucho más sencilla tanto para los técnicos y programadores cómo para los usuarios.

 

La empresa ligera: lo que se esconde tras la nube (II)

¿Qué hay detrás de la nube?

Al igual que detrás de cada nuevo paradigma tecnológico, lo que se esconde es una intensa y cruel guerra comercial, donde cada bando intenta conquistar la mente de los consumidores para más tarde poner la bandera en su bolsillo. En esta contienda se distinguen cuatro bandos, que van intercambiando alianzas y cambiando posiciones: los fabricantes de procesadores, los fabricantes de software, los de equipos y los proveedores de servicios de internet. El objetivo de todos es cómo siempre ocupar la mayor superficie posible del mercado.

Por un lado los fabricantes de procesadores son los menos beneficiados con esta nueva tendencia de la nube. Básicamente porque su difusión, acarrea un uso más eficiente de potencia computacional, lo que en cristiano significa: hacer lo mismo que menos procesadores, es decir menos pasta para ellos. Mientras que los proveedores  de servicios de internet hacen trabajar sus equipos a todo trapo, los propietarios de equipos portátiles  o de escritorio, tanto a nivel profesional cómo personal  hacen un uso menos intensivo de la capacidad de sus equipos y esto es un gran negocio para los fabricantes  de procesadores.

Por otro lado tenemos a los proveedores de servicios de internet, cuyo objetivo es que utilizamos la web hasta para mirar la hora, así poder ponernos un anuncio al lado o que en vez de llamar a nuestro cónyuge a viva voz desde una habitación a la otra, le pongamos un mensaje privado a través del Facebook. Por otro lado, algunos proveedores de servicios cómo Google han hecho sus pinitos con el software tradicional, de hecho Chrome OS no deja de ser una alternativa a Windows.

Los fabricantes de software tienen una posición oscilante, aunque por un lado la mayor fuente de ingresos de empresas cómo Adobe o Microsoft es la fabricación de software para equipos, estos a su vez, también están intentando a la vez convertirse en proveedores de servicios a través de internet (de hecho Microsoft lo era antes que Google). Están por decirlo de algún modo nadando entre dos aguas, no quieren que una moda tecnológica arruine su principal fuente de ingresos pero por otro lado tampoco quieren renunciar al dinero que puede venir de la nueva ola

Así que cuando su oiga voces en contra o favor de la nube, tal vez estas líneas puedan ayudarle a tener un juicio más fundamentado sobre la veracidad de esas afirmaciones, calibrando quien dice hace esas afirmaciones y qué interés tiene en todo esto.

Pero entonces: ¿debería utilizar el software en la nube en mi empresa?

Esta es una pregunta  demasiado compleja para poder ser respondida con un sí o un no. Lo primero que debemos tener en cuenta es que también existen nubes privadas. Es decir, en vez alojar sus aplicaciones y datos en servidores de terceros, usted puede comprar sus propios servidores y montar su propia nube. Dado el carácter crítico de la información de la información que almacenan muchas empresas, esta  opción parece mucho más asumible.

Lo que es seguro, es que a día de hoy, la empresa 100% en la nube es una quimera al menos para un gran número de empresas. Si sus trabajadores tienen que hacer uso de aplicaciones pesadas como Autocad, Photoshop u otras, el alojarlas en la nube, no tiene ningún sentido. En muchos casos no es técnicamente posible y en la mayoría de ellos es totalmente desaconsejable.

Otra cuestión muy distinta es el caso de las grandes aplicaciones empresariales, que son utilizadas por muchos usuarios que trabajan con datos compartidos, especialmente cuando se exige una cierta integridad y uniformidad a la información que se comparte. Existen desde finales de los 90, aplicaciones ERP , como JD Edwards EnterpriseOne que son 100% web. Preparadas para ser alojadas en nubes públicas o privadas permiten a las empresas sacar el máximo partido de este tipo de arquitectura, facilitando la movilidad de los usuarios y la integración con otro tipo de sistemas. En el campo del CRM, son muchas las aplicaciones que como SalesForce o CRM On-Demand han funcionado durante décadas con excelentes resultados. En el campo de la gestión documental también encontramos excelentes aplicaciones web que nos permiten sacar el máximo de este tipo de arqutiectura.

HTTP://CUSTOMESSAYWRITINGSERVICESS.COM

Por lo tanto antes de de decidir si su empresas debe montarse en la nube, tiene que plantearse muchas preguntas, acerca de lo que realmente necesita su empresa. Hace dos años se pronostico que en 2012 el X % de las empresas trabajarían solamente con aplicaciones en la nube y que la vieja informática había muerto. A día de hoy una parte importantísima de las empresas trabaja con Windows XP, uso el Office 2003 y tienen Internet Explorer cómo navegador  principal.

zp8497586rq
zp8497586rq

La empresa ligera: la nube, perro viejo con nuevo collar (I)

La empresa ligera: el futuro de la nube

Si hoy en día hay un tema candente en el mundo de las tecnologías de información, ese es el de la nube o cloud computing. La nube, es un perro viejo con un nuevo collar. Se basa utilización de servicios de computación a través de internet para almacenar y procesar información.  Cosas tan poco novedosas  como Hotmail o la aplicación de correo de Terra no dejan de ser perfectos ejemplos de “cloud computing”. Los avances en estándares cómo Javascript, HTML5 o incluso del denostado Flash, han permitido dotar a las aplicaciones  web de un aspecto y usabilidad muy mejorada, equiparándolas en muchos casos a las aplicaciones de escritorio.

¿Para qué sirve y para que no sirve la computación en la nube?

Como decíamos antes la computación en la nube sirve para dos cosas básicamente para dos cosas: almacenar información y utilizar programas informáticos.

Hay que tener en cuenta que esta no siempre es la opción más interesante, dependiendo de nuestras necesidades de seguridad, disponibilidad y rapidez de acceso a la información.  Por eso muchas empresa se resisten a tener almacenada toda su información en el servidor de un tercero. Aunque sobre el  papel no hay ningún problema, la realidad siempre es una fuente de sorpresas. Por contra tenemos la cuestión de la velocidad, por muy ancha que sea nuestra conexión de banda, el acceso no será tan rápido cómo a los archivos almacenados en nuestro equipo, dado que estamos expuestos a la saturación de servidores del proveedor en cuestión, problemas en la línea o incluso las limitaciones de nuestro propio equipo o router wifi.

cloud_compu

A la hora de utilizar programas en la nube, la cosa no es tan sencilla. Hay aplicaciones más pesadas como Phothoshop, Autocad u otros programas de diseño en 3d que exigen de una alta capacidad de procesador y una importante utilización de disco duro. Alojar este tipo de aplicaciones en la nube, disminuiría mucho su rendimiento, en el caso claro está de que sea posible hacerlo. Si nuestra empresa tiene un almacén automático, no parece tener mucho sentido alojar el software que lo controla en un servidor de Amazon.

Por otro lado aplicaciones gigantescas como GoogleMaps o Facebooks que no pueden ser almacenadas en ningún equipo.  Y aunque pudiera hacer, tampoco tendría mucho sentido, ya que son usadas por millones de usuarios y cada uno de esos usuarios utiliza una parte ínfima del potencial de la aplicación.  Además exigen de constantes revisiones, modificaciones de código, aumento de la base de datos, que no tendría ningún sentido hacer en todos los equipos de cada usuario, mejor que se ejecuten una sola vez en el servidor central.  En casos como este el modelo cliente/servidor con conexiones a través de internet  es claramente la opción más adecuada. No hay más que echar un vistazo a Twitter, Facebook, Google y otras para convencerse de que a día hoy esta es la mejor manera de hacer las cosas. Pero… ¿hasta dónde puede llegar la nube…?

La nube hace aguas: Google Chrome OS

En 2009, a los pocos meses de haber lanzado su exitoso navegador Chrome, Google anunció el lanzamiento de un nuevo sistema operativo orientado a la nube. La criatura fue bautizada como  Chrome OS y pretendía ser un nuevo paradigma tecnológico: equipos sin prácticamente disco duro y procesadores mucho más livianos,  dado que actuarían como meros terminales de conexión a la nube. Esto en teoría debía hacerlos mucho más baratos, con tiempos de arranque reducidos prácticamente cero (cosa que ya sucede a día de hoy con los ordenadores y tablets en modo reposo).

Si tuviéramos que juzgar la iniciativa por éxito cosechado hasta hoy, sólo cabe una valoración: fracaso.  A día de hoy el número de equipos  vendidos con Chrome OS ha sido infimo. Por si fuera poco el precio de los primeros equipos han tenido un coste cercano a los  500€, precio por el cual se puede obtener un portátil con características bastante decentes y muchas más prestaciones y posibilidades  que un Chromebook. Si algo ha quedado demostrado es que la nube no es tan blanca cómo la pintan. ¿o acaso no hemos escuchado ya bastantes cuentos cómo para desconfiar de los grandes milagros? ¿no habeis tenido nunca alguna decepción con nuevas tecnologías que luego no han resultado ser tan buenas cómo cuando las  anunciaron?

zp8497586rq
WRITINGNARRATIVEESSAY.COM
zp8497586rq

Las guerras de Internet (I). Por el interés te quiero Andrés

Hace algunos días un polémico artículo en el confidencial, encendió la chispa de la polémica; “La Web agoniza mientras el propio Google remata al SEO”.  La necesidad de buscar titulares llamativos que inciten a la lectura, genera una cascada inagotable de conflictos. En el artículo el autor, ubicado en Silicon Valley, exponía el poco interés que despierta el SEO en el epicentro de las nuevas tecnologías y como la web (html css javascript navegador) parece estar perdiendo fuelle y algunos incluso la dan por muerta.  En España el melón lo abrió el presidente de Google  en el país, diciendo “Hay que darse prisa en conocer el fenómeno web porque acabará en no más de tres años. El siguiente fenómeno [móvil] ya está en marcha”.  Cuando uno oye hablar a alguien con un cargo tan importante en una empresa como google sobre el futuro de la web es lógico otorgar algo  de crédito a sus valoraciones, muchos incluso las convertirán en un auto de fe.

El problema es que si echamos la vista atrás y recopilamos las declaraciones aportadas  por dirigentes de grandes empresas, veremos cuan frecuentemente confunden la realidad con sus propios deseos. No es nada nuevo, en 1943 , el presidente de IBM estimó un mercado potencial de unos 5 o 6 a nivel mundial. Mucho más acertados estuvieron en la revista Popular Mechanics, cuando en 1949 pronosticaron que los ordenadores del futuro podrían llegar a pesar menos de 1,5 toneladas. En 1977 el presidente de una empresa de informática afirmó que ““No hay ninguna razón por la que alguien quiera tener un ordenador en casa”“, algo más de una década más tarde el presidente de Microsoft afirmó que jamas haría un sistema de 32 bits y ya van por 64.

Todas las empresas, y las tecnológicas aun  más, tienen que hacer predicciones sobre el futuro, que les servirán  para conformar su plan de negocio. Cuando un directivo hace alguna declaración, no está transmitiendo las presunciones que han sido incorporadas a la estrategia de una empresa. Además una potente herramienta para hacer predicciones acertadas, es difundirlas e intentar convencer a la gente de que “ese es el futuro”.

¿Tienen los “magos” de Silicon Valley una bola mágica con la que ver el futuro? Digamos que tienen algunos elementos que les dan un visión privilegiada.  Pertenecen a empresas que se dedican a desarrollar las tecnologías, saben los que se cuece en los laboratorios. Como siempre en su propia fortaleza está el germen de su debilidad. El bosque muchas veces impide ver los arboles, desde la distancia intentaremos describir como ha ido evolucionando está selva que es Internet y los productos y Servicios que la pueblan.

En el siguiente artículo examinaremos el primer epidosdio de esta cruenta guerra: El ataque de los navegadores.

La gestión del conocimiento, un factor clave en la compra de software de gestión

Hoy en el mercado existen infinidad de productos para la gestión empresarial que son capaces de cubrir con creces las expectativas del cliente más exigente. Hace unos años era frecuente hablar de los arranques fallidos o desastrosos, entonces eran muchos los proyectos en los que no coincidían las metas del implantador (en muchos casos el propio fabricante) y la empresa.

La tecnología avanza vertiginosamente haciendo que todo sea más sencillo y fácil de poner en marcha, en general después de décadas de estar evolucionando los productos estos son muy estables, a esto se une que los modelos estándar cada día cubren más necesidades, por encima de lo que muchos negocios necesitan o son capaces de utilizar. Innegablemente esto ha influido positivamente en el éxito de implantación de proyectos ERP.

Pero además, ¿porqué actualmente son menos los proyectos que fallan en la implantación? Por mi experiencia, he comprobado que factores que antes no se tenían en cuenta a la hora de poner un proyecto en marcha tienen mucha influencia. Su omisión no era por falta de conocimiento, dado que se conocían y se planteaban, sino que faltaba formación dentro de las propias consultoras para llevarlo a cabo.

Cuando una empresa acomete un proyecto vital como el cambio del ERP, tiene objetivos muy claros: mejorar los procesos del negocio, facilitar el acceso a la información, etcétera. Pero aun existiendo magníficos profesionales tanto por parte de la empresa, como por parte de la consultora, los resultados no son los deseados. Se falla en las personas, en los sentimientos de las personas, no se realiza una buena gestión del cambio.

La gestión del cambio, es decir, hacer un buen trabajo con las personas de dentro y prepararlos para lo que va a venir es esencial, convencer a los participantes del proyecto dentro de la empresa y formar un equipo con los consultores, dando por hecho que el consultor es un experto en el producto que implanta es un factor clave de éxito.

Hoy en día las consultoras en general han evolucionado en estos aspectos y contemplan como claves de éxito una buena gestión del proyecto, un aseguramiento de la calidad en todas sus fases y por supuesto una delicada gestión del cambio. Ahora el cliente que desea implantar un producto, si quiere garantizarse el éxito debe de evaluar principalmente la capacidad de los consultores. No basta con contratar a una empresa de renombre; hay que asegurarse de que personas van a participar posteriormente en el proyecto, que roles desempeñaran y conocerlos antes de dar nuestra conformidad. El feeling que tengamos con ellos va a ser fundamental y se deben de valorar tanto las competencias intelectuales, como sus competencias personales; si no encajan el porcentaje de fracaso aumenta y el retorno de inversión se disipa, y lo que es peor, predispone a la organización a no volver a afrontar proyectos de este tipo en el futuro y perder competitividad.

El management para la PYME

A pesar de la gran difusión de programas educativos, seminarios y congresos sobre la gestión empresarial, cuesta encontrar alguno realmente orientado a la pequeña y mediana empresa. Los más prestigiosos ofrecen intervenciones de ejecutivos o consultores que han trabajado para grandes compañías con ingentes recursos y que aplican estrategias difícilmente asumibles para el resto de empresas. Pero… ¿realmente se pueden implementar el mismo tipo de estrategias en empresas de tamaños tan dispares?

El precedente de la guerra

En cierta medida el mundo empresarial, debe mucho a la herencia del mundo militar. Fueron los militares los que inventaron el concepto de la logística, la jerarquía que se observa en las empresas es en buena medida una adaptación de la militar, con una estructura de pirámide, agrupada por departamentos que convergen en un sólo mando. De hecho la división del trabajo es una característica muy destacada en ambas instituciones.

En el ejercito, al igual que en la empresa, vemos dos formas principales de afrontar la guerra, los ejércitos regulares y las guerrilla. Los ejercitos luchan por el control de un determinado espacio físico, las empresas luchan por control de un espacio económico.

Los ejércitos regulares basan su fuerza en la cantidad y la calidad de los recursos disponibles, las guerrillas basan estrategia en la rapidez el conocimiento del terreno.  La movilidad y la falta de instalaciones y equipo pesado es una ventaja para la guerrilla, su principal activo es el la habilidad y el conocimiento. Suelen moverse en pequeñas franjas de territorio que conocen a la perfección y rara vez se exponen al fuego enemigo, salvo cuando cuentan con una posición ventajosa.  Aunque nos pueda parecer que las guerrillas no tienen sentido en un mundo tecnológico como el nuestro, esta percepción sin duda es errónea. El ejercito americano, el más poderoso que ha conocido la humanidad, ha sido incapaz de lograr el control absoluto en zonas como Afganistán o Vietnam, siendo incluso derrotado en este ultimo país.

El combate de los mercados

Si extrapolamos esto al mundo de la empresa, podemos sacar varias conclusiones. Las pequeñas empresas que quieran sobrevivir en un futuro deberán estar compuestas por equipos de profesionales altamente especializados y aportar un know-how muy específico de su área de actividad. Al igual que las guerrillas tienen que estar perfectamente coordinadas, la movilidad entre nichos de mercado será un factor clave para poder garantizar su supervivencia.  Y sobre todo tienen que tener personalidad propia, no pueden limitarse a comportarse como lo haría una gran empresa. El apalancamiento, la compra de costosos equipos para infrautilizarlos o un coste excesivo en instalaciones pueden ser factores que pongan en peligro la viabilidad de su proyecto .

Estos son sólo unos principios, pero…. ¿acaso no existen muchos más ejemplos de pequeñas empresas altamente competitivas y que obtienen tasa de rentabilidad difíciles de lograr por organizaciones más grandes?

 

El Tao del ERP. Cuando cambiar de ERP

 

Hace 2.500 años Lao Tse, realizó una clasificación acerca de los gobernantes:

“Los mejores gobernantes son apenas conocidos por sus vasallos;

Los siguientes son alabados y queridos;

Los siguientes son temidos;

Los siguientes despreciados”

Esta clasificación bien podría ser aplicada a otros muchos campos de la vida, como el software empresarial. El mejor ERP es aquel no requiere demasiada atención por parte los usuarios. Es fácil de usar y apenas se necesita entrenamiento para utilizarlo. Es fiable y nunca da problemas, automatiza gran cantidad de tareas que de otra manera tendrían realizar los empleados,  liberando grandes cantidades de tiempo para poder dedicarse a otras tareas que generen más valor añadido. Apenas ocupa minutos de conversación en los ratos de descanso de la empresa.

El siguiente estado el ERP, cuando este es alabado y querido, es una estado transitorio. Esto suele darse cuando la empresa ha cambiado su sistema recientemente y la mejora ha sido notable. Si todo va bien, es lógico que pronto pase al primer estado, ya que la capacidad de las personas para alabar y querer a los sistemas informáticos es más bien limitada en el tiempo.

Cuando un ERP o cualquier software es temido, es porque sus resultados pueden ser impredecibles y es una fuente potencial de problemas. El personal evita hacer uso del sistema para ciertas tareas y comienza a hacerlas de manera manual, esto va totalmente en contra de los objetivos por los que se implantó la solución. La causa de estos males suele ser un deficiente desarrollo de la solución o una mala parametrización de la misma. Suele ser más frecuente lo último, consecuencia de un proyecto de implantación mal conducido. En este caso, no todo está perdido, con una buena auditoría y algunas horas de trabajo la situación puede ser reconducida.

Cuando una solución informática es despreciada por sus usuarios, sólo quedan dos opciones: un cambio absoluto o una total renovación. Cuando el nivel de degradación es muy profundo, merece la pena empezar de cero.  Al igual que el buen gobernante debe de estar al servicio del pueblo un ERP debe de estar al servicio de los usuarios y no al revés. Cuando las tareas de mantenimiento y los propios fallos del sistema requieren consumir una gran parte del tiempo disponible de los usuarios, sin duda tenemos un problemas. Si son necesarios innumerables parches y triquiñuelas para que el sistema funcione, las caída del sistema son frecuentes, hay que realizar continuas modificación directas sobre la base de datos y la gente en los corrillos de fumadores no hace sino echar pestes sobre el sistema: no lo dude, tal vez este un buen momento para echar un vistazo a lo que puede ofrecerle el mercado.