Archivo de la etiqueta: puestos it

Los puestos IT del futuro (II): roles al alza

profesiones_it_con_mas_futuro

 

¿Qué nos deparará el mañana? Difícil de ver el futuro es, siempre en movimiento está… Si bien es cierto que durante los últimos años estamos viendo ciertas tendencias, que han sido sostenidas, lo que nos permite aventurar algunos puestos que seguro que van a tener una importante demanda durante los próximos años.

Perfiles al alta:

Desarrollador web: Hace algunos años  el presidente de Google España dijo que la web estaba muerta, está claro que se equivocó. Cada día ofrece más signos de vitalidad. PHP, Javascript, SQL, HTML, DART  y alguna otro más son las principales tecnologías que se piden para cualquier desarrollador web. Incluso el conocimiento de frameworks y librerias bien establecidas como WordPress, Druppal, three.js, d3.js.  Hay que tener en cuenta que con la incorporación de nuevos estándares como WebGl que permiten a los navegadores utilizar la capacidad de cálculo de las tarjetas de video, las aplicaciones web va a entrar en una nueva era que les permitirá combinar la potencia de las soluciones de escritorio con interconectividad de los protocolos web.

Aquí tenemos distinguir claramente entre Backend y Frontend Developers. Los primeros muy centrados en el lado del servidor, ofreciendo los datos que necesita la aplicación para cada solicitud http, y los segundos muy centrados en el navegador, interfaz de usuario, diseño, funcionalidad etc… Aunque tampoco es raro encontrar programadores con amplios conocimientos en ambos campos.

Para los FrontEnd muchas veces es recomendable tener unos mínimos conocimientos de diseño y maquetación.

Data Scientist: Un data scientist es la evolución de un analista de negocio. Generalmente no son Ingenieros IT. Suelen ser personas especializadas en un campo determinado: economistas, sociólogos o marketeros que tienen fuertes conocimientos en IT y estadística.

Han de ser capaces de extraer valor de los datos, detectando tendencias y patrones. En cierta manera tienen que ser mitad analistas y mitad artistas. La principal diferencia entre un Data Scientist y un analista de negocio, es que los últimos suelen depender de pocas fuentes, como por ejemplo la BD de un ERP. Los Data Scientist han de ser capaces de combinar múltiples y dispares bases de datos de una forma que permita obtener conclusiones verificables capaces de guiar la estrategia empresarial. En definitiva han de ser capaces de extraer el significado de los datos.  Y a ser posible construir modelos que permitan construir estrategias de mercado sólidas.

Devigner/desveloper: Dentro al área de desarrollo web existe una nueva profesión. Los Devigners, mitad Front End Developers y mitad Diseñadores. Pueden haber evolucionado desde cualquiera de ambas ramas; el diseño o la informática. Si bien necesita tener sólidos conocimientos de ambos especialmente de HTML5, CSS3 y Javascript. En Javascript se valora muy positivamente el manejo de librerías comunes en diseño web actual como jQuery o Modernizer.

En cuanto al diseño gráfico el manejo de las suite CS de Adobe (Phothoshop, Illustrator y las herramientas más especificas del diseño web: Muse, Score, Dreamweaver).  También es cierto que los gráficos vectoriales tienen cada vez más importancia en el diseño web, por lo cual conocimientos sólidos de SVG, el estándar web de los gráficos vectoriales, pueden ser muy positivos

Debido a la evolución de la web como un medio mucho más dinámico también es recomendable que tenga conocimientos de la parte del diseño gráfico relativa a la animación y gráficos en movimiento o “Motion Design” debido a que el uso de pequeñas animaciones se han constituido como un elemento importante en diseño web.

Programación visual: El desarrollo de las herramientas visuales de programación, especialmente los editores de nodos permite que ya no sea necesario el escribir ni una sola línea de código para desarrollar aplicaciones o escribir programas. Esto unido a las capacidades de los editores de Interfaces de Usuario nos permite el desarrollar y entregar aplicaciones de negocio en múltiples dispositivos en un tiempo record.

Si además añadimos la notable popularidad de las plataformas de desarrollo que consiguen reunir en un entorno integrado todos los aspectos necesarios para la creación de aplicaciones: herramientas de desarrollo, de diseño de interfaces, abstracción de fuentes de datos, tenemos una nueva forma de crear y entregar software.  Una nueva eclosión del desarrollo a medida, reduciendo los riesgos asociados al mantenimiento de este tipo de aplicaciones y con un nivel menor de conocimientos técnicos.

Con este tipo de herramientas el desarrollo de soluciones se convierte más que nunca en una cuestión de encontrar soluciones ingeniosas y no tanto un problema de conocer las especificaciones de un determinado lenguaje de programación  o sistema operativo.

 Scripter: Las aplicaciones complejas utilizadas por las infinidad de empresas e instituciones ofrecen cada vez más posibilidades de personalización mediante el uso de lenguajes de script que nos permiten mediante el uso de una API provista por el fabricante y de un entorno seguro de ejecución,  la capacidad de modificar el funcionamiento, usabilidad e incluso de añadir nueva funcionalidad a los paquetes establecidos.

Realmente la profesión de scripter tiene varias décadas.  Es un trabajo bastante común en los estudios de animación y efectos visuales. Donde muchas veces se tienen que forzar el software hasta un punto extremo para conseguir el resultado deseado. Conscientes de esta situación los fabricantes han ido mejorando las capacidades de adaptación de sus soluciones mediante scripting.

En el mundo de las aplicaciones de gestión  los fabricantes también han seguido esta tendencia, permitiendo un nivel de adaptación que posibilita cambiar totalmente el funcionamiento y la lógica de negocio de la solución e incluso añadir nuevas funcionalidad o módulos. Hasta tal punto que muchos partners y clientes lanzan soluciones verticales adaptadas a un sector específico.

Especialista en APIS

Las API´s son librerías de funciones y métodos de una aplicación externa que pueden ser utilizados por otros programas. Aunque para mucha gente esto tal vez no tenga ningún sentido el hecho es que las API´s están muy presentes en nuestra vida: cada vez que abrimos una página web y vemos insertado un Tweetline o  un mapa de Google Maps.

Básicamente nos permiten dotar a nuestra soluciones de funcionalidad muy avanzada y compleja desarrollado por terceros que nos dejan o alquilan utilizar sus librerías e infraestructura.

El ejemplo más obvio de la utilidad de las API´s es sin duda la incrustación de mapas. Sin ese tipo de servicios cualquier aplicación que quiera ofrecer este tipo de servicios, como por ejemplo una web de búsqueda de hoteles en la que se da al cliente la opción de comprobar la ubicación del hotel seleccionado. Tendría que desarrollar desde cero toda esa funcionalidad, almacenando todos los datos de cartografía, desarrollando un sistema de navegación fluido a través de los mapas y métodos de señalización de las ubicaciones. En definitiva una tarea ingente que puede desbordar a cualquiera y que no merece la pena realizar si podemos aprovecharnos del trabajo hecho por otros.

Aunque las API´s nos pueden ahorrar mucho trabajo y abrir nuevas posibilidades,  también requieren invertir un esfuerzo previo en conocerlas. Si vamos a utilizar una API simplemente para añadir una funcionalidad específica a una aplicación. Tal vez no merezca la pena todo el esfuerzo que conlleva aprender a manejar una API compleja como puede ser la de Google Maps y es mejor contratar a un especialista.

En fin esto ha sido todo. Una de cal y otra de arena. Esperamos que haya sido una lectura interesante. Estamos siempre abiertos a vuestras dudas y sugerencias.

Los puestos IT del futuro (I): roles a la baja

profesiones_it_con_menos_futuro

Con las previsiones a futuro, hay que andarse siempre con pies de plomo. Y mucho más cuando hablamos de tecnología. Tenemos una vaga noción de las tecnologías que están por llegar, y sobre las tecnologías que están emergiendo en este momento, es muy difícil predecir cuál será su impacto. Por eso no es de extrañar que a finales de los 70 el presidente de DEC, uno de los fabricantes más importantes de ordenadores para empresas argumentara que “no había ninguna razón por la que nadie deseará tener un ordenador en casa” o que el mismísimo Bill Gates declarase de forma tajante que Microsoft jamás haría un sistema operativo de 32bits.

Por suerte en el ámbito empresarial las cosas suelen ir más despacio. Son todavía bastantes las empresas que siguen operan con sistemas AS400 o programas con pantalla negra y entradas de teclado que no admiten selección con el ratón. Es muy probable que dentro de diez años sigan existiendo puestos de trabajo muy similares a los actuales. Aunque su número y relevancia será menor ya que convivirán con algunos de los nuevos roles.

Así que aun a riesgo de ser citados en el futuro en la sección de gazapos tecnológicos, vamos a lanzar algunas predicciones. Empezaremos por aquellos perfiles que están claramente a la a baja.

Pérfiles a la baja:

Técnicos de sistemas:

Si hay algún impacto obvio tendrá la fiebre del cloud, es la reducción del parque de servidores y equipos informáticos por parte de las empresas. Uno de los argumentos esgrimidos por parte de los apóstoles del fenómeno cloud, es que la mayoría de los equipos en propiedad de las empresas, están infrautilizados. De ahí la lógica de alquilar frente a tener en propiedad. A la larga tiene que salir que salir mucho más barato, máxime con un bien de equipo tecnológica con una vida útil limitada y que se queda anticuado en pocos años.

Estas infraestructuras tenderán a concentrarse en grandes centros de proceso de datos en propiedad de los proveedores de servicios (ISP) o incluso de terceros dedicados únicamente al mantenimiento y administración de estos centros.

El resultado previsible será una mayor eficiencia en la administración de infraestructuras resultante de una mayor concentración y mecanización de las mismas, lo que se traducirá en un menor ratio de hombres/maquina. Conforme más y más empresas decidan prescindir de un Centro de Proceso de Datos propios y contraten estos servicios a un tercero, menor demanda habrá de trabajadores con este perfil y menor mercado para las empresas a las que actualmente se subcontratan este tipo de servicios.

Sólo vemos una fuerza capaz de contrarrestar esta tendencia, y es un aumento todavía más grande en la capacidad de computación  a nivel global, que pueda contrarrestar esa tendencia.

Esto no quiere decir que los técnicos de sistemas, ingenieros de redes y demás vayan a desaparecer, para nada. Seguramente los más competentes puedan ganarse la vida bastante bien, pero todo parece indicar que su número se verá reducido.

Programación en lenguas muertas: Todavía quedan algunas empresas, principalmente en el sector financiero, que utilizan COBOL.  De hecho los programadores en activo suelen ser profesionales bien remunerados. Pero de ahí, a esperar muchas ofertas para trabajar con COBOL va un abismo.  Es muy probable que una persona que quiera formarse en COBOL tenga que hacerlo por su cuenta ya que es muy difícil encontrar programas educativos que ofrezcan entrenamiento en este lenguaje.

Otras tecnologías como Coldfusion o Powerbuilder están francamente a la baja. Adobe Flash y Flex está dando sus últimos coletazos. Otros lenguajes como Perl y Ruby no parecen tener grandes perspectivas.

Una excepción podría ser la de los programadores en C y sus variantes. Desde hace años se viene previendo un descenso de la relevancia de este lenguaje de programación, la realidad es que sigue siendo muy pujante. La mayoría de las aplicaciones de escritorio potentes como software de CAD, 3D, etc… Siguen siendo programadas en C.  El Java, su principal competidor no llega a ser tan rápido como  su predecesor a pesar de sus ventajas como una mayor portabilidad y menor complejidad.

Operarios de ordenador: Durante las últimas dos décadas la primera imagen que se nos viene a la mente cuando hablamos de una oficina, es la de decenas de personas acopladas en cubículos con sus rostros pegados a una pantalla. Son lo que los americanos denominan como Computer Operators.

Los avances en el software con unos programas cada vez más inteligentes e incluso los sistemas de atención al cliente vía web, son factores que hacen que el número de operadores para atender al púbico sea cada vez menor. En algunas empresas tan importantes como Google es muy difícil el poder hablar con una persona física. Incluso para las clientes de Adwords hasta hace bien poco.

Entrada de datos: Durante muchos años gran parte de la entrada de datos a los sistemas tenía que hacerse a mano desde el teclado. Hoy en día gracias a la digitalización y modernización de los sistemas todo este trabajo se ha reducido enormemente.

Durante algunos años hubo un pico en la demanda de puestos con este perfil, principalmente debido a la necesidad de digitalizar los fondos existentes por gran parte de las organizaciones. Hoy en día la mayoría de esos fondos han sido digitalizados y la necesidad de personal ha disminuido hasta sus niveles más bajos.