Archivo de la etiqueta: innovación

Los caminos de la innovación(IV): Innovación por copia

Se que el título de este post  puede parecer un sinsentido, pero no lo es. Se puede (y se debe) innovar copiando, eso si para hacerlo no debemos copiar a nuestra competencia, debemos de ser capaces de incorporar conceptos de otros productos. Si es buena idea poner ruedas a cajón y construir un carro, ¿por que no ponerselas a una silla mejorar la movilidad de los discapacitados? Para poder incorporar esta forma de innovación tenemos que ser capaces de pensar en ventajas e incovenientes, y no en clave tecnológica. La tecnología vendrá más tade.

Pondré un ejemplo, hace años un empresa comercializadora de miel, detecto que uno de los principales inconvenientes de la miel sobre otros edulcorantes era su caracter viscoso y pegajoso que dificultaba su manejo y aplicación.  Para vencer esta desvantaja del producto frente a otros como el azucar y la sacarina lo que hicieron fue embalar la miel en un bote muy parecido a los que durante tantos años han sido utilizados para el ketchup, que dispone de una cierre de plástico y nos permite echar la miel presionando el bote para así no tener que mancharnos con la cuchara. Esto es un  buenh ejemplo ejemplo de innovación por copia.

Para poder aplicarla no tenemos más que detectar incoveniencias en nuestros productos o servicios e intentar reducirlas a su concepto más básico como por ejemplo:

Miel: Es pringosa.

Cruceros: son caros.

Luego podemos ver como han hecho lo han hecho otros fabricantes o empresas de industrias no relacionadas con la nuestra para salvar esas dificultades. Centremonós en el caso de los cruceros, un producto que se ha popularizado mucho en los ultimos años, al tener cada vez unos precios más atractivos.

¿Que hicieron las navieras? Por una lado echaron mano la tradicionales ecnomías de escala, al utilizar buques más grandes pudieron reducir los costes unitarios por pasajeros. También comenzaron a ofrecer posibilidades de financiación, ya que tal vez no podamos pagar un crucero de golpe, pero si en cómodos plazos.

Un post corto, pero muy útil. Buscad la inspiración, la innovación esta ahí afuera….

Los caminos de la innovación(III): Innovación por fustración

La frustración es una respuesta emocional que surge cuando la realidad pone trabas a nuestra voluntad. Cuando las cosas no salen como nos gustaría, entonces aparece la fustración. Si queremos mejorar, debemos de tener activado un radar contra la fustración y escudriñar cualquier fuente que hallemos, ya que detrás siempre suele haber un potencial punto de mejora. El malestar es fuente potencial de cambios y más vale detectarlos y gestionarlos que ser arollados por ellos.

Además la fustración tiene una característica fundamental, que debería ser considerada detenidamente por cualquier innovador o aspirante. Es muy contagiosa, la frustración de los hijos, rapidamente genera frustación en sus padres, así como la de los clientes rapidamente se convierte en frustación de los empleados y directivos. Así que cuando vea que alguien en su organización la está experimentando, considere si es posible que detrás de ese empleado halla también una masa de clientes frustados.

Detectando la frustración

La frustación siempre proviene de unas expectativas que no se han visto colmadas. Muchas veces es muy difícil que las personas reconozcan su frustación, ya que somos consciente de la imagen negativa que esta puede generar de nosotros. Por lo tanto existe una manera indirecta de detectar la frustación y es conocer las expectativas de los sujetos en cuestión para luego confrontarlas con la realidad.  La gente por lo general es más partidaria de hablar de lo cómo le gustaría que fueran las cosas, que de sus propias frustaciones o miedos. Esto vale para clientes, proveedores, empleados y en general para cualquiera.

La frustación por lo general tiende  a provocar  reacciones negativas contra el objeto que la provoca. Esta es una manera sencilla, también de detectar la frustación, todo lo que provoque sea fuente comentarios negativos o ataques es una fuente potencial de fustración. En este sentido las redes sociales nos ofrecen un potencial enorme a la hora de detectar y confirmar posibles puntos negativos de nuestros productos. Solo es necesario utilizar un perfil de usuario falso y encender la mecha con algún comentario negativo sobre un aspecto de nuestro producto en el medio adecuado. Aunque hay que tener cuidado. No  podemos dejar que la chispa se convierte en un incendio que nos queme.

El análisis de la fustración

Una vez recopilada toda la información es necesario separar el grano de la paja. Muchas veces de manera inconsciente los seres humanos proyectamos nuestra fustración a objetos totalmente ajenos a ella, para evitar situaciones dolorosas. Muchas veces culpamos a agentes externos como la economía o el gobierno para tratar de tapar nuestra incapacida o falta de acierto. Es aquí misión del analista detectar hasta que punto algunas características de nuestros productos o servicios pueden ser objeto de frustación para nuestros clientes o simplemente son meras excusas para despotricar sobre algo.

Con una adecuada gestión de la fustración podemos sin duda tener una organización mucho más eficiente y competitiva. Así que la próxima vez que se encuentre de cara con la fustración no la evite o intente taparla, enfrentese a ella e intente dominarla, su empresa será la principal beneficiada.

Tened cuidado, la innovación esta ahí afuera…

Los caminos de la innovación(II): Innovación por mezcla

Uno de los grandes fenómenos musicales de la ultima decada ha sido el disc-jockeys. Los disc-jockeys son artistas que crean, seleccionan y reproducen música grabada. Una de las técnicas que más utilizan es la de la  mezcla, que consiste en sincronizar dos grabaciones para que suenen al mismo tiempo logrando crear una nueva pieza en base a la combinación de dos existentes. De aquí nació la modalidad conocida como mashup, que consiste en la creación de una nueva canción en base a la mezcla de varias, tomando elementos como el ritmo, la melodía o pequeños samples.
¿Qué tiene que ver todo esto con el mundo de la empresa?

Al igual que un disc-jockey las empresas pueden crear nuevos productos fusionando partes de productos previamente existentes.  Los cruceros por ejemplo no son más que la combinación de un viaje en barco con la estancia en una resort vacacional. Sólo que en este caso el hotel se encuentra sobre el mar y va moviendose. Todo se basa en aplicar el principio de la coctelera. Un ERP no consiste más que en la mezcla e integración de diversos programas informáticos que resuelven distintas problemáticas de gestión de una empresa y que funcionan de manera integrada.   Uniendo un rifle a un catalejo, obtenemos un rifle de precisión que nos permite disparar a distancias mucho más largas. ¿Por qué nos vuelven tan locos los smartphones? Porque combinan bajo un sólo aparato la funcionalidad de muchos: teléfono, ordenador, reproductor de música radio, camara de fotos…

Las técnicas de mezclado

Lo primero que hace un disc-jockey para combinar dos canciones es sincronizarlas, esto no puede lograrse siempre. No se puede mezclar una balada con una canción techno de 150 golpes por minuto. Lo mismo pasa con los productos, no tiene sentido ofrecer un paquete vacacional que combine meditación y yoga durante el día, con juerga loca y barra libre por la noche.  Tampoco tiene sentido combinar un tractor con un deportivo. Aunque a priori no debemos descartar ninguna mezcla. Muchos de los modelos de coches más aclamados en los ultimos años consisten en la mezcla de todoterreno con deportivos o coches de carretera (BMW x6, Q7 o Porsche Cayenne), son vehículos que sin ser deportivos puros ni auténticos todoterrenos nos ofrecen la posibilidad de ir de manera confortable a buena velocidad por autopista y hacer alguna incursión por caminos no asfaltados.

Otra de las técnicas que utilizan los dj´s para mezclar canciones es la de la ecualización, si dos canciones tienen unos graves muy fuertes, eliminan o reducen los de un tema a fin de que suenen de manera más armonioso cuando son mezclados. Ikea por ejemplo, para ofrecer muebles de diseño a bajo coste, tuvo que renunciar a la exclusividad, que hasta entonces era vista como una de las características más importantes de los muebles de diseño.  En el  sector financiero los productos hibridos tienen una larga tradición, a fin de reducir el riesgo, se combinan varios productos financieros bajo una misma cartera de inversión. Aunque hay que tener cuidado, siempre nos puede aparacer un activo tóxico…

La técnica más popular de hibridación tal vez sea la de combinar productos y servicios y viceversa. Y vosotros, ¿que opinais de las posibilidades que nos ofrece la hibridación?

La impresión en 3D: el ocaso de la era industrial

La producción de artículos en serie ha sido una fuente inagotable de prosperidad para la humanidad, aunque existen señales que hacen sospechar que este modelo productivo y económico puede haber alcanzado su cenit.  Una vez que el ser humano supera su natural estado de carestia material y consigue una abundancia de bienes materiales, empiezan a aparecer nuevos apetitos que nos hacen olvidar los anteriores.

El problema no es nuevo, durante el siglo XX, la gran mayor parte las crisis económicas en el mundo desarrollado, se han debido más a la sobreproducción que a la falta de bienes. Aunque por alguna extraña paradoja, la sobreproducción a la postre conduce a la carestía. En un mercado saturado de bienes y servicios, el marketing se convirtió un elemento clave a la hora de convencer a los consumidores sobre que producto escoger, en un mercado donde comenzaba a haber escasez de clientes y excesiva abundancia de productos. La gente comenzó a no querer llevar la misma ropa que su compañero de trabajo, a desear un coche mejor que el de su vecino. En definitivo a intentar reafirmarse más como individuos, frente a un entramado económico-social, que nos exige muchas veces renunciar a nosotros mismos. Pero la tecnología siempre está ahí para cambiar las cosas y de ese germen ha surgido un nuevo paradigma económico.

Todo comenzó por la información

Si hay un sector que ejemplifique la masificación, ese es el de la cultura, con la televisión como máximo estandarte. Hasta que llegó internet y con él, el video en flash y más tarde youtube.com. De golpe y porrazo,  tuvimos la oportunidad de acceder a miles de millones de videos, sin tener que tragarnos lo que la programacion del día nos ofreciera, se abrió la posibilidad de escoger lo que queríamos ver, en el momento y lugar. Hoy de nuevo un avance tecnológico ha hecho que la posibilidades de personalización y elección trasciendan el etéreo mundo de la información  hasta el físico mundo de los bienes materiales.

La impresión en 3D

La impresión en 3D nos permite crear objetos en base a modelos digitales mediante distintas técnicas y con distintos materiales. Esto abre un mundo infinito de posibilidades, la tecnología aunque desarrollada está todavía en ciernes. Todo apunta a que una vez consolidada, supondrá un impacto en el mundo, similar al que Internet ha tenido en nuestras vidas, descentralizando el control de la información y otorgando mayor libertad a los usuarios.
La principal ventaja que nos aporta el poder crear objetos bajo demanda es que ya no tenemos que contentarnos con lo que nos ofrezcan el mercado. ¿No le ha pasado nunca que a pesar de haber visitado innumerables comercios para comprar un producto no ha encontrado ninguna que le guste? Si usted tiene una idea aproximada de cómo quiere que sea la lampara, cenicero o llavero siempre puede modelarlo usted mismo e imprimirlo. Si no tiene ni idea de como hacerlo, puede contratar a un diseñador y luego imprimirlo, no será tan barato como una silla del Ikea, aunque por otro lado, será su propio producto.

¿El fin de la deslocalización industrial?

Todavía es pronto para poder preveer cual será el impacto de esta nueva tecnología en nuestra sociedad, pero si este tipo de productos tiende a ganar cada vez más aceptación entre los consumidores (y por ahora están causando furor entre los early adopters) todo parece indicar que las grandes series de producción basadas en el volumén  y en los bajos costes de mano de obra,  perderán couta de mercado.  Al ser una producción totalmente robotizada, cuanto más cerca esten los centros productivos de los consumidores finales más baratos serán a la postre. Será similar el precio de una impresora 3d en España que en China y por lo tanto tendrá poco sentido el enviar un producto de este tipo desde Shanghai a Barcelona, tardará más en llegar y tendrá mas costes de distribución. Todo parece indicar que una nueva revolución ha llegado. Lo que está claro es que la impresión en 3D es un industria en ciernes con un futuro prometedor que generará innumerables oportunidades de negocio.

Los caminos de la innovación: Innovar bajo demanda

Esta serie de artículos pretende dar un repaso a los métodos más prácticos para incorporar la innovación no sólo a nuestra empresas, sino a cualquier actividad que realizemos.. Partiendo de la convicción de que innovar depende más de la actitud que de la tecnología, veremos cómo existen muchas maneras sencillas subirnos al carro de la innovación, sin tener que construir un acelerador de partículas.

Escuchar a los clientes

Steve Jobs decía “Puedes preguntarle a los clientes qué es lo que quieren y después intentar dárselo. Para cuando lo tengas construido, ellos querrán algo nuevo”. ¿Quiere decir esto que no debemos escuchar a nuestros clientes? Para nada, lo que realmente significa es que a veces incluso escuchar a nuestros clientes, puede no ser suficiente. En la medida de lo posible debemos anticiparnos, ser más conscientes que nuestros clientes acerca de sus necesidades latentes.   Esto nos permite tener una visión estratégica, saber hacia dónde nos llevan las tendencias.

Pero si algo está claro,  es que no debemos despreciar las sugerencias de nuestros clientes. Debemos buscarlas, fomentarlas  e incluso premiarlas. La excelencia está en los detalles y es muy difícil que una sola mente pueda controlarlos todos. Es más, la visión depende mucho del enfoque y nunca pueden tener la misma visión de un producto la empresa que la ha fabricado y sus clientes. Por eso es tan importante tener la mayor amplitud de miras posible y contar con el mayor número posible de puntos de vista a la hora de crear  o revisar un producto.

En general todos somos muy vagos a la hora de enviar nuestras sugerencias a nuestros proveedores a menos que estemos molestos por algo, por lo tanto deberíamos de ponerselo muy fácil. En este sentido no es descabellado utilizar una parte del packaging o de las campañas de publicidad para indicar a nuestros clientes que estamos siempre abiertos a nuevas sugerencias, esto podría incluso ayudarnos a la hora de diferenciarnos de nuestra competencia.
Escoger las aportaciones más valiosas

Está claro que cuanta más gente reclame un tipo de mejora concreta, más posibilidades tiene esta triunfar, es el valor de lo cuantitativo, pero no por ello debemos  de obviar lo cualitativo o incluso lo subjetivo.  A veces nos encontramos con sugerencias o propuestas minoritarias que pasan completamente inadvertidas y que esconden un potencial tremendo por su carácter disruptivo. Muchas veces este tipo de innovaciones suponen aplicar un tipo de enfoque totalmente distinto, hasta el punto de dejar el producto irreconocible. ¿Quién hubiera pensado hace 15 años una agencia de viajes para gays o mujeres divorciadas pudiera ser un negocio de éxito ? ¿Hace 70 años alguien habría pensado en añadir unas ruedas a una plancha de madera para practicar surf sobre el asfalto? Lo importante es no decirle que no a nada de antemano, hay que examinar todas las posibilidades en detalle.

Exportar la innovación

Ahora que ha conseguido aplicar una innovación a un producto debe preguntarse si innovación puede ser aplicada a algún otro producto de manera ventajosa. Si ve que no es aplicable, preguntesé si se puede aplicar algo de la lógica subyacente en la innovación. Aunque esto tal esta posibilidad debería de ser explorada más a  fondo en otro post. ¿Cuál es vuestra opinión? ¿Merece la pena?

Innovar en procesos: hacerle las cosas más fáciles a los clientes

p>Si quiere que el  2012 sea un mejor año para usted, una forma de hacerlo es poner las cosas más fáciles a sus clientes. Para empezar,  pregunte a sus clientes que detalles del trato con su empresa le parecen más incómodos o engorrosos. Muchas veces las cosas que más molestan a nuestros clientes y que dificultan su fidelización pueden ser eliminadas o modificadas fácilmente, sobre todo si disponemos de sistemas de gestión ágiles y flexibles. Este es un buen punto de partida por el que comenzar a innovar a pesar de ser ignorado por la gran mayoría de empresas. Muchas pymes no tienen medios para invertir en desarrollo de tecnologías innovadoras, pero todo el mundo tiene capacidad para escuchar a sus clientes. Solo hay que esforzarse un poco.

¿No se ha sentido ninguna vez frustrado por la forma de proceder de sus proveedores? Seguro que sí. Nosotros  también tenemos que hacer frente a requisitos sinsentido de nuestros proveedores que no nos aportan ningún valor a nosotros sus clientes. Una parte de nuestro negocio es la venta de licencias de software de terceros. Si ya es difícil de por sí  vender proyectos de implantación de software, el tener que luchar con los complejos sistemas de tarificación de los fabricantes, complica todavía más las cosas.

En contraposición a algunos fabricantes innovadores que han apostado por simplificar los sistemas de tarifiación de licencias de software, los grandes jugadores del mercado suelen complicarlos hasta límites insospechados.  Hasta el punto de convertirlos, en una cuestión más esotérica que técnica. Muchas veces es necesario hablar con varias personas hasta saber qué precio hay que aplicarle al  cliente, otras  hay que retirar ofertas en firme porque no habían sido configurada de la manera adecuada o se aplicaban descuentos que no estaban vigentes sino se compraban módulos adicionales que el cliente jamás iba  usar. Desde requisitos incomprensibles como número mínimo de licencias por módulo, hasta descuentos del 70% sobre el precio de tarifa, que le hacen a uno plantearse cuál es el verdadero valor del producto, son muchos los detalles que pueden desincentivar a un partner a la comercialización de un buen producto, si la empresa en cuestión no quiere facilitarnos las cosas. Este tipo de “prácticas” son utilizadas de manera arbitraria por las empresas, por comodidad propia o de sus empleados y no aportan ni un ápice de valor a sus clientes. Son el tumor a extirpar de la gestión empresarial.

Si nuestros proveedores quieren realmente fidelizarnos,  deben empezar por hacernos más fácil el que podamos distribuir sus productos. Este simple principio, se puede aplicar a casi cualquier negocio.  A pesar de que hay cosas complejas que es muy difícil simplificar, es cierto que a todos nos gusta que nos lo pongan fácil y este es un buen principio para comenzar a innovar, ponérselo fácil al cliente.

Y usted, ¿tiene alguna idea para poner las cosas fáciles a los clientes? Utilice el siguiente hashtag:
#compramasfacil

zp8497586rq