Archivo de la etiqueta: cloud

¿Cómo sacar partido al Cloud en mi empresa?

Para poder obtener un beneficio de real de la migración a plataformas Cloud en su empresa, lo primero y más importante es tener una idea clara de cuáles son los costes actuales en cuanto a equipos informáticos, infraestructuras, software, soporte y mantenimiento se refiere. Si queremos realizar un cambio exitoso es necesario tener en cuenta la amortización de las inversiones en curso.

Si por ejemplo su empresa renovó hace poco todos los equipos, comprando licencias perpetuas de Windows, Office o instaló hace poco un ERP adquiriendo servidores, licencias y servicios difícilmente podrá sacar partido de un cambio de paradigma, si esto implica tener que desaprovechar todas las inversiones en curso.

No obstante no todas ventajas de la adopción del Cloud se basan en una cuestión de dinero efectivo sobre el coste actual. También hay que tener en cuenta la flexibilidad que nos ofrece este modelo, a la hora de poder adaptar los costes operativos de nuestra empresa a la realidad de cada momento. Esto no solamente mejorará nuestra capacidad de respuesta ante aumentos o disminuciones en la demanda, también nos ayudará a mejorar las posibilidades de supervivencia de nuestra empresa, reduciendo nuestra exposición a las malas  decisiones de inversión.

Si una empresa hace un importante desembolso en un nuevo Centro de Datos y un ERP de Tier 1 con importante coste en número determinado de licencias y luego sufre un importante descenso en ventas, que le obliga a rehacer su estructura, puede tener un problema grave. Se encontrará con una potente inversión de la cual difícilmente podrá sacar partido. En cambio con un modelo Cloud, tendrá garantizado que sus costes operativos siempre se adapten a las necesidades de cada momento.

Al final lo que estamos debatiendo aquí es un medio de alquiler frente a propiedad. En general el mundo empresarial la tendencia es potenciar el primero frente a la propiedad. Sólo hay que ver el claro ejemplo de cómo la mayoría de los grandes bancos se han deshecho de la propiedad de gran parte de los espacios que ocupan.

 

Ahorrando en equipos e infraestructuras

La parte más obvia de ahorro que se le viene a  la cabeza  es el ahorro en servidores. Dependiendo del tamaño de la empresa este puede ser un buen pico.  En instalaciones de un sistema ERP por ejemplo que requiera un servidor propio, lo cual es necesario en la mayoría de los casos cuando hablamos de empresas de un cierto tamaño, suele representar entre un 20% del presupuesto. Con sus costes de luz, ventilación, espacio y mantenimiento.  Está claro que si optamos en modelo Cloud estos costes desaparecen.  ¿Pero son estos lo únicos costes que podemos reducir?

Si atendemos a los equipos portátiles y de sobremesa que se utilizan hoy en las empresas veremos con facilidad que la mayoría de ellos están sobredimensionados. Es decir salvo honrosas excepciones en los que se utilizan programas de escritorio que demandan altos niveles de recursos computacionales o incluso hardware especial como tarjetas de video. En el resto de las ocasiones los equipos son utilizados para tareas básicas de ofimática y como mero cliente de sistemas centralizados.

Y es ahí donde surgen las oportunidades. Si su empresa está totalmente inmersa en una arquitectura Cloud o 100% web. Puede tener un ahorro importante en equipos mediante la adquisición de dispositivos con Chrome OS. Este sistema operativo de Google hecho para trabajar en la web funciona sobre equipos muy ligeros de hardware, poca RAM, casi nada de disco duro. Pero más que suficiente para la mayoría de usuarios. Son rápidos y fáciles de manejar. Se actualizan de manera automática, con el consiguiente ahorro en mantenimiento de equipos. Incluyen software para realizar de manera gratuita muchas de las tareas más comunes: textos, hojas de cálculo, presentaciones, incluso videoconferencias. Tal vez no estén al  nivel de la última versión de Microsoft Office pero ofrecen una calidad mucho más que suficiente para la mayoría de los usuarios.

Ahorrando en software mediante el Cloud

Está es sin duda la parte más compleja. Si bien los ahorros en vil metal se pueden presentar de manera clara en cuanto al software la cosa puede ser más compleja de determinar,  aunque a priori pueda parecer igual de sencillo.

Lo primero que  tenemos que tener en cuenta es el coste de transición. Cuando cambiamos de un ordenador viejo a uno nuevo podemos recuperar fácilmente nuestro nivel previo de productividad en cuestión de horas o días. Pero cuando hablamos del uso de aplicaciones empresariales complejas, es otra historia. Especialmente cuando hablamos de usuarios con un alto nivel de eficiencia que conocen a la perfección el software y sus atajos y que llevan años trabajando con la misma herramienta. El conseguir que vuelvan a rendir al mismo nivel es cuestión de dinero y tiempo. Recursos en formación y un periodo de adaptación con menor rendimiento.

No obstante si tenemos en cuenta las mejoras en usabilidad que se han dado en los últimos años en todo tipo de aplicaciones. Ciertamente esta brecha se puede ver reducir. Especialmente cuando hablamos aplicaciones web. Que comparten por lo general unos estándares básicos de navegación e interfaz gráfica comunes.

En cuanto al coste de suscripción, que sustituye al coste de adquisición, mantenimiento y actualización, cabe duda que las barreras de entrada son siempre menores. Ya que un pago mensual de cuota frente a un desembolso importante inicial viene a significar una financiación de facto.

La duda que surge a muchas empresas es si a la larga sale rentable el modelo de suscripción. Bueno para esto siempre hay que echar números. Lo que está claro que un modelo por suscripción es más fácil que el número de licencias en uso sea siempre el justo que necesitamos.

En un modelo Cloud las aplicaciones son auto actualizables, lo que nos permite disponer siempre de la última versión con todas la mejoras incorporadas.

 

Resumiendo si una empresa quiere aprovechar al máximo su migración a entornos cloud, tiene que tener en cuenta los ciclos de amortización, estar abierta a nuevas posibilidades y sobre todo. Adoptar un modelo u otro de pleno. Quedarse a medio camino puede genera costes innecesarios. Gracias por vuestra atención.

5 tendencias tecnológicas que están revolucionaran el software para empresas

cabecera

Aunque la adopción de innovaciones tecnológicas por parte de las empresas en el campo del software es mucho lenta que en los mercados de consumo. Actualmente hay varias brechas que indican que se van a producir importantes cambios en mercado del software empresarial.

APIS E INTEGRACIÓN

Las API´s (Aplicattion Program Interface) son conjuntos de subrutinas y funciones que permiten que una cierta biblioteca pueda ser utilizada por otro software como capa de abstracción.  Puede ser que este término sea desconocido por mucha gente, pero casi todos los usuarios de internet hacen uso de ellas a diario, aunque sea de forma inconsciente. Gracias a ellas podemos ver los últimos tweets que se han  publicado relacionados con un artículo, disfrutar de mapas de Google incrustados en las webs y muchas más cosas.

El verdadero potencial de las API´s es que permiten construir una solución con alta funcionalidad sin tener que desarrollar de manera exhaustiva cada uno de los aspectos sistema. Nos permiten apoyarnos en el software de terceros para incorporar funciones que de otra forma hubieran sido muy costosas de desarrollar.

El ejemplo más obvio puede ser la incorporación de funcionalidad geográfica y mapas. Si cada software que necesita incorporar capacidades geográficas tuviera que desarrollar un sistema propio el coste sería totalmente prohibitivo.

WEB Y CLOUD

Hoy podemos decir de manera casi definitiva que los estándares HTML5 y CSS3 están implantados de forma universal. Esto quiere decir que hoy en día casi la totalidad de los usuarios que se conecta a internet puede disfrutar en su navegador web de aplicaciones con altos estándares de calidad en cuanto interactividad, formato, responsividad y calidad gráfica, unidos a las ventajas estándar de las aplicaciones web. Esto es cierto incluso en entornos 3D gracias a tecnologías como WebGL.

Según datos de nuestra web solo un 3% de los usuarios está en versiones anteriores a IE9. El resto de usuarios está utilizando Chrome o Firefox, aplicaciones que se están actualizando constantemente a los últimos estándares de W3C o incluso a los todavía más avanzados de Webkit.  Hay que tener en cuenta que estos son datos referidos a usuarios con un perfil corporativo, en este sentido el verdadero empujón a los estándares más avanzados de la web ha sido la discontinuidad del soporte por parte de Microsoft para Windows XP, que incorporaba de serie IE8. Dado que muchos usuarios se limitan (especialmente en entornos profesionales) a utilizar el navegador que tienen de serie, esto era un auténtico cuello de botella que finalmente se ha solucionado.

Hay que destacar que las aplicaciones web son todavía una tecnología incipiente que no ha alcanzado su punto total de madurez. Por lo que todavía son de esperar mejoras en este campo, unidas a las que se produzcan en el diseño de interfaces de usuarios, protocolos de comunicación y desarrollo de aplicaciones en general.

 

INTERNET DE LAS COSAS

¿La lavadora conectándose a Internet para descargarse los últimos programas de lavado? Todo puede ser. Bromas aparte dentro de las tendencias tecnológicas más importantes, esta es sin duda la que más va a afectar a la empresa. Debido al uso intensivo de equipos y bienes.

Puede que el internet de las cosas suene como algo muy friki y vanguardista, pero las empresas de transporte que tienen un control de flota y un seguimiento de sus vehículos que permite a sus clientes saber por dónde anda su mercancía están metidos de lleno en el internet de las cosas. La domótica y la gestión del mantenimiento de equipos en base alertas son sólo algunos ejemplos del potencial del internet de las cosas.

El objetivo potencial es que cada equipo capaz de  generar información de relevencia pueda estar conectada a la empresa transmitiendo información e incluso recibiendo órdenes.  Esto abre grandes posibilidades en áreas como el mantenimiento, el transporte, la gestión comercial y la fabricación.

APLICACIONES MÓVILES

Las aplicaciones móviles han supuesto toda una revolución en la forma que tenemos de compartir, consultar y distribuir información. Aproximadamente un 90% de los usuarios se conecta a Facebook a través de su móvil y en el caso de Twitter este porcentaje es aún más elevado. Según datos de 2013 el 86% de los usuarios de internet utiliza el móvil para conectarse a internet. Solo hay que echar un vistazo en cualquier transporte público para darnos cuentas hasta qué punto las aplicaciones móviles han cambiado nuestro estilo de vida. Incluso la forma de presidir las sesiones del congreso de los diputados.

A pesar de que la generalización del uso de aplicaciones móviles ha corrido como la pólvora el impacto que estas han tenido en el mundo de la empresa ha sido más bien escaso. La principal razón ha sido la desidia de la gran mayoría de los fabricantes, ya que desde hace años algunos fabricantes como Oracle han puesto de a disposición de sus clientes un amplio catálogo de aplicaciones móviles  que funcionan como parte integrada de algunas de sus soluciones más importantes como son JD Edwards EnterpriseOne o ERP Cloud.

 

COLABORACIÓN SOCIAL

La forma de interactuar y colaborar con otros usuarios que han surgido gracias a la web 2.0 y las redes sociales han supuesto todo un hito en la utilización de la informática.  No se basan en ninguna tecnología específica sino en un uso bien adaptado a la forma que tiene la gente de comunicarse.

Por supuesto todas estas nuevas formas de colaboración con posts, mensajes y comentarios tienen su cabida en el mundo de la empresa, especialmente en el ámbito de la gestión por proyectos.

La filosofía de los Social Media abre las puertas hacía formas de trabajo más colaborativas. En las que es más fácil rastrear los cambios hechos,  hacer sugerencias, solicitar opiniones o interactuar de una forma mucho más fluida y asíncrona entre las miembros de un equipo encargados de una determinada tarea. Un ejemplo muy bueno de estas nuevas formas de colaboración las podemos encontrar en el nuevo ERP Cloud de Oracle.

EXPERIENCIA DE USUARIO

Un diseño cuidado de la experiencia de usuario no mejora de por si la capacidad funcional del una aplicación. Pero puede por sí solo incrementar notablemente la productividad de los usuarios y permitir que estos saquen el máximo partido de ella.

Hoy en día una para crear una experiencia de usuario de calidad en aplicaciones de gestión es necesario plantearse cuáles serán los roles de los distintos grupos de usuarios que van a utilizar la solución y crear unas interfaces de usuarios diferenciadas para cada tipo de usuario. También hay que tener en cuenta que dispositivos y aplicativos van utilizar para acceder a la solución y adaptarla no solamente a estos dispositivos sino también a los diferentes roles de usuario que utilizaran cada dispositivo.

Cuando creamos una interfaz de usuario solida y fluida, acortamos las necesidades de formación y adaptación a la herramienta así como rebajamos las barreras de entrada para nuevos usuarios.

Esperamos que este artículo haya sido interesante para todos.

Oracle lanza el ERP Cloud: una solución completa en la nube

la_nube_oracle

 

Con el ERP Cloud Oracle revoluciona el concepto de aplicaciones de gestión llevándolo más allá de la nube. Con módulos que pueden funcionar como aplicaciones totalmente independientes. Permitiendo que las empresas por fin puedan disponer de soluciones de gestión totalmente a su medida.

Desde hace tiempo veníamos observando desde este blog que el mercado de software se hallaba en cierta manera estancado. Durante la última década fenómenos como la computación en la nube y la movilidad han causado un tremendo impacto en la industria del software en prácticamente todos sus campos de aplicación.

Pero hasta ahora existían muchos interrogantes acerca de como todos esos avances podían ser implementados en el campo de las aplicaciones de gestión. Por fin un fabricante ha conseguido salvar todos estos obstáculos, ofreciendo un modelo de desarrollo capaz de afrontar todos esos retos abriendo una brecha que promete cambiar totalmente la manera en que vamos a gestionar nuestras empresas.

La funcionalidad como base

Durante los últimos años, bien sea por desarrollo o por adquisición, Oracle ha conseguido aglutinar bajo su marca un catálogo sin parangón de soluciones empresariales que cubren prácticamente cualquier aspecto de la gestión de una empresa tanto a nivel de funcional como de escala. En un catálogo tan extenso es lógico que muchas aplicaciones ofrezcan una funcionalidad solapada.

Para crear las nuevas soluciones Cloud, Oracle ha optado por una estrategia sencilla pero audaz. Tomar como base para cada área funcional la aplicación  líder en su segmento para ese área. Así por ejemplo se ha tomado E-Business Suite como base para el desarrollo de toda el área financiera o JD Edwards EntepriseOne para la gestión de la cadena de suministro.

Un sistema de acceso universal

Cuando hablamos de Cloud, estamos hablando también de aplicaciones web. Pero esta vez Oracle ha querido ir un paso más allá. Con la accesibilidad desde cualquier dispositivo en mente, Oracle ha creado una infraestructura que permite acceder a ERP Cloud desde Tablets y Smartphones, teniendo en cuenta las características de cada dispositivo y adaptando los formatos para que los usuarios disfruten de una experiencia de uso acorde a las posibilidades de cada aparato.

En el caso de los Smartphone se ha creado toda una gama de apps orientadas a roles de usuario. Que permiten realizar de manera sencilla y rápida multitud de tareas, tales como consultar pedidos pendientes, rellenar órdenes de mantenimiento y un largo  etc. Todo esto evita a los usuarios tener que estar frente a un ordenador de sobremesa, cada vez que necesitan interactuar con el sistema. Esto abre nuevas posibilidades de movilidad para las empresas. Algunas como las obtenidas por los empleados de mantenimiento o ventas  son evidentes. Pero no solamente los puestos con mayores requerimientos de movilidad pueden beneficiarse.

El social media aplicado a la empresa

Durante años el concepto de redes sociales y trabajo ha estado asociado al escaqueo. Oracle ha conseguido convertir la vibrante interactividad de las redes sociales en algo productivo para la empresa. Mediante un intuitivo sistema, la colaboración entre empleados se vuelve mucho más dinámica, sin tener que salir del ERP, quedando un registro de conversaciones, anotaciones  y comentarios.  Esto evita innecesarias reuniones y llamadas de teléfono permitiendo un trabajo más fluido y dinámico.

Inteligencia de negocios integrada a todos los niveles

En Oracle ERP Cloud, la información y la acción van de la mano. En cualquier momento y a cualquier nivel, desde la alta dirección hasta el personal en primera línea de batalla. Todos disponen de la capacidad de configurar, crear, guardar y compartir informes y alertas que hagan más fácil su trabajo. Especialmente en cuanto a la toma decisiones se refiere.

Una experiencia de usuario enriquecida

Manejar un ERP no es tarea fácil. Para que al menos no sea tan difícil, Oracle ha diseñado una experiencia de usuario, muy intuitiva, basada en dos premisas: simplificación y apoyo al usuario. Permitiendo también altísimos niveles de personalización para que cada empleado se sienta lo más cómodo posible trabajando con el sistema.

Esperamos que estas pinceladas os hayan ayudado un poco a comprender mejor en qué consiste el ERP Cloud de Oracle.