Pensamientos erróneos acerca de los ERP

  • El desconocimiento de los softwares de gestión empresarial plantea grandes
    dudas a la hora de su implantación en las organizaciones.
  •  Tener una visión errónea sobre los ERP aleja a las compañías de los beneficios
    que puede aportar una herramienta de estas características.

 

A la hora de hablar sobre software de gestión es común encontrar ciertos mitos o
pensamientos erróneos, que frenan a las organizaciones en la implementación de
sistemas informáticos de gestión, esta visión equivocada aleja de los numerosos
beneficios que puede aportar a la empresa una herramienta de esas características.

Un error muy común es considerar que la organización no es suficientemente grande
para trabajar con un sistema ERP. Cuando se implanta esta solución no hay necesidad de
contar con todos los módulos, sino que se pueden adaptar a las necesidades e implantar
aquellos que sean útiles para el negocio, por lo que es necesario reflexionar sobre las prestaciones
de las que se puede beneficiar la empresa.

El ERP dispone de muchas herramientas que hacen más práctica y ágil la gestión de una
empresa, elimina riesgos administrativos, proporciona los mismos datos a toda la
organización y automatiza ciertos procesos, lo que hace que la organización sea más
eficiente.

Por otro lado, es cierto que las implantaciones de ERP no son tarea fácil, pero es evidente
que un proyecto de esas características tiene un efecto directo para la compañía y no
será sencillo, requerirá de tiempo, recursos, objetivos y procesos que deberán estar
controlados. Si la implantación está bien planificada, la solución bien elegida y muy
importante, el implantador es el idóneo, el coste de implantación en este caso no se
apreciará alto en comparación con los beneficios.

Se suele considerar también, que las compañías con procesos empresariales complicados
no pueden encontrar un ERP lo suficiente adecuado a su situación. Pero es una premisa
falsa, ya que el mercado es amplio y cuenta con soluciones de todo tipo. Un ERP modular
ofrece distintas alternativas, pero también se pueden desarrollar soluciones a medida,
pasando por ERP verticales o los distintos Add-ons. Cuando una empresa crece, debe
agilizar tramites y evitar procesos manuales redundantes, por ello, aunque se compliquen
los procesos, será buen momento para implantar un ERP en la organización.

Los mercados, los sectores y las empresas cambian, si la organización está creciendo es
necesario adaptar los procesos a las nuevas situaciones del entorno, ya que, puede que
durante mucho tiempo funcionara, pero es necesario tener conocimiento de las nuevas
herramientas que nos rodean y explorar las nuevas formas de automatizar tareas que
mejoren los procesos, para así mantener la competitividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *