El potencial de las apps en el entorno empresarial

Hace tiempo las innovaciones informáticas surgían en primer lugar como aplicaciones para empresas y luego están se trasladaban a los mercados de consumidores finales. Hoy en día el mercado del software y el hardware para empresas parece ir a remolque de lo que marca el exigente mercado de la tecnología de consumo. En parte esto tiene sentido debido a los largos periodos de amortización que tienen las empresas, hoy en día es muy difícil encontrar un ordenador con Windows 95(ya no decimos un MS-DOS) en un hogar, pero en cambio todavía existen muchas empresas que utilizan aplicaciones de pantalla negra con letras verdes, algunas de ellas sin ninguna intención de cambiarlas.

Es por esto que el de las apps (o aplicaciones para dispositivos móviles), es un terreno prácticamente inexplorado por las principales fabricantes de software empresarial. Salvo algunas excepciones como RoamBI, una solución de visualización de cuadros de mando, orientada a dispositivos móviles o las aplicaciones móviles lanzadas por Oracle para JD Edwards y Oracle BI.

Las aplicaciones móviles para empresa
Aplicaciones móviles para empresa

Las limitaciones de las apps

La principal limitación de las apps es el escaso tamaño de pantalla de los dispositivos sobre las que son ejecutadas. Aunque algunos tablets como el Ipad cuentan con pantallas 10” y se han lanzado al mercado un nuevo género de dispositivos a mitad de camino entre el móvil y el tablet (phablets como el Samsung Galaxy Note), en general estos dispositivos no permiten visualizar una gran cantidad de datos de vez y las aplicaciones suelen ser menos complejas, ya que sino serían muy tediosas de manejar.

Sólo por citar una ejemplo la versión para tablets de Photsohop, el famoso programa de edición de imágenes de Adobe, cuesta 100 veces menos y ofrece una fracción solamente de la funcionalidad de su hermano mayor para portátiles y equipos de sobremesa. Aunque se pueden realizar cosas realmente notables con la Photoshop Touch, en general es más lenta de manejar que su hermano mayor y casi cualquier operación requieren un par de clicks adicionales.

Una parte importante de esta merma en usabilidad se debe a la falta de experiencia en el desarrollo de este tipo de interfaces. Es casi seguro que estas mejoraran con el tiempo, al igual que ha sucedido con las aplicaciones web, antaño denostadas y que hoy en día ofrecen un diseño y una funcionalidad impecable en muchos casos. Otra parte se debe a la falta de potencia de los procesadores de los equipos móviles, que además suelen carecer de GPU. Aunque sabemos que año tras año aumenta la potencia de los procesadores, estos por lógica siempre irán por detrás de los equipos de sobremesa.

La limitación del tamaño de la pantalla  es algo prácticamente insalvable, por muchos píxeles que podamos meter en una pulgada, la agudeza del ojo humano es algo que no puede ser modificado y que tienes unos límites, al  igual que su capacidad para mover los dedos.

El potencial de las aplicaciones

No  todos son pegas, las aplicaciones para móviles tienen un potencial enorme para las empresas. La principal es bastante obvia, se trata de la movilidad. Pero lo verdaderamente interesante no es sólo que podamos utilizarlas en cualquier sitio, sino que los dispositivos móviles cuentan con mecanismos para proporcionar datos a las aplicaciones sin que estos tengan que ser introducidos por el usuario.

El indicar la localización del dispositivo mediante GPS u otras técnicas tiene un valor incalculable para aplicaciones empresariales. Por solo citar un ejemplo, los comerciales por norma general tienen que rellenar partes en aplicaciones tipo CRM sobre las visitas realizadas. Con estas funcionalidad, al estar asociado cada cliente con una ubicación concreta, con hacer comentario al teléfono móvil  que se convertirá en texto mediante un programa de reconocimiento de voz, puede quedar grabada una cita en el CRM de manera automática ¿cómo? El comentario grabado se convierte en texto de la visita, la identificación del cliente se saca cotejando la ubicación y la hora de la visita se graba automáticamente en base al momento de la transacción.

Pero esto solo ese una pequeña muestra, la captura de imágenes, temperatura, velocidad (cambio en la posición) y otras sensores electrónicos que liberan las personas de la esclavitud de tener que teclear datos. Por esto estamos seguros de que la utilización de dispositivos móviles supondrá un antes y un después a la hora de crear una empresa más ligeras. Empresas que tengan cada vez un porcentaje menor de personas dedicadas a tareas de escaso valor añadido como las administritativas y con más parte del equipo dedicada a tareas clave como atención al cliente, diseño, logística, etc…

zp8497586rq
avatar

Jorge Losilla

Un profesional de marketing y las nuevas tecnologías, tratando de sobrevivir en un mercado siempre cambiante. Apasionado del software y de la tecnología y aficiionado al arte digital. Estoy convencido de que hay mucho margen de mejora para lograr aplicaciones más amigables para la empresa. Jorge Losilla