El coste del no reporting en la empresa

 

Las empresas necesitan información para sobrevivir, igual que los seres vivos. Los Sistemas de Información de una empresa vienen a ser el equivalente al de nuestro sistema nervioso: reocogen, procesan y distribuyen información a todos los centros de operativos y de decisiones.  Desde  instrucciones acerca de las acciones a seguir y como completarlas, como datos clave que permitan tomar  en cada momento las decisiones más oportunas.

¿Seríamos capaces de correr si nuestro cerebro no dispusiera de cantidades ingentes de información de aspectos tales  posición, relieve del, cansancio de los músculos, objetivo a alcanzar y un largo etc.. ? No, en la empresa pasa algo parecido. Los transportistas no pueden entregar la mercancia en su destino,  sino tienen un detalle de adonde tienen que ir, los operarios del almacen dificilmente podrán preparar los envíos sino disponen de la información sobre los artículos que incluye cada pedido y a  que parte del almacén tienen que ir a buscarlos. Y así continuamos con la cadena hasta el comercial que dificilmente podrá realizar su labor sino cuenta con datos sobre clientes o principales ofertas a realizar. Tal es la importancia la información en la empresa, que hay compañías que crean productos, sin tener ni fabricas ni almacenes, sólo personas, conocimiento y sistemas de información.

Para que un vehículo de Opel fabricado en Figueruelas pueda llegar a un cliente en Bélgica se necesitan de grandes flujos de información entre el concesionario de Flandes y la Central de Bruselas, la Central de Bruselas y la fábrica de Opel, entre los distintos departamentos de la fábrica, con proveedores, administraciones y un largo etc.. Todo esto simplemente para poder llevar a cabo la actividad ordinaria de una empresa el fabricar y distribuir productos. ¿Cuánta información y cuanto habrá que procesarla a la hora tomar decisiones de carácter estratégico?

Por tanto queda claro que el coste del no reporting es inasumible, ninguna empresa puede sobrevivir sin información. Harina de otro costal es la calidad de ese reporting ¿necesita mi empresa de un complejo almacén automatizado para poder calcular el valor del stock o por contra lo puede realizar un operario con una libreta y un boli?  ¿Necesitamos un DataWarehouse para poder realizar un análisis detallado del funcionamiento de la empresa o compartiremos una hoja Excel entre departamentos donde cada uno pondrá los datos que crea  más interesantes?

El ERP y el CRM, dos perros con un mismo collar

Para calibrar la importancia de un buen sistema de reporting en una empresa sólo tenemos que plantearnos el siguiente  supuesto. Imagínese dos empresas compuestas por trabajadores idénticos, con idénticos recursos materiales y financieros. Una dispone de un buen sistema de información y la otra no. ¿cuál de las dos cree usted que lo hará mejor?

Pero hay algo todavía más inquietante.. El no disponer de la información adecuada en un momento dado puede empujarnos a tomar decisiones equivocadas que acaben perjudicando a nuestra empresa. Es en estos momentos cuando más caro nos sale no tener un buen sistema de información de nuestra empresa. Porque son muy pocas las empresas que pueden sobrevivir a una mala decisión estratégica.

Y vosotros que pensais, ¿hasta que punto es crucial la información en la empresa?

Un pensamiento en “El coste del no reporting en la empresa”

Los comentarios están cerrados.