Todas las entradas de: Santiago Pérez Callaved

Aplicaciones móviles a medida, ventajas de la transformación digital

Existen áreas de la empresa donde el personal se encuentra en constante movimiento. Un ejemplo son las empresas constructoras, donde en diferentes momentos los jefes de obra, los aparejadores, etc. se encuentran a pie de obra, aplicable asimismo a despachos de arquitectos o a empresas de proyectos de ingeniería donde parte del personal necesita estar fuera de la oficina.

Este entorno pasa a ser el lugar de trabajo donde más tiempo pasan, lejos de un despacho, de un escritorio o de un ordenador, sin poder acceder a los sistemas que un trabajador utilizaría en una oficina.

Los ordenadores portátiles solventaron ese bache, pero siguen siendo voluminosos y algo pesados para llevarlos encima en todo momento. Sin embargo, otros dispositivos móviles como tablets o smartphones, cumplen las funciones de centro de trabajo con un volumen y un peso reducidos.

El problema es que los programas empleados en las empresas (ERP, CRM, programas financieros y de contabilidad…) están diseñados para correr en ordenadores “comunes”, no en dispositivos móviles. Para ello, es necesario el uso de aplicaciones específicas para estos dispositivos.

Estas aplicaciones son un aspecto clave de la transformación digital de las empresas, otorgando la movilidad y el acceso a los sistemas necesarios a los profesionales que se encuentran sobre el terreno, lejos de una oficina.

Algunos programas de gestión tienen aplicaciones móviles para sus diferentes áreas (agenda comercial, gestión de almacenes, listas de tareas para proyectos…) descargables en las tiendas de aplicaciones de las diferentes plataformas (Android, iOS, Windows…) pero están limitadas a los estándares del área escogida, sin estar adaptadas a las modificaciones realizadas en la empresa ni a las necesidades específicas de la misma.

No obstante, se pueden crear aplicaciones a medida, orientadas a roles de usuario. Aplicaciones que aúnan diferentes áreas y las combinan de la manera más cómoda para llevar a cabo la actividad profesional que se requiera, y se comunique con los sistemas de información de la empresa.

El potencial de estas “nuevas” aplicaciones es mayor que el de las aplicaciones estándar, ya que permite su personalización en función de la actividad desempeñada, adecuándose a las necesidades del usuario y permitiendo la comunicación con los sistemas de gestión de la empresa.

Con ello se consiguen entonces dos propósitos: solventar la problemática de la movilidad, y adaptar totalmente la solución al grupo de profesionales involucrado, aprovechando así las ventajas que la transformación digital ofrece a las empresas.

¿Qué es el “fog computing”?

Con frecuencia solemos leer noticias y artículos relacionados con el cloud computing: la plataforma en la nube que posee un nada despreciable número de ventajas (movilidad, conectividad, aplicaciones multi-dispositivo…) que favorecen la actividad empresarial a prácticamente todos los niveles.

Dentro de estos conceptos cabe destacar uno que va tomando fuerza poco a poco y que parece ser la evolución lógica de la tecnología cloud: el fog computing.

El término fog significa niebla en inglés, es decir, una nube baja que “inunda” todo el espacio llegando a rodear todas las superficies, y es precisamente el mejor símil posible para lo que es el fog computing.

Este concepto nace de la infinidad de objetos conectados entre sí mediante redes inalámbricas: teléfonos móviles, smartwatches, wereables… y de otros muchos objetos cotidianos que a día de hoy también están conectados, como electrodomésticos, bicicletas e incluso coches.

Fog computing hace referencia al cloud computing aplicado al IoT, es decir, a la nube a la que los dispositivos inteligentes se conectan para comunicarse entre sí. De esta manera, se crearía una nueva nube, una niebla de transmisiones digitales en la que estaríamos envueltos.

Entendemos la nube como un espacio en un supuesto “cielo”, representado físicamente por un servidor, accesible desde diferentes conexiones. El desempeño del trabajo en este tipo de plataformas es lo que llamamos cloud computing.

Al producirse un volumen de datos tan desmesurado, como ocurre en la comunicación de los dispositivos conectados por el IoT, esta nube original no da abasto para manejar el volumen de información generado, por lo que las comunicaciones y el almacenamiento entre los dispositivos conectados al IoT emplean estos nuevos puntos de conexión para procesar parte de los datos generados, aumentando la capacidad y la velocidad de estas conexiones, y aliviando la carga de trabajo transferida a la nube. A este espacio de intercambio de información existente entre el hardware e internet, es lo que llamamos fog computing.

Ya como cierre, y a modo de curiosidad, es destacable el hecho de que el término “fog computing” fue acuñado originalmente por Cisco Systems. Podéis encontrar esta primera mención, así como su explicación (en inglés), en el siguiente enlace.

Soluciones de control de las condiciones bancarias

Una buena gestión de la tesorería en una empresa es sinónimo de éxito.

El control de los flujos de caja y de las cuentas bancarias debe ser primordial para evitar problemas como la falta de liquidez o el exceso de tesorería; sobra destacar que ninguna de las situaciones son, para nada, recomendables.

Para ello, existen herramientas que mejoran la comunicación de las empresas con los bancos haciendo posible un control exhaustivo y dinámico de los cobros y pagos registrados en las diferentes cuentas, oficinas y entidades, así como de la evolución de los productos financieros donde las empresas tengan invertido el dinero o vayan a invertirlo.

Hasta este punto muchas de las soluciones del mercado cumplen, mejor o peor, estas premisas, pero el control de la tesorería no sólo finaliza aquí. Un control y una gestión de los movimientos de las cuentas es necesario, , pero también es necesario el control de las propias cuentas y bancos.

Las condiciones que la empresa firma con un banco al crear las cuentas pueden variar a lo largo del tiempo, incluso sin previo aviso. Un control de estas condiciones favorece sobremanera a la empresa, sabiendo en todo momento qué entidad o entidades con las que trabaja le ofrece mejores condiciones o cuál las ha modificado beneficiando o perjudicándola.

Esto se traduce en una gestión dinámica y eficiente de la tesorería y de los productos bancarios, ya que en última instancia permite a la empresa ahorrar dinero y evitar conflictos con las propias entidades.

En este sentido, Sage XRT aúna estas (y más) características que le otorgan las propiedades de una herramienta potente, flexible y tremendamente dinámica a la hora de gestionar y controlar la tesorería de su empresa y la comunicación bancaria.

Día internacional de la protección de datos

El pasado 28 de enero fue el día internacional de la protección de datos, una jornada organizada por el consejo europeo para promover las buenas prácticas relacionadas con la protección de datos. Esta jornada no sólo es celebrada en la Comunidad Europea, sino que también se celebra fuera de sus fronteras bajo el nombre de “Data Privacy Day”.

La jornada se basó en el desconocimiento que los ciudadanos europeos tienen en cuanto a la privacidad de sus datos y la falta de confianza de los mismos a ceder información personal para acceder a servicios gratuitos en internet (Redes sociales y servicios de e-mail entre otros)

Este tipo de jornada pone de manifiesto la importancia de la seguridad en los datos para las empresas, más aún con la revolución industrial 4.0 y toda la transformación digital que ello conlleva.

A esto se suma el interés por los hackers en realizar ataques informáticos a los sistemas cloud (como el ocurrido hacia Amazon en 2015) ya que son objetivos muy interesantes para estas personas. No obstante, son amenazas potenciales de las que los proveedores cloud están concienciados y preparados.

Las empresas, al adquirir un servicio de este tipo, deben conocer dónde y de qué manera está almacenada su información, la seguridad de la misma depende en gran manera de ello. De esta manera, la propia empresa podrá escoger qué tipo de protocolos/sistemas de seguridad aplica a su centro de datos para cubrir sus necesidades de la mejor manera posible.

Por ello, la elección de un servicio cloud potente debe ser la premisa de toda empresa que quiera sumarse a esta cuarta revolución industrial, y la mejor manera de lograrlo es a través de un partner de confianza, con experiencia suficiente para encontrar la solución que más se adapte a las necesidades de su empresa y que pueda gestionar su proyecto de transformación digital.

Tendencias TIC-Cloud 2017

2016 ha sido un año importante para las TIC. El auge de las tecnologías cloud y la transformación digital de las empresas ha sido notable en cuanto a las cifras en la facturación de estos productos y servicios. Además, el aumento del interés hacia las TIC y la transformación digital por parte de las propias empresas, plantea proyectos de mejora y de implantación de estas tecnologías.

La movilidad y la conectividad han dejado de ser un plus para ser algo obligado a tener para las aplicaciones y programas profesionales. El hecho de que estas herramientas se puedan manejar desde cualquier dispositivo y desde cualquier lugar es algo que se presupone a la hora de adquirir tecnología y más contando con el auge que ha tenido (y que tendrá) el IoT.

Siguiendo con esta línea, las soluciones cloud terminaron 2016 con un elevado protagonismo, que seguirá sin duda en 2017 mediante las soluciones IaaS, Paas y SaaS. Este tirón también se ve favorecido con el auge del Big Data, que aprovecha estas infraestructuras para llevar a cabo las analíticas y la parte de Business Intelligence.

Asimismo, y apoyándose en las tecnologías mencionadas, el machine learning y la inteligencia artificial serán otra gran tendencia este año (coches autónomos, software predictivo, asistentes domésticos…). La madurez de estos programas y dispositivos hará posible muchos de los proyectos que se plantearon meses atrás pero no se pudieron llevar a cabo.

La seguridad pasará también a llevarse una parte importante de las inversiones en TIC dado que el año pasado se registraron numerosos ataques a las infraestructuras de grandes compañías (Yahoo por ejemplo), de manera que serán visibles soluciones en cuanto a software de seguridad en la nube. La calidad de estas será un factor diferencial para los proveedores de infraestructuras cloud.

Según parece, tenemos ante nosotros un año interesante en cuanto a novedades y a tecnología se refiere, además de una fuerte inversión por parte de las empresas en su transformación digital sumándose a la industria 4.0. Veremos lo que nos deparan los próximos meses.

La importancia de la nube en la transformación digital

la-importancia-de-la-nube-en-la-transformacion-digital_cabecera

Cada vez es más frecuente oír hablar de transformación digital , revolución industrial 4.0 o el internet de las cosas, y es curioso que sea cual sea alguno de los tres temas mencionados, frecuentemente aparezcan asociados a los sistemas Cloud.

La razón de esta concurrencia es su estrecha relación: la transformación digital de las empresas propicia el internet de las cosas, lo que da como resultado la revolución industrial 4.0, y la puerta de todo ello es la nube.

Esta nube es en esencia una infraestructura de software a la que se puede acceder de manera remota desde (cualquier) dispositivo con conexión a internet, lo que facilita enormemente la movilidad de los trabajadores de la empresa entre otras ventajas.   No obstante existen otros aspectos algo más técnicos, como la seguridad de los datos, que marcan la diferencia entre las características del servicio.

Hay que tener en cuenta que el Cloud Computing no sólo es una bonita estrategia de márketing con la que sorprender a los demás (que también puede funcionar), sino que es una nueva forma de concebir el software que impulsa a su empresa hacia un nivel de conexión mayor, dotándole de plena operatividad y sin preocuparse de la infraestructura en sí sino de su propia actividad empresarial. Todo ello tanto desde su oficina como desde cualquier punto físico con conexión a internet.

La transformación digital de su empresa pasa por la nube. El objetivo de la revolución industrial 4.0 es la conectividad total, haciendo fácil el acceso a la información requerida en el momento en el que se precise, así como agilizar el IoT mejorando las comunicaciones entre los dispositivos y máquinas empleadas.

Existen además diferentes tipos de nubes, con lo que las empresas pueden configurar sus plataformas Cloud en función a sus necesidades, lo que añade a esta transformación una ventaja más.

Las previsiones de inversión en TIC por parte de las empresas para sumarse al carro de esta transformación digital son también optimistas. Éste es otro factor a tener en cuenta dado que se espera que, de media, el 50% de este tipo de inversiones en el medio plazo sea para los entornos Cloud, una cifra considerable.

Siguiendo la línea de las inversiones, una ventaja fundamental en este área es el cambio de coste de capital a coste operativo. Esta infraestructura no es un activo para la empresa, por lo que se evitan las amortizaciones y el largo plazo, pasando a un corto/medio plazo más dinámico y adaptable a las necesidades específicas de la empresa en cada momento.

A fin de cuentas, los entornos Cloud serán la referencia en el corto plazo, por lo que estar preparado para ello, tanto con una buena infraestructura así como con un socio de confianza, será lo que marque la diferencia.

Cloud Computing – Bienvenidos al futuro

cloud-computing-bienvenidos-al-futuro_cabecera

Cada vez utilizamos más la nube, tanto en nuestra vida profesional como en la personal. Nubes como Dropbox, Google Drive o iCloud forman ya parte de nuestro día a día.

En el mundo empresarial la nube también ha adquirido importancia por sus ventajas frente a las “tradicionales” aplicaciones y sistemas on-premise en muchos casos.

La ventaja principal del “salto a la nube” es la menor complejidad en la gestión de las IT, lo que se traduce en una mejor gestión de sus recursos, económicos y humanos, ahorrando costes y mejorando su eficiencia. Además, permite la mejora de la actividad empresarial llegando éstas a ser visibles incluso en medio año.

Otra gran ventaja con la que cuentan la nube para las empresas es que ofrecen a éstas la posibilidad de utilizar tecnología de última generación con un coste reducido. Esto es debido a que las nubes están físicamente emplazadas en grandes centros de datos que utilizan equipos punteros, ahorrándoles a sus clientes los gastos de compra y mantenimiento y permitiéndoles modificar el tamaño de dichas nubes en el caso que fuese necesario sin que esto suponga un quebradero de cabeza (y más recursos).

Ahondando en este tipo de instalaciones, las empresas cuentan con la ventaja de que estos centros poseen grandes medidas de seguridad tanto en el acceso físico como en el acceso digital. Medidas como vigilancia 24 horas, control de acceso mediante sofisticados sistemas de seguridad biométricos, cortafuegos, cifrado multicapa…son sinónimos de tranquilidad a la hora de que las empresas decidan dar el paso de almacenar y trabajar con sus datos en la nube.

Asimismo, la imagen corporativa de la empresa se ve afectada positivamente dado que los centros físicos donde se almacenan las nubes tienen un impacto ecológico menor que si cada una de las empresas tuviese su propio centro de servidores. Esto es debido a que estas instalaciones utilizan sistemas eléctricos menos dañinos para el medio ambiente además de reducir su consumo energético. Además, al emplear menos hardware, la huella ecológica de estos centros se ve reducida en el largo plazo debido a que se producen menos residuos.

Las estimaciones sitúan a los sistemas cloud como un nuevo estándar en lo referente a sistemas y aplicaciones empresariales. Se calcula que en el medio plazo la práctica totalidad de las empresas de todo el mundo estén inmersas en proyectos de transformación digital de este tipo.

Conforme a estos datos, lo sensato sería entonces encontrar un socio de confianza con experiencia en este tipo de plataformas para embarcarnos en un proyecto de estas características, alguien que pueda llevar a nuestra empresa un paso hacia adelante.

Transformación Digital – nuevas redes de comunicación

transformacion-digital-nuevas-redes-de-comunicacion_cabecera

Todo está conectado, la mayoría de dispositivos que utilizamos a diario son una ventana a internet donde podemos consultar y ser consultados.

En la mayoría de puestos de trabajos a día de hoy es necesaria una conexión a internet, bien sea para consultar información, para comunicarse con otro departamento/sucursal o para utilizar los servicios cloud de los sistemas utilizados en la empresa. Básicamente se necesitan conexiones de alta velocidad para que el ritmo de trabajo sea el adecuado.

¿Cuántas veces nos hemos quedado tirados porque no teníamos conexión de datos móviles o la señal de Wi-Fi no nos dejaba trabajar a una velocidad razonable? Las conexiones inalámbricas se han asentado en nuestro modo de trabajo sustituyendo a las conexiones por cable.

Actualmente, la velocidad estándar de las redes inalámbricas (Wi-Fi) ofrece conexiones de hasta 3Gbps, pero ya se están desarrollando redes que llegarán a ofrecer hasta un máximo de 8Gbps, un aumento considerable.

En el ámbito de las redes móviles, actualmente se utilizan tanto las redes 3G (hasta 14mbps) como las redes 4G (hasta 1Gbps) aunque las perspectivas son que en unos pocos años alcancemos el siguiente hito: redes 5G con velocidades de hasta 7Gbps.

Esto significa que en el medio plazo las conexiones crecerán de manera exponencial ampliando los horizontes, y por ende, las posibilidades de todos los dispositivos conectados a internet.

Centrándonos en el ámbito empresarial, este hecho significa una mejora sustancial de las comunicaciones tanto entre las personas como entre las máquinas. Las redes M2M y el IoT ya no serán una opción, serán LA opción. Y es que los procesos para la transformación digital que se están llevando a cabo hoy, experimentarán una tremenda aceleración conforme la velocidad de las conexiones aumente.

En conclusión, nos encontramos a las puertas de la conectividad de alta velocidad entre dispositivos, y una empresa tiene la obligación de sumarse a la transformación digital para seguir siendo competitiva. Encontrar un buen aliado que le acompañe en esta transformación es clave para llevar a su empresa un paso más allá permaneciendo competitiva y sumando valor.

Machine Learning

machine_learning_cabecera

En la saga clásica de acción Terminator, la humanidad se ve al borde de la extinción debido a que la inteligencia artificial Skynet ha vuelto las máquinas en contra de las personas. Esta inteligencia artificial tiene la particularidad de que aprende con la experiencia, como una persona haría de manera natural.

A día de hoy, un ejemplo como éste es ciencia ficción pura, pero hay matices que sí que se dan en la tecnología que manejamos a diario.

Una máquina, por definición, está diseñada y construida para realizar una o varias acciones…nada más. No aprende, no crece, no desarrolla nuevas habilidades. Esto también es aplicable a los programas informáticos: realizan las acciones para las que han sido diseñados y escritos.

No obstante, existen algoritmos que sí que aprenden de la experiencia, llegando a predecir qué es lo que va a suceder.

Estos algoritmos son en esencia analítica avanzada, modelos predictivos cuya función es encontrar patrones en la inmensidad de los datos y que funcionan mejor cuantos más datos tienen, es decir, cuanto más aprenden.

A partir de este análisis, los algoritmos crean los modelos matemáticos predictivos que se emplearán con los nuevos datos que se introduzcan en el sistema y generando nuevas predicciones.

Como caso de éxito tenemos a Amazon, cuyo motor de búsqueda predice el producto que más le puede interesar al usuario y lo implementa en su navegador en forma de anuncio. Su motor de Machine Learning tiene suficiente potencia para generar miles de millones de predicciones al día al mismo tiempo que abastece dichas predicciones en tiempo real.

En resumen, la tecnología Machine Learning es una tecnología predictiva aplicada a los grandes volúmenes de datos, como es el caso del Big Data.

Lo interesante del ML radica en su capacidad predictiva y las aplicaciones que puede tener este “conocimiento del futuro” para la toma de decisiones en las empresas, tremendamente importante dada la potencia y la precisión analítica de los algoritmos empleados.

Seguridad en la nube

seguridad-cloud_cabecera

 

Hoy en día se habla constantemente de La Nube, servicios en La Nube, programación en La Nube, almacenamiento en La Nube… tanto en las empresas como a nivel personal, pero: ¿Qué es realmente una nube?

Una nube es un espacio de almacenamiento/trabajo virtual al que se accede a través de cualquier dispositivo con acceso internet y que se materializa en forma de servidores conectados a la red.

Existen cuatro tipos de nubes:

  • Nube pública

Son nubes gestionadas por terceras personas desconocidas donde los datos y los procesos de los mismos se mezclan en los servidores y el usuario no conoce qué otros trabajos de otros clientes están corriendo en el servidor que está utilizando.

  • Nube privada

En este tipo de nubes el usuario gestiona la infraestructura física, el servidor, sabiendo quién tiene acceso a él y qué datos y procesos están almacenados y se están llevando a cabo. Es decir, el cliente controla la nube.

  • Nube comunitaria

Son nubes compartidas por un número de usuarios conocidos de diferentes organizaciones. Estas nubes pueden estar gestionadas por dichas organizaciones o por terceros.

  • Nube híbrida

Estas combinan nube pública y privada, es decir, el usuario es propietario de unas partes y comparte otras (de manera controlada). Esto permite su aprovisionamiento de manera externa pero dificulta el definir qué es lo que se comparte y qué no.

En el caso de las empresas, parece lógico que la opción escogida sea la nube privada, debido a la seguridad que éstas proporcionan en cuanto a saber dónde se encuentran los datos y qué aplicaciones se están utilizando. Pero aún así la nube híbrida es una opción interesante para las organizaciones ya que combina lo mejor de los dos mundos: una protección mayor de los datos almacenados con las ventajas que supone el tener en dicha nube una plataforma de SaaS.

Esta protección extra se puede adquirir teniendo los servidores on-premise, de manera que los responsables de TI de la empresa controlan por completo las aplicaciones y la información que se ejecutan y se almacena en las máquinas.

Y es exactamente eso, el no saber dónde está almacenada la información la que hace poner en duda la seguridad de las nubes.

Los proveedores de este tipo de plataformas deben informar de dónde se va a almacenar la información de la empresa, tanto por temas legales como por lógica en caso de que haya algún problema, pero delegar toda la seguridad a dicho proveedor no es lo adecuado al tratarse de un activo tan sensible y de gran potencial.

Es primordial que las empresas tomen las riendas en este aspecto contratando y aplicando las medidas de seguridad que se estimen oportunas en función de las necesidades de la propia empresa.

La principal medida que se puede aplicar es una correcta decisión del proveedor tanto en SaaS como en IaaS. En el caso del cloud (SaaS), éste proporcionará la infraestructura de software y las herramientas de seguridad que sean necesarias en la nube. La elección del correspondiente host, o proveedor del servidor (IaaS), también es importante, dado que el proveedor proporcionará las soluciones que mejor se adapten a las necesidades y deseos de la empresa en temas de seguridad y potencia, bien sea on-premise u off-premise.

Para finalizar, la mejor medida de seguridad que se puede tomar es la de cifrar la información de manera personalizada y restringir el acceso sólo a las personas que vayan a utilizarla de manera continuada definiendo roles de usuario. Esto garantiza que no se produzcan accesos indebidos, manteniendo la información a salvo y consiguiendo indirectamente una auditoría de quién utiliza la información de nuestra nube.